México: El mapa delictivo del país / Rodrigo Elizarrás

La situación de inseguridad actual del país requiere que contemos con Unidades de Análisis Delictivo (inteligencia policial) en cada ciudad importante. Dejemos atrás de una vez por todas los grandes Centros Nacionales de Prevención o esos ostentosos Centros Regionales de Inteligencia, enormes elefantes blancos que sólo sirven para inflar los presupuestos de las dependencias gubernamentales.

Según sugieren algunos expertos en el tema, los delitos no son eventos aleatorios. Si nos detenemos a estudiar los patrones delictivos con ayuda de un mapa que tenga registro de estos eventos, fácilmente podremos identificar en qué lugares se concentran los delitos dentro de una ciudad, colonia o distrito e identificar los llamados “hot-spots” delictivos.

La información de incidencia delictiva, en principio, basada en los reportes policiales se puede convertir en material muy útil para poder tener una mejor comprensión de los fenómenos delictivos. Hoy en día, con ayuda de la tecnología podemos geo-referenciar cada delito ocurrido y construir un mapa delictivo para cada una de las ciudades del país. VER MÁS…

México: Homicidios bajan a nivel nacional… pero continúan al alza en 5 estados / Paris Martínez

En Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Hidalgo y Sonora el homicidio doloso ha registrado un avance mantenido no sólo durante los primeros seis meses del año, sino durante toda la administración de Enrique Peña Nieto.

El pasado 15 de agosto, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que el índice nacional de homicidios dolosos disminuyó 26.7%, lo que calificó como un avance “en el compromiso que asumí ante los mexicanos, de reducir la violencia y recuperar la tranquilidad de nuestra población. Sin embargo, en cinco entidades de la República –Michoacán, Tabasco, Oaxaca, Hidalgo y Sonora–, este delito no sólo no ha decrecido, por el contrario, ha registrado un avance mantenido no sólo durante los primeros seis meses del año, sino durante toda la administración del mandatario federal. VER MÁS…

Perú: Por principios y convicciones / Carlos Basombrío

El ministro Urresti es por lejos el más popular del gabinete y arrastra al alza a Humala y Nadine. ¿Significa esto que nos equivocamos en cuestionarlo? Desde mi punto de vista, no. Creo que estamos haciendo lo correcto y ello se funda, a la vez, en principios y en convicciones.

Para mí es una cuestión de principios rechazar que en un país democrático haya un ministro del Interior procesado por delito de homicidio en agravio de un periodista. ¿Inocente o culpable? No lo sé, no me compete determinarlo, ni tampoco a los asesores del presidente y, menos todavía, al propio inculpado. Le toca decidirlo a jueces que, por decir lo menos, tienen al frente a un procesado con influencias. VER MÁS…

México: Insuficiente, la información del Estado mexicano a la CIDH sobre delitos contra migrantes

En 2010 México reconoció en audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que había “agentes detenidos y procesados por tráfico de personas”. Al año siguiente el organismo internacional solicitó, sin éxito, las denuncias, averiguaciones previas y sentencias emitidas desde 2008 por crímenes contra indocumentados.

Solo entre septiembre de 2008 y febrero de 2009, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó el secuestro de 9 mil 758 migrantes, 9 mil 194 de estos atribuidos directamente a la delincuencia organizada, 35 a autoridades estatales y 56 a autoridades de los tres niveles de gobierno. VER MÁS…

México: No se cuenta con un diagnóstico confiable en materia de seguridad; nuevamente se modifican las cifras / Omar Sánchez de Tagle

El Observatorio Ciudadano analizó y realizó un comparativo sobre las bases de datos del INEGI y del Sistema Nacional de Seguridad Pública para verificar la solidez de la información reportada por las procuradurías de justicia estatal.

En el más reciente reporte del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) se detalla que en el primer semestre del 2014 existe una disminución en los delitos de alto impacto, pero también se alerta de cambios importantes en las tendencias de las cifras reportadas por las procuradurías estatales en 2013. VER MÁS…

México: Los delitos desapercibidos / Leonel Fernández Novelo

Entre 2003 y 2013, la tasa de averiguaciones previas por robos sin violencia ha crecido en 23%, de manera similar al 24% de aumento que se registró en las averiguaciones previas por homicidio doloso. En el mismo periodo, si consideramos en conjunto las modalidades con y sin violencia, las averiguaciones previas por robos a casa habitación, a negocio y de vehículos han aumentado más del 10%.

Desde hace años, los reflectores se han volcado en el problema de la alta tasa de homicidios que padece México, como fue el caso hace unos días, cuando el INEGI publicó las últimas estadísticas sobre muertes por homicidio. Mientras tanto, otros delitos, calificados de “menor” impacto, parecen pasar desapercibidos.

Sin embargo, en los últimos 10 años, la tasa de incidencia del total de los robos ha aumentado en 13.87% y parece que no nos dimos cuenta. De hecho la incidencia de estos delitos en su modalidad sin violencia se ha comportado de manera muy similar a la de los homicidios dolosos: entre 2003 y 2013, la tasa de averiguaciones previas por robos sin violencia ha crecido en 23%, de manera similar al 24% de aumento que se registró en las averiguaciones previas por homicidio doloso.  VER MÁS…

Perú: El efecto Urresti / Gino Costa

Los populismos son siempre dañinos. A continuación, algunos de sus efectos negativos

Múltiples han sido los efectos del nombramiento del general Urresti como ministro. El más obvio, la emergencia del primer ministro del Interior popular en mucho tiempo y su posible impacto en la recuperación de la aprobación del presidente Humala.

Un impacto positivo para el gobierno, pero lo dudo para el país, de cara a dotarnos de una política de seguridad ciudadana seria y eficaz, basada en evidencias y respetuosa de los derechos ciudadanos. Los populismos son siempre dañinos. A continuación, algunos de sus efectos negativos.

El primero, el sacrificio de la verdad y el juego malintencionado con las cifras sobre los logros policiales. El análisis del Grupo Gobernabilidad Democrática y Seguridad Ciudadana da cuenta de ello.

La segunda víctima es el diálogo democrático y la concertación política, pues el ministro no acepta la crítica y la descalifica de plano. Es el único que sabe y considera a sus críticos unos ignorantes, pese a que hace solo un año apareció en escena desde el más absoluto anonimato. Hasta entones solo era conocido por quienes habían seguido las largas batallas judiciales para identificar a los responsables del asesinato del periodista Hugo Bustíos, por el que está procesado penalmente. VER MÁS…

Perú: La cifra de requisitoriados capturados tampoco cuadra / Gustavo Carrión Zavala

Revisando los reportes ofrecidos por el titular del Sector Interior y los anuncios de su accionar en el período que va del 23 de Junio al 23 de Julio del que rige, nos impresionaron las cifras de capturas a requisitoriados por diversos delitos, pues de tener explicación se trataría de un logro sin precedentes.

Nuestra experiencia en temas policiales, nos dice que la media mensual de captura de requisitoriados bordea en todo el país , las dos mil capturas y si el Ministro anuncia que en el período en cuestión logró CINCO MIL NOVECIENTOS DIECISÉIS , estaríamos verdaderamente ante un logro colosal. VER MÁS…

Perú: Los increíbles números del ministro Urresti / Editorial El Comercio

Hasta ahora, los avances en el esencial tema de la seguridad parecen reducirse a una serie de números que no calzan.

Si el tema de la inseguridad era, como en varios momentos lo sostuvieron nuestras más altas autoridades, un asunto de percepción, entonces no cabe duda de que el Gobierno hizo el nombramiento preciso llevando a Daniel Urresti al Ministerio del Interior. En menos de dos meses en el cargo, el ministro ha logrado la aprobación del 46% de la ciudadanía, según Pulso Perú. Está claro, pues, que cada vez más peruanos tienen la percepción de que la inseguridad, que antes parecía absolutamente desbordada, ahora está siendo controlada. El don de semiubicuidad desplegado por el ministro desde que asumió el cargo en cuanto operativo policial ocurre está aparentemente rindiendo sus frutos. VER MÁS…

Perú: “Circo Urresti: entretiene sin alegría” / Raúl Castro

Así el ministro claun pasó de una aprobación del 29% en julio a 46% en agosto…

Había una vez un gobierno en Sudamérica que no sabía qué hacer con la grave crisis de seguridad ciudadana que tenía.

Afrontaba lo más altos índices de robos y delitos callejeros del continente, sufría extorsiones diarias a comerciantes y gente común y la corrupción de sus propias fuerzas del orden.

“No es un problema real”, decían sus autoridades. “Es solo una percepción”.

En vez de aprender de experiencias de otras metrópolis como Nueva York, Londres o Tokio, que en los últimos 15 años redujeron hasta en 90% algunos de sus índices delictivos, el gobierno sudamericano lanzó solo operaciones cosméticas dirigidas a desviar la atención. VER MÁS…

Perú: No hay política de seguridad sin información delictiva / Gino Costa 

La información delictiva es la materia prima fundamental de una política de seguridad ciudadana. Tres constituyen su utilidad principal: nos permite conocer la situación de violencia y crimen, sirve para diseñar políticas de prevención y ayuda a evaluar los esfuerzos de las instituciones de la seguridad y la justicia. Incluso, en las policías más avanzadas del mundo la información hoy se comienza a utilizar para predecir la ocurrencia de delitos.

La información que se requiere para estos propósitos es la referida al cómo, cuándo, dónde y por qué ocurren los delitos, y quiénes son sus protagonistas. Se diferencia de las evidencias que se recaban durante las investigaciones para llevar un caso a la justicia. Éstas son solo relevantes para el caso concreto, mientras que la suma de las informaciones sobre el cómo, cuándo y dónde de los delitos permite conocer sus patrones y tendencias, e incluso sus posibles facilitadores. Continue reading

Perú: ¿Jugando con las cifras? / Gino Costa

Mientras el Gobierno no da a conocer los datos que le resultan inconvenientes, utiliza otros más alentadores

Las cifras sobre seguridad presentadas en el mensaje presidencial tuvieron por objeto magnificar la labor gubernamental en lugar de dar cuenta con objetividad de la situación real que enfrentamos.

Lo mismo ocurrió con las cifras ofrecidas por el ministro del Interior al cumplir su primer mes de gestión. Como muestra un botón: en un solo mes la policía habría decomisado 55.997 kilogramos de droga, es decir, 56 toneladas, un poco menos que la decomisada en el 2011 y en el 2012 (63 toneladas). Ver más en “Perú 21”, del 9/8/14, páginas 2 y 3.

Las cifras, en realidad, no dan para triunfalismos. Las denuncias de delitos ante la policía pasaron de 506 por 100 mil habitantes en el 2007 a 879 en el 2013, un incremento del 74% en seis años. Las denuncias por faltas también crecieron, aunque en menor medida (15%), pasando de 701 el 2010 a 805 el 2013. VER MÁS…

Argentina: El Gobierno avanza hacia la despenalización del consumo de drogas / Jesica Bossi y Paz Rodríguez Niell

La Presidenta dio luz verde para elaborar una propuesta que flexibilice la legislación; la tarea está a cargo del titular de la Sedronar; hay resistencias internas.

En sigilo y con aval presidencial, el Gobierno comenzó a trabajar en una batería de propuestas vinculadas con la despenalización del consumo de drogas. La intención es que sea discutida en el Congreso antes de que termine el año.

El principal responsable de llevar adelante esta iniciativa, que divide aguas incluso dentro del oficialismo, es el padre Juan Carlos Molina, titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), quien no bien asumió, en diciembre pasado, se mostró a favor de no “criminalizar” al adicto e iniciar un camino hacia la modificación de la ley de estupefacientes. VER MÁS…

Perú: Respuesta a Urresti: Cifras consistentes para un diálogo productivo / Grupo de Gobernabilidad Democrática y Seguridad Ciudadana

Señor general (r) Daniel Urresti

Ministro del Interior

Ante su invitación a dialogar sobre los problemas de la seguridad ciudadana, como reacción a nuestro pronunciamiento del viernes 18 de julio, al que titulamos Liderazgo y voluntad política para la seguridad ciudadana, hecho público en vísperas del discurso del Presidente de la República ante el Congreso, le señalamos que, dado que nuestro pronunciamiento iba dirigido como un llamado al Presidente, en respeto a su investidura, esperaríamos su mensaje y según él fijar un punto de vista. Nos hemos reunido y esta es nuestra respuesta.

Acaso convenga volver a reiterar quienes somos. Dijimos en nuestro pronunciamiento “nos constituimos como un grupo ciudadano que se esforzará por hacer el seguimiento acucioso de la crisis de la seguridad ciudadana, sensibilizar a las instituciones y la opinión pública sobre la gravedad de la situación y exigir a las autoridades cumplir con seriedad las responsabilidades que han asumido.” VER MÁS…

Perú: Seguridad ciudadana: Cifras ofrecidas por el gobierno no cuadran

Exministros y especialistas analizan la problemática y exigen al gobierno que sincere la estadística y elabore planes concretos para mejorar la situación de la Policía y acabar con la delincuencia en las calles.

Las estadísticas sobre seguridad ciudadana dadas a conocer por el gobierno no parecen tener asidero ni consistencia. Pese a que el ministro del Interior, Daniel Urresti, insiste en defender las cifras, luego de un análisis de las mismas, expertos en la materia señalaron que la cantidad de policías que patrullarán las calles, así como el número de personas detenidas, bandas delincuenciales desarticuladas, toneladas de droga y madera decomisada, y los vehículos enviados al depósito resultan arbitrarias y no concuerdan con la realidad.

El cuestionamiento ha surgido del Grupo Gobernabilidad Democrática y Seguridad Ciudadana, el cual han formado recientemente 13 profesionales –entre ellos varios exministros o exviceministros del Interior– que están preocupados por la complejidad que presenta el problema de inseguridad en el país y por las dificultades del Estado para enfrentar el fenómeno con eficacia. VER MÁS…

Perú: Primer análisis del Plan Nacional de Seguridad Ciudadana 2013 – 2018 / Ricardo Valdés Cavassa

Habiendo transcurrido más de un año de la promulgación de este Plan, algunas inquietudes surgen como consecuencia de lo expresado por el propio Ejecutivo en el documento que se puede encontrar en la página web del Ministerio del Interior.

Según el Plan Nacional de Seguridad Ciudadana 2013-2018, aprobado por DS 012-2013-IN como política nacional el 28 de julio de 2013, en la sección relacionada al diagnóstico se afirma que:

-“En la actualidad, las 1397 comisarías existentes en el país cuentan con 34,805 policías, es decir, una tercera parte del personal a nivel nacional. De estos, solo uno de cada tres realiza labores de patrullaje (34.3%)” (Página 73). Por lo tanto, de acuerdo a la cita, a nivel nacional sólo 11, 939 policías realizan labor de patrullaje. Si le aplicamos el 24 x 24 tendríamos que, en la práctica van a las calles solo 5969 policías a nivel nacional. No se conoce lo que el gobierno ha realizado para revertir esta situación ni cuál es el verdadero número de policías patrullando las calles en el Perú en agosto de 2014. VER MÁS…

