Una policía del siglo XXI / Leo Zuckermann

El mejor legado del gobierno calderonista podría ser la nueva Policía Federal. Una institución que proteja y sirva a la sociedad. Una corporación dedicada a combatir al crimen organizado. Una organización que ofrezca una carrera de por vida a sus elementos. Que tenga bien alineados los incentivos: zanahorias que promuevan la eficacia, honestidad, respeto a los derechos humanos y rendición de cuentas; garrotes que combatan la ineficacia y corrupción. Una policía, en suma, profesional y digna. Es lo que está tratando de construir, con muchas dificultades, el secretario de Seguridad Pública federal. Y ya se empiezan a ver algunos resultados.
Ahí está, por ejemplo, la Academia Superior de Seguridad Pública en San Luis Potosí. Se trata de una escuela que cuenta con instalaciones de primer nivel incluidos aulas de cómputo, salones de tiro con simuladores, unidades médicas, comedor, habitaciones y todo tipo de edificaciones deportivas. En este lugar ya se capacitan los nuevos mandos policiacos con profesores que vienen de academias de otros países. VER MÁS…
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 75 seguidores

%d personas les gusta esto: