Perú: Los increíbles números del ministro Urresti / Editorial El Comercio

Hasta ahora, los avances en el esencial tema de la seguridad parecen reducirse a una serie de números que no calzan.

Si el tema de la inseguridad era, como en varios momentos lo sostuvieron nuestras más altas autoridades, un asunto de percepción, entonces no cabe duda de que el Gobierno hizo el nombramiento preciso llevando a Daniel Urresti al Ministerio del Interior. En menos de dos meses en el cargo, el ministro ha logrado la aprobación del 46% de la ciudadanía, según Pulso Perú. Está claro, pues, que cada vez más peruanos tienen la percepción de que la inseguridad, que antes parecía absolutamente desbordada, ahora está siendo controlada. El don de semiubicuidad desplegado por el ministro desde que asumió el cargo en cuanto operativo policial ocurre está aparentemente rindiendo sus frutos. VER MÁS…

Perú: ¿Quién protege a la policía? / Editorial El Comercio

Muchas agresiones a efectivos policiales siguen quedando impunes.

Ángel Vigo Noriega, golpeado por dos sujetos en estado de ebriedad. María del Pilar Luna Better y Katerine Aybar Calle, agredidas física y verbalmente mientras trabajaban. Gustavo Pareja García, atropellado por cumplir con sus labores. La lista podría continuar, pero antes nos preguntamos: ¿qué tienen en común estas personas? Todas ellas son efectivos de la Policía Nacional del Perú que en los últimos meses fueron agredidos mientras cumplían sus funciones.

Lamentablemente este tipo de situaciones son pan de cada día y las cifras son desalentadoras. Hace poco el ministro del Interior, Daniel Urresti, declaró que, desde que asumió la cartera menos de mes y medio atrás, 22 policías fueron agredidos en Lima y Callao y hasta el momento tan solo tres de los agresores están con orden de detención preventiva. La impunidad es la regla. VER MÁS…

México: Gobierno de Sinaloa crea ley que no permitirá a medios reportar temas de seguridad / Majo Siscar

El Congreso aprobó una reforma a las leyes de justicia y seguridad que prohíbe a la prensa el “manejo de información relacionada con la seguridad pública o la procuración de justicia”… a menos que sea la proporcionada por el mismo gobierno.

¿Se imagina que para reportar la violencia que acontece en el país los periodistas solo diéramos la versión de la Procuraduría? Eso es lo que pretende el gobierno de Sinaloa, que aprobó el miércoles un dictamen que no permite a los medios grabar audio, video o tomar fotografías a las personas involucradas en un evento delictivo, ni reportar información de seguridad pública o de procuración de justicia que no se desprenda de un boletín elaborado por las autoridades. Así la reforma a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia y a la Ley de Seguridad Pública que aprobaron por unanimidad en el Congreso estatal.

El dictamen tenía la intención explícita de armonizar ambas legislaciones con el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Sin embargo, entre varias disposiciones colaron el artículo 51bis dedicado directamente a los medios de comunicación y que va mucho más allá de la protección a los derechos de las víctimas e inculpados de un delito que contempla la Reforma Penal federal. VER MÁS…

Perú: Promesas Incumplidas / Editorial El Comercio

El estado de nuestras comisarías hace pensar que nuestra seguridad seguirá fuera de control.

No hay plan de seguridad ciudadana posible que no aterrice en las comisarías. Lo que sea que el Ministerio del Interior piense que es necesario hacer para devolver la paz a nuestras calles tiene que bajar por los canales de su organización hasta las comisarías que estarán encargadas de ejecutarlo en cada barrio o distrito. Las comisarías son, por así decirlo, los brazos y las piernas de cualquier estrategia de seguridad ciudadana. Si no están en buen estado, no importarán, por muy bien pensados que estén, los caminos y las metas que pueda proyectar la cabeza: no habrá como recorrer los primeros ni como alcanzar las segundas.VER MÁS…

Colombia: Droga: no hay que cantar victoria / Editorial El Colombiano

El hecho de que Colombia le esté ganando la guerra a la droga en términos de áreas cultivadas, producción de cocaína, cargamentos de cocaína incautados y descenso en el número de muertes asociadas a este negocio ilícito, no permite aún cantar victoria y menos aflojar en las políticas de lucha contra el narcotráfico y sus actividades conexas como el lavado de activos.

Se apresura el Gobierno al considerar que el mantener estables los cultivos en 48 mil hectáreas cultivadas da pie a plantear un giro en la política antidrogas, cuando aún seguimos siendo el segundo mayor productor mundial de hojas de coca, después de Perú, y que el consumo de drogas no ha disminuido en el mundo. VER MÁS…

Perú: Semillas policiales / Editorial El Comercio

La seguridad no mejorará si no se invierte en las escuelas de formación de la PNP.

Está de más decir que la inseguridad es la mayor preocupación de los peruanos hoy en día. Sin embargo, ¿cuánto le preocupa al gobierno la formación de quienes estarán encargados de cuidar a la ciudadanía?

La respuesta parece ser que no mucho, al menos si nos guiamos por un informe de la Defensoría del Pueblo sobre el estado de las escuelas de formación de la Policía Nacional del Perú (PNP) publicado recientemente. En este, la Defensoría da cuenta de lo que encontró al inspeccionar, entre setiembre y diciembre del 2013, 19 de las 28 escuelas técnico superiores que forman suboficiales en nuestro país. VER MÁS…

Perú: El contrato Urresti / Editorial El Comercio

Lo que este país necesita hace muchos años es un ministro del Interior que reestructure su cartera.

El flamante ministro del Interior tiene un estilo que, sin duda alguna, es peculiar. En los pocos días que lleva en el cargo ha protagonizado una serie de apariciones que han llamado mucho la atención. En la ceremonia de asunción del cargo prefirió dejar el micrófono para arengar a viva voz a los policías y terminar su discurso pidiendo tres ‘ra’ por la institución con sonoros golpes de pie en el piso. Al día siguiente lo vimos por televisión, vestido de policía, encabezando dos operaciones policiales. En la primera, la policía intervino en el llamado Nuevo San Jacinto ubicado en la Victoria, donde se comercializan partes de autos robadas, y recuperó una serie de motores, cajas de cambios, arrancadores, alternadores y otras piezas. En la segunda, la policía condujo a 39 vehículos con papeletas y a sus choferes a la comisaría. Un día después, el ministro dirigió nuevas operaciones en distintos distritos de la capital en las que se detuvo a 60 sujetos implicados en diversos delitos y se incautaron armas de fuego, droga y celulares robados. Posteriormente, el ministro apareció presentando 83 armas confiscadas a empresas comercializadoras de armas y municiones que operan en el departamento de Ica y que no cumplían con los requisitos de seguridad que exige la ley. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores