Perú: Policías y guachimanes / Guido Lombardi

Lo que viene sucediendo con la seguridad no puede ser calificado sino de infernal. Hace falta voluntad política para poner en práctica lo que todos los expertos recomiendan: acabar con el pérfido régimen de 24 por 24.

(No hay que olvidar que ese fue un recurso de Vladimiro Montesinos para someter a la Policía –unificada unos años antes– al poder militar).

Eso tiene un elevado costo monetario que obliga a ejecutarlo de manera gradual, con un cronograma preciso de, por ejemplo, tres años. Porque la vida, la seguridad y la tranquilidad de los peruanos lo justifica plenamente. VER MÁS…

Colombia: California abre el debate / Editorial de El Tiempo

La revisión de las estrategias globales en la lucha antidrogas es una tarea que no da espera.
El referendo sobre legalización de la marihuana, que los habitantes de California votarán el próximo martes, ha abierto una discusión sobre la estrategia global de lucha antidrogas. El debate, liderado por el propio presidente de la República, Juan Manuel Santos, tuvo como escenario la cumbre de Tuxtla, en Cartagena, con la presencia de mandatarios y cancilleres de México, República Dominicana y Centroamérica, golpeados todos por los embates del tráfico de estupefacientes.  VER MÁS…

México: La violencia cuesta $9,640 por persona

Las empresas destinan un total de 8 mil millones de dólares para la contratación de diversos servicios de seguridad privada según información del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP)
La Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin) aseguró que en un año cada persona en el país destina 770 dólares en promedio (9 mil 640 pesos) en temas relacionados con la inseguridad, cifra equivalente a 7% del Producto Interno Bruto. VER MÁS…

Honduras: Resurgimiento de una “justicia privada” / Carlos Javier Martínez

La convivencia entre algunas personas en Honduras se ha vuelto inmanejable, no hay confianza en el sistema policial, judicial y político, debido a esta situación ha surgido la justicia privada o de venganza; donde un individuo que ha ocasionado un daño o una lesión a otro no se le quiere someter a los tribunales, sino que a la justicia del “ojo por ojo y diente por diente”.
Hoy en día los valores de la vida humana se han reducido casi a cero, hay quienes determinan a una persona por su apariencia o por su poder; o como dicen algunos: “Tanto tienes, tanto vales” no existe una conciencia social o cristiana clara del porqué conservar la vida del prójimo. VER MÁS…

Argentina: Seguridad privada, sin controles / Darío Kosovsky

Independientemente de la real dimensión del problema de los robos en los barrios cerrados para la seguridad pública en la Argentina, los hechos de las últimas semanas vuelven a poner en escena la falta de ideas y de voluntad para la intervención pública en el mercado de la inseguridad.
En provecho del corrimiento estatal, y en muchos casos nutriéndolo, los servicios de seguridad privada no han detenido su expansión desde hace más de 20 años. En el marco del registro estatal mueven miles de millones de pesos por año, ponen en circulación cientos de miles de armas de fuego, vehículos y otras tecnologías de “investigación” y monitoreo. VER MÁS…

Chile: Gobierno designa a Jorge Nazer como nuevo director de la División de Seguridad Pública

Repartición jugará un rol estratégico en la lucha contra la delincuencia durante la administración Piñera.
Empresario es el creador de la firma ALTO, especializada en combatir con novedosas técnicas el “robo hormiga” en el retail . Contará con la colaboración de una “mesa asesora”, a la espera de que se apruebe la creación de una subsecretaría.
Fue uno de los temas clave en la campaña que llevó a Sebastián Piñera hasta La Moneda: la promesa de combatir a la delincuencia estuvo dentro de los principales compromisos del actual Mandatario, y aunque la reconstrucción tras el terremoto ha concentrado buena parte de las primeras medidas, el Gobierno pretende no bajar la guardia en lo que consideran un área emblemática. VER MÁS…

El Salvador: Criminalidad: Dialéctica en la prevención-represión / Oscar A. Fernández O.

En El Salvador, como mejor respuesta a los graves problemas de convivencia social que afrontamos, el régimen político autoritario insiste en la necedad de continuar aplicando los remedios del derecho penal tradicional, fundado en el carácter de la razón de Estado por encima de la razón humana. A mediados del siglo XVIII, los reformadores del sistema penal antiguo iniciaban una polémica que aquí está lejos de resolverse. Cesare Beccaria, en su célebre tratado De los delitos y de las penas (1764), ya sostenía que «es mejor evitar los delitos que castigarlos». No obstante esta filosofía reformista no es tomada en cuenta por sus detractores conservadores. ¿Qué es preferible entonces? ¿Un sistema penal más severo, restrictivo y punitivo o una prevención organizada y más extensiva en la sociedad? VER MÁS…

Argentina: Buenos Aires lleva gastados en 2009 más de $26 M en seguridad privada

El Ejecutivo de la ciudad de Buenos desembolsó este año 26.614 millones de pesos en servicios de custodia privada. El dato sale a la luz en medio de la polémica surgida con la Policía Federal, a la que la Ciudad le debe $40 millones por servicios adicionales prestados. Esta es la nómina de las empresas que se contratan.

0195609G--ARGENTINA 2--2 NOV

La Dirección de Custodias y Seguridad de los Bienes de Gobierno contaba este año con un presupuesto total de $70.954 millones. De los cuales, hasta el momento, se lleva ejecutado el 55,05 por ciento (es decir $39.057.781,21). Y en lo que respecta al pago específico de servicios de seguridad privada, dentro de dicha partida, sobre una presupuesto de de $49.915.252 hay ejecutado $26.614.802,4 (53.32%). Estas son las cifras oficiales, de lo devengado al 30 de junio.
En 2008, en tanto, el total destinado a seguridad privada fue de $108.579.429,77, con el 97% del presupuesto ejecutado.
La Dirección de Custodias está a cargo de la Subsecretaría de Seguridad Urbana, de Matías Molinero, que se encuentra a su vez dentro de la órbita del Ministerio de Justicia y Seguridad, que dirige el ex juez federal Guillermo Montenegro. VER MÁS…

El Salvador: Democracia y seguridad privada (3) / René Martínez Pineda

Valorando la probable magnitud política y el peso económico de esa “industria”, hay que tener la certeza de que la inseguridad ciudadana puede botar, con brutalidad y rapidez, cualquier democracia, tanto como los golpes militares lo hicieron, y hacen, pongamos por caso, en Honduras.
Desde las causas que la justifican como mercancía, la seguridad privada es, quiérase o no, el pago de una “renta legal”, una extorsión con registros contables, en la que el tatuaje del que la cobra es sustituido por un uniforme, y eso hace sentir mejor al cliente.
En esto, hay una contradicción fundamental e intrínseca, una viciosa y dulce paradoja de la seguridad privada: la delincuencia no se resolverá con ella, porque eso no sería un buen negocio. VER MÁS…

Nicaragua: Managua Más vigilancia y armas para la Alcaldía

Comuna capitalina programa más de C$36 millones en esos rubros.
Como si el país fuera a entrar en una guerra el próximo año, la Administración sandinista de la Alcaldía de Managua pretende destinar 36 millones de córdobas en la contratación de servicios de vigilancia privada y otros cien mil córdobas para la compra de armas y equipo militar de seguridad interna.
De acuerdo con la propuesta del presupuesto de la comuna capitalina para el 2010, el rubro proyectado en la contratación de vigilancia privada implica un aumento de más de 11 millones de córdobas en comparación con lo programado para el 2009, que es de 25 millones de córdobas.
Con relación al presupuesto para la compra de armas y equipo militar, en este año no hay ningún rubro para eso, sin embargo ya está “amarrado” para el 2010. VER MÁS…

Argentina: Vigilan la ciudad de Buenos Aires con agentes privados

El gobierno porteño los utiliza desde ayer para custodiar sitios públicos, ante la decisión de la Policía Federal de reducir los adicionales.1081460--ARGENTINA 2 NOV
El gobierno porteño comenzó ayer a cubrir con agentes propios y de empresas de seguridad privada la custodia de más de 40 sitios públicos la ciudad, entre ellos parques y plazas. La decisión de la Policía Federal de reducir sus servicios adicionales en 223 objetivos -lo que anticipó LA NACION en forma exclusiva- responde a una millonaria deuda que el gobierno de Mauricio Macri mantiene con esa fuerza, aunque los funcionarios locales dijeron ayer que esperan llegar a un acuerdo.
“Desde ayer, la Policía Federal comenzó a relevar a sus agentes de los objetivos asignados, tal cual estaba previsto de acuerdo con el anuncio que realizaron. En consecuencia, comenzamos a suplantar a los uniformados con agentes de empresas de seguridad privada y con agentes propios”, dijo ayer a LA NACION el subsecretario de Seguridad porteño, Matías Molinero.
Además del servicio que la ciudad contrata de la Policía Federal, tiene 440 agentes de la Dirección General de Custodia y Seguridad (sólo 45 tienen permiso de portación de armas), y 2000 efectivos de seguridad privada. VER MÁS…

El Salvador: Democracia y seguridad privada (2) / René Martínez Pineda

La lógica de acumulación-revalorización de capital (en áreas vetadas en la idea original de discriminación positiva -acto civilizatorio que no debe retractarse-) roe el reconocimiento social de los aparatos, flujos e instancias estatales ortodoxas de representación política.
Por eso –invocando la mano invisible de Adam Smith- las transnacionales y el capital financiero fortalecieron el poder de afectación de su actuar, más allá de lo económico, mientras que el Estado-nación perdió-cedió el control de las áreas socio-políticas porque siguió, al pie de la letra, la cínica recomendación de “no meter mano” en la regulación del proceso productivo en el seno de sus fronteras, aunque sí la haya metido, generosamente, cuando sanó las quiebras privadas –extorsionando, pongamos por caso, fondos públicos hasta por un monto de 122,000 millones de dólares, dados a la AIG, en EE.UU.- sin que haya una excusa válida al respecto, ni siquiera lo es la del empleo generado, porque éste no compensa el monto extorsionado.
Unos autores atan el desarrollo de la “industria de la seguridad privada” con las mutaciones estatales (en el marco de necias crisis económicas y del auge de la delincuencia) resolviendo perversamente –según los cánones de cualquier industria- el cómo, cuándo, cuánto y para quién de esa mercancía intangible. VER MÁS…

Chile: Reportan fuerte incremento de seguridad privada

Chile: Reportan fuerte incremento de seguridad privada
La industria de la seguridad privada en Chile registró en los últimos años un fuerte incremento, hasta casi alcanzar la inversión en seguridad pública, con un gasto que superó los mil 200 millones de dólares en 2008, reveló hoy un estudio.
De acuerdo a un reporte del Instituto Libertad y Desarrollo (ILD), el gasto de la industria privada de seguridad superó los mil 200 millones de dólares en 2008, lo que casi equivale a la inversión que realiza el sector público en la materia, de mil 810 millones.
En las empresas privadas de seguridad, en tanto, trabajan 120 mil guardias, contra los 42 mil efectivos que integran la militarizada policía de Carabineros y los cinco mil 379 agentes que hacen parte de la Policía civil de Investigaciones, añadió el informe.
El ILD detalló que en ocho años, el gasto en la industria de la seguridad privada en Chile se incrementó un 118 por ciento, al pasar de 549 millones de dólares en 2000, a mil 200 millones de dólares en 2008.
En materia de combate a la delincuencia, en tanto, los recursos destinados a ese fin llegaron a tres mil 268 millones de dólares el año pasado, lo que representa un fuerte incremento en relación a 2000, cuando se gastaron mil 738 millones de dólares.

La industria de la seguridad privada en Chile registró en los últimos años un fuerte incremento, hasta casi alcanzar la inversión en seguridad pública, con un gasto que superó los mil 200 millones de dólares en 2008, reveló hoy un estudio.

De acuerdo a un reporte del Instituto Libertad y Desarrollo (ILD), el gasto de la industria privada de seguridad superó los mil 200 millones de dólares en 2008, lo que casi equivale a la inversión que realiza el sector público en la materia, de mil 810 millones.

En las empresas privadas de seguridad, en tanto, trabajan 120 mil guardias, contra los 42 mil efectivos que integran la militarizada policía de Carabineros y los cinco mil 379 agentes que hacen parte de la Policía civil de Investigaciones, añadió el informe.

El ILD detalló que en ocho años, el gasto en la industria de la seguridad privada en Chile se incrementó un 118 por ciento, al pasar de 549 millones de dólares en 2000, a mil 200 millones de dólares en 2008. VER MÁS…

República Dominicana: Empresarios temen por la inseguridad

República Dominicana: Empresarios temen por la inseguridad
La falta de iluminación en importantes zonas de la Capital incentiva la delincuencia.
El presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Lisandro Macarrulla, manifestó ayer que es de gran preocupación para el sector privado la inseguridad ciudadana que afecta al país y demanda que esa situación se revierta por la importancia que reviste para el turismo.
Macarrulla dijo que el empresariado busca llevar ese tema a un gran debate en la sociedad, porque afecta la actividad económica del país, sobre todo porque el secuestro es una situación novedosa en esta sociedad.
Recordó que República Dominicana vive del turismo y uno de los puntos principales radica en que el país se vendía por la seguridad y con la nueva situación cada vez se hace más difícil venderlo.
El dirigente empresarial fue entrevistado en el programa Hoy Mismo, que se transmite por Color Visión.
“Mucha gente está invirtiendo en seguridad, pero eso no es ni siquiera lo que más nos preocupa, es el nivel de incertidumbre. Nosotros somos un país que aparte de que vivimos del turismo tenemos que crear las condiciones para que la inversión extranjera venga a República Dominicana”, dijo.
Macarrulla precisó, no obstante, que hay patrullaje en las calles y que en el Conep se creó el Coneprec (Consejo Empresarial para la Prevención del Crimen) que dirigía Celso Marranzini, desde donde se trabaja permanentemente con la Policía Nacional, “y hemos estado trabajando conjuntamente con el actual jefe de la Policía Nacional”. Dijo que como empresarios y miembros de la sociedad hacen sugerencias pero que las políticas públicas son responsabilidad de los gobiernos.

Planificación. Lisandro Marculla pide aplicar políticas efectivas.

La falta de iluminación en importantes zonas de la Capital incentiva la delincuencia.  El presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Lisandro Macarrulla, manifestó ayer que es de gran preocupación para el sector privado la inseguridad ciudadana que afecta al país y demanda que esa situación se revierta por la importancia que reviste para el turismo.

Macarrulla dijo que el empresariado busca llevar ese tema a un gran debate en la sociedad, porque afecta la actividad económica del país, sobre todo porque el secuestro es una situación novedosa en esta sociedad.

“Mucha gente está invirtiendo en seguridad, pero eso no es ni siquiera lo que más nos preocupa, es el nivel de incertidumbre. Nosotros somos un país que aparte de que vivimos del turismo tenemos que crear las condiciones para que la inversión extranjera venga a República Dominicana”, dijo.  VER MÁS…

El Salvador: Democracia y seguridad privada / René Martínez Pineda

El Salvador: Democracia y seguridad privada (1) / René Martínez Pineda
Existe, aunque el lector crea que es una exageración ideológica, una relación inversamente proporcional entre democracia y seguridad privada, en cuanto que el aumento sustancial del peso económico de la segunda, apoca y opaca al espíritu-nación de la primera, degradándola o pervirtiéndola. Peligrosamente, en las últimas dos décadas hemos visto cómo la seguridad privada se ha ido posicionando, por razones creadas intencionalmente, en un lugar privilegiado, tanto en los grandes medios de comunicación como en el imaginario social del salvadoreño pedestre.
Así, el vigilante privado –otrora una excentricidad de muy pocos, lo que le daba a éste un perfil de sacado de un gremio de artesanos medievales- se ha convertido en un elemento de la cotidianidad urbana; de las crónicas de las muertes anunciadas; del rumor cultural que los hace ser los informantes clave por excelencia –pasando del papel concreto en las investigaciones cualitativas, al papel general en el diario vivir que puede ser usado, incluso, por el delincuente- pues, es quien “sabe todo de todos (y quien dice “todo”, dice que conoce hasta las infidelidades de la vecina del 32); de las nuevas leyendas urbanas que lo convierten, primero, en el infalible “don Juan” de la colonia, desplazando al policía; y, segundo, en el individuo perverso que, de no pagarse la cuota mensual de seguridad, conoce el conjuro para que, por casualidad o mala suerte, sea asaltada la casa del moroso. VER MÁS…

Existe, aunque el lector crea que es una exageración ideológica, una relación inversamente proporcional entre democracia y seguridad privada, en cuanto que el aumento sustancial del peso económico de la segunda, apoca y opaca al espíritu-nación de la primera, degradándola o pervirtiéndola. Peligrosamente, en las últimas dos décadas hemos visto cómo la seguridad privada se ha ido posicionando, por razones creadas intencionalmente, en un lugar privilegiado, tanto en los grandes medios de comunicación como en el imaginario social del salvadoreño pedestre.

Así, el vigilante privado –otrora una excentricidad de muy pocos, lo que le daba a éste un perfil de sacado de un gremio de artesanos medievales- se ha convertido en un elemento de la cotidianidad urbana; de las crónicas de las muertes anunciadas; del rumor cultural que los hace ser los informantes clave por excelencia –pasando del papel concreto en las investigaciones cualitativas, al papel general en el diario vivir que puede ser usado, incluso, por el delincuente- pues, es quien “sabe todo de todos (y quien dice “todo”, dice que conoce hasta las infidelidades de la vecina del 32); de las nuevas leyendas urbanas que lo convierten, primero, en el infalible “don Juan” de la colonia, desplazando al policía; y, segundo, en el individuo perverso que, de no pagarse la cuota mensual de seguridad, conoce el conjuro para que, por casualidad o mala suerte, sea asaltada la casa del moroso. VER MÁS...

Chile: Gobierno valora rol que juega el sector privado en temas de seguridad

Tras conocerse estudio de LyD:
Gobierno valora rol que juega el sector privado en temas de seguridad
Subsecretario Rosende dijo que hay conciencia de que la tarea es conjunta.
El Gobierno valoró ayer los resultados sobre el costo de la delincuencia según los aportes privado y público realizado por el Instituto Libertad y Desarrollo (LyD), porque deja de manifiesto que “se está instalando” en la ciudadanía la idea de que la tarea del combate al delito debe asumirse de manera conjunta.
Según este estudio, publicado ayer por Economía y Negocios de “El Mercurio”, el año pasado se gastaron US$ 3.268 millones en seguridad, de los cuales US$ 1.810 corresponden al sector público y US$ 1.458 al privado. VER MÁS…

Tras conocerse estudio de LyD: Gobierno valora rol que juega el sector privado en temas de seguridad.

Subsecretario Rosende dijo que hay conciencia de que la tarea es conjunta.

El Gobierno valoró ayer los resultados sobre el costo de la delincuencia según los aportes privado y público realizado por el Instituto Libertad y Desarrollo (LyD), porque deja de manifiesto que “se está instalando” en la ciudadanía la idea de que la tarea del combate al delito debe asumirse de manera conjunta.

Según este estudio, publicado ayer por Economía y Negocios de “El Mercurio”, el año pasado se gastaron US$ 3.268 millones en seguridad, de los cuales US$ 1.810 corresponden al sector público y US$ 1.458 al privado. VER MÁS…

Chile:La seguridad de las rejas / Lucía Dammert

Las últimas semanas se ha generado un debate sobre la posibilidad de cerrar ciertos pasajes o calles con rejas que limiten el acceso a extraños a determinadas horas para de esta forma lograr mayores niveles de seguridad. A este debate que ha tenido a los alcaldes exigiendo mayores capacidades de decisión, ha sido ratificado por el Informe de Habitat 2009 que explicita que Santiago es una ciudad enrejada.
Pero Santiago no es única en este sentido.  América Latina y sus principales ciudades evidencian un incremento sustancial del uso de rejas, cercos eléctricos y otro tipo de mecanismos para limitar la capacidad de ingreso a casas o condominios. En la mayoría de países esta situación se explica por incrementos complejos de la criminalidad, y la inexistencia de una fuerza pública capaz de resolver el problema y brindar seguridad a la población.  En muchos casos, además de estas iniciativas, se suma la presencia de cámaras de televisión, guardias de seguridad e incluso guardias fuertemente armados para disuadir a los criminales.VER MÁS…

Las últimas semanas se ha generado un debate sobre la posibilidad de cerrar ciertos pasajes o calles con rejas que limiten el acceso a extraños a determinadas horas para de esta forma lograr mayores niveles de seguridad. A este debate que ha tenido a los alcaldes exigiendo mayores capacidades de decisión, ha sido ratificado por el Informe de Habitat 2009 que explicita que Santiago es una ciudad enrejada.

Pero Santiago no es única en este sentido.  América Latina y sus principales ciudades evidencian un incremento sustancial del uso de rejas, cercos eléctricos y otro tipo de mecanismos para limitar la capacidad de ingreso a casas o condominios. En la mayoría de países esta situación se explica por incrementos complejos de la criminalidad, y la inexistencia de una fuerza pública capaz de resolver el problema y brindar seguridad a la población.  En muchos casos, además de estas iniciativas, se suma la presencia de cámaras de televisión, guardias de seguridad e incluso guardias fuertemente armados para disuadir a los criminales.VER MÁS…

FLACSO-Chile: “Seguridad Privada en América Latina: el lucro y los dilemas de una regulación deficitaria”

El presente Reporte, aborda el fenómeno de la seguridad privada en países de América Latina, en razón de la importancia que ha adquirido como actividad complementaria o coadyuvante de la acción de las fuerzas de seguridad del Estado, especialmente en el ámbito de la seguridad pública, el control del delito y el mantenimiento del orden. En la región, la fuerte expansión de este sector se produce, principalmente, a partir de los años 90, cuando el fenómeno de la inseguridad asume un rol protagónico ante el aumento de la violencia y la delincuencia en la mayoría de los países.
En este escenario, se intensifica la contratación de guardias y vigilantes privados para la protección de residencias, bienes y personas transformándose el acceso a la seguridad en un bien disponible en el mercado. En este punto, surge el problema real que nos plantea la seguridad: la delegación que el Estado hace del monopolio del uso (legítimo) de la fuerza en entidades comerciales movidas por el lucro. VER MÁS…

Importante Reporte, aborda el fenómeno de la seguridad privada en países de América Latina, en razón de la importancia que ha adquirido como actividad complementaria o coadyuvante de la acción de las fuerzas de seguridad del Estado, especialmente en el ámbito de la seguridad pública, el control del delito y el mantenimiento del orden. En la región, la fuerte expansión de este sector se produce, principalmente, a partir de los años 90, cuando el fenómeno de la inseguridad asume un rol protagónico ante el aumento de la violencia y la delincuencia en la mayoría de los países.

En este escenario, se intensifica la contratación de guardias y vigilantes privados para la protección de residencias, bienes y personas transformándose el acceso a la seguridad en un bien disponible en el mercado. En este punto, surge el problema real que nos plantea la seguridad: la delegación que el Estado hace del monopolio del uso (legítimo) de la fuerza en entidades comerciales movidas por el lucro. VER MÁS…

Perú: Dicscamec capacitará y acreditará al personal de seguridad privada

Los vemos en discotecas, conciertos y todo espectáculo masivo donde se les encarga la seguridad. Ellos no usan armas de fuego ni palos de goma como los vigilantes convencionales, pues su intimidante apariencia física es en sí misma su herramienta de trabajo: miden 1,80 metros, pesan 90 kilos y tienen cuerpos de fisicoculturistas.
Se les conoce coloquialmente como “vips” por el nombre de la empresa que los popularizó, aunque lo correcto sería llamarlos agentes entrenados para el control de multitudes. Acusados de ser personajes violentos e intratables por incidentes que protagonizaron, el oficio de los “vips” hoy está en debate.VER MÁS…

Los vemos en discotecas, conciertos y todo espectáculo masivo donde se les encarga la seguridad. Ellos no usan armas de fuego ni palos de goma como los vigilantes convencionales, pues su intimidante apariencia física es en sí misma su herramienta de trabajo: miden 1,80 metros, pesan 90 kilos y tienen cuerpos de fisicoculturistas.

Se les conoce coloquialmente como “vips” por el nombre de la empresa que los popularizó, aunque lo correcto sería llamarlos agentes entrenados para el control de multitudes. Acusados de ser personajes violentos e intratables por incidentes que protagonizaron, el oficio de los “vips” hoy está en debate.VER MÁS…

Perú: Seguridad y agresión privada / Juan de la Puente

El incremento de la inseguridad ciudadana ha disparado la industria de la seguridad privada, un mecanismo de compensación que actúa regularmente en todos los ámbitos, desde el barrio hasta la gran empresa. Si reunimos imaginariamente los efectivos de esta actividad tendríamos un auténtico ejército privado y uniformado, aunque no deberíamos imaginarnos demasiado para alertar sobre la impunidad de una actividad cuyas prácticas se zafan del débil esfuerzo controlador del Estado. Todo esto a propósito de la salvaje golpiza que recibió hace días el joven Rodrigo Campos en la Discoteca Aura de Miraflores. La impunidad inmediata se grafica en el hecho que, en este caso, ni el municipio, fiscalía o Policía Nacional hayan actuado con celeridad y de oficio.
La pretendida extraterritorialidad de los espacios a cargo de la seguridad privada es la base de esta impunidad. Se presume que donde no opera la seguridad estatal el fin justifica los medios; es decir, que los derechos fundamentales de una persona se presumen violables si uno accede de modo voluntario a un lugar. Así, discotecas, restaurantes, clínicas, oficinas públicas, bancos, terminales de transporte, centros de enseñanza y galerías comerciales, entre otros, se han convertido en áreas de agresión cotidiana. Parece ser el precio de violencia que se cobra por protegerse de la violencia, o una forma de repelar la agresión identificándose con los métodos ella.vER MÁS…

El incremento de la inseguridad ciudadana ha disparado la industria de la seguridad privada, un mecanismo de compensación que actúa regularmente en todos los ámbitos, desde el barrio hasta la gran empresa. Si reunimos imaginariamente los efectivos de esta actividad tendríamos un auténtico ejército privado y uniformado, aunque no deberíamos imaginarnos demasiado para alertar sobre la impunidad de una actividad cuyas prácticas se zafan del débil esfuerzo controlador del Estado. Todo esto a propósito de la salvaje golpiza que recibió hace días el joven Rodrigo Campos en la Discoteca Aura de Miraflores. La impunidad inmediata se grafica en el hecho que, en este caso, ni el municipio, fiscalía o Policía Nacional hayan actuado con celeridad y de oficio.

La pretendida extraterritorialidad de los espacios a cargo de la seguridad privada es la base de esta impunidad. Se presume que donde no opera la seguridad estatal el fin justifica los medios; es decir, que los derechos fundamentales de una persona se presumen violables si uno accede de modo voluntario a un lugar. Así, discotecas, restaurantes, clínicas, oficinas públicas, bancos, terminales de transporte, centros de enseñanza y galerías comerciales, entre otros, se han convertido en áreas de agresión cotidiana. Parece ser el precio de violencia que se cobra por protegerse de la violencia, o una forma de repelar la agresión identificándose con los métodos ella.VER MÁS…

América Latina/ Inseguridad, una pandemia /Alfonso Zárate

El crimen organizado es una pandemia que recorre América Latina; una calamidad que se expande y ejerce, casi sin límites, poderes de vida y muerte. Integrantes de las corporaciones policiales se han convertido, desde México hasta Argentina, en los principales responsables de asaltos, secuestros, torturas y asesinatos; para agudizar estos males, en la mayoría de los casos las víctimas son los más pobres de las ciudades y del campo; sin embargo, los delitos que adquieren mayor resonancia son aquellos que sufren miembros de la élite económica o política. Las reformas tendentes a profesionalizar las corporaciones policiales caminan con dificultad o, de plano, muestran retrocesos.
Lo anterior meramente confirma el viejo dictum: “A los latinoamericanos nos hermanan los defectos”. En todas nuestras naciones, el crimen organizado amenaza la gobernabilidad y los estados no pueden garantizar la seguridad de sus sociedades.vER MÁS…

El crimen organizado es una pandemia que recorre América Latina; una calamidad que se expande y ejerce, casi sin límites, poderes de vida y muerte. Integrantes de las corporaciones policiales se han convertido, desde México hasta Argentina, en los principales responsables de asaltos, secuestros, torturas y asesinatos; para agudizar estos males, en la mayoría de los casos las víctimas son los más pobres de las ciudades y del campo; sin embargo, los delitos que adquieren mayor resonancia son aquellos que sufren miembros de la élite económica o política. Las reformas tendentes a profesionalizar las corporaciones policiales caminan con dificultad o, de plano, muestran retrocesos.

Lo anterior meramente confirma el viejo dictum: “A los latinoamericanos nos hermanan los defectos”. En todas nuestras naciones, el crimen organizado amenaza la gobernabilidad y los estados no pueden garantizar la seguridad de sus sociedades. VER MÁS…

Argentina: Un fallo judicial avaló el acceso a la información sobre agencias de seguridad privada en la ciudad de Buenos Aires

justiceEn respuesta a una acción de amparo presentada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la justicia porteña ordenó al gobierno de la ciudad proporcionar información sobre estas agencias y declaró la inconstitucionalidad del artículo 21 de la ley de seguridad privada de la ciudad, que limita su acceso.

El caso se originó en un amparo presentado por el periodista Diego Martínez, con el patrocinio del CELS, luego de que la Dirección General de Seguridad Privada le negara en dos ocasiones el acceso a la información de los nombres de los dueños, socios, y de todo el personal registrado en dos agencias privadas de seguridad que operan en la ciudad. El pedido se fundaba en la sospecha de que ambas agencias podían encontrarse bajo control de ex militares acusados por violaciones de derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar, y se basaba en el derecho humano de acceso a la información como presupuesto para la participación ciudadana en el control de las acciones de gobierno.VER MÁS…

El caso se originó en un amparo presentado por el periodista Diego Martínez, con el patrocinio del CELS, luego de que la Dirección General de Seguridad Privada le negara en dos ocasiones el acceso a la información de los nombres de los dueños, socios, y de todo el personal registrado en dos agencias privadas de seguridad que operan en la ciudad. El pedido se fundaba en la sospecha de que ambas agencias podían encontrarse bajo control de ex militares acusados por violaciones de derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar, y se basaba en el derecho humano de acceso a la información como presupuesto para la participación ciudadana en el control de las acciones de gobierno.VER MÁS…

Guatemala: intereses detrás de la ley de empresas de seguridad

El Congreso incluyó la ley de empresas de seguridad privada en la agenda del Acuerdo de Seguridad.

Las empresas privadas de seguridad son consideradas un ejército paralelo, porque poseen más agentes, en relación con la Policía Nacional Civil y el mismo Ejército.
Aproximadamente, en Guatemala hay cien mil guardias de seguridad privados, y su número supera a la Policía y el Ejército.
La mayoría de éstos tiene escasa escolaridad y es mal remunerada; sin embargo, manipula armamento ofensivo, según un diagnóstico efectuado por organizaciones civiles.VER MÁS…

El Congreso incluyó la ley de empresas de seguridad privada en la agenda del Acuerdo de Seguridad.

Las empresas privadas de seguridad son consideradas un ejército paralelo, porque poseen más agentes, en relación con la Policía Nacional Civil y el mismo Ejército.

Aproximadamente, en Guatemala hay cien mil guardias de seguridad privados, y su número supera a la Policía y el Ejército.

La mayoría de éstos tiene escasa escolaridad y es mal remunerada; sin embargo, manipula armamento ofensivo, según un diagnóstico efectuado por organizaciones civiles. VER MÁS…

Chile: aumento de la seguridad privada

Según los antecedentes disponibles, la seguridad privada se ha duplicado en los últimos cuatro años y habría empleado a unas 120 mil personas en 2008. De ser efectivas estas cifras -que no han sido contradichas-, es natural que el Gobierno, como lo ha expresado la subsecretaria de Carabineros, esté revisando la normativa al respecto, para asegurar transparencia y para mejorar y fortalecer los sistemas de fiscalización. Actualmente, la acreditación de estos sistemas se encuentra entregada al OS-10 de Carabineros, el que debe destinar a ello parte de su personal y recursos.

Mucho más allá de lo anterior, es necesario que el país se adentre en el verdadero problema que origina es-te incremento de la seguridad privada. Desde luego, ella es legítima respuesta de las personas a la inseguridad para sus vidas y sus bienes a resultas de una delincuencia que no cesa de crecer, año a año, desde que existen estadísticas de relativa solidez técnica y confiabilidad. De ello dan cuenta la crónica cotidiana de todos los medios y la experiencia de todos los sectores socioeconómicos. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 75 seguidores