Brasil: Cultura do sadismo / Robert Muggah

A forma como uma sociedade cuida de sua população carcerária é um bom indicador de seus valores e civilidade. Uma rápida inspeção do sistema penal no Brasil revela uma cultura beirando o sadismo. O País possui a quarta maior população carcerária do mundo, com cerca de 550 mil presos ocupando uma área projetada para menos de 300 mil. Quase metade deles aguarda julgamento durante o cárcere que chega a durar períodos muito longos. Um estudo realizado pelo Instituto Internacional Bar Assn.’s Human Rights revelou que um em cada cinco presos à espera de julgamento foi preso indevidamente. Quase um terço de todas as mortes de presos é resultado de homicídio, seis vezes maior do que a taxa do País. MAIS…

Brazil: Cop cams go global / Robert Muggah

Brazil´s military police have long equated law enforcement with warfare. But there are signs that the status quo is changing, and worldwide.

On 14 July last year, military police arrested Amarildo de Souza, an unemployed bricklayer. He was picked-up from the front doorstep of his home in Rocinha, Rio de Janeiro’s sprawling favela, reputedly the largest slum in all of South America. He was taken to the headquarters of the neighborhood´s pacification police unit, deployed there two years earlier. There he was tortured to death by the police and his body was never recovered.

The pacification police were originally intended to inject a community-oriented ethos into law enforcement. The idea was radical for a city used to being policed by thugs. The first goal of pacification is to recover slums controlled for decades by drug traffickers, and the second is to then win the hearts and minds of local residents. The tragic case of Amarildo, however, exposes the grave shortcomings of one of the world’s most fascinating police experiments. SEE MORE…

Colombia: Seguridad: Percepcción y realidad / John Mrulanda

En Seguridad, como en otros temas, la confrontación entre percepción y realidad, entre sentimiento y estadística, es continua. Ante la apreciación del ciudadano de a pie importa poco lo que exhiban los inventarios de seguridad oficiales.

Quienes están dedicados a la seguridad personal, corporativa o estatal, saben que la primera línea de acción para bregar con problemas de este tipo es hacer que nuestros clientes se sientan seguros.

Una de las herramientas para lograr este propósito son las estadísticas, termómetro indicativo de cuál es la real temperatura del fenómeno, de tal manera que los planes remediales y las acciones de mejoramiento siempre parten de datos disponibles, pero fundamentados en la apreciación del afectado. Y hablando de las estadísticas, las hay, como los termómetros, de buena, regular y mala calidad. VER MÁS…

Perú: ¿Quién protege a la policía? / Editorial El Comercio

Muchas agresiones a efectivos policiales siguen quedando impunes.

Ángel Vigo Noriega, golpeado por dos sujetos en estado de ebriedad. María del Pilar Luna Better y Katerine Aybar Calle, agredidas física y verbalmente mientras trabajaban. Gustavo Pareja García, atropellado por cumplir con sus labores. La lista podría continuar, pero antes nos preguntamos: ¿qué tienen en común estas personas? Todas ellas son efectivos de la Policía Nacional del Perú que en los últimos meses fueron agredidos mientras cumplían sus funciones.

Lamentablemente este tipo de situaciones son pan de cada día y las cifras son desalentadoras. Hace poco el ministro del Interior, Daniel Urresti, declaró que, desde que asumió la cartera menos de mes y medio atrás, 22 policías fueron agredidos en Lima y Callao y hasta el momento tan solo tres de los agresores están con orden de detención preventiva. La impunidad es la regla. VER MÁS…

Perú: ¿Solo cantidad de policías? Gustavo Carrión Zavala

Integro un grupo de ciudadanos preocupados por la creciente marea criminal y la inseguridad ciudadana. Nuestro grupo quiere promover un debate que dé luces para resolver el principal problema de la población. Por ello en nuestro primer pronunciamiento, se plantearon algunas cuestiones básicas a ser , por lo menos, abordadas por el presidente Humala en su mensaje al Congreso de la República y a todo el país, con ocasión del aniversario patrio.

En los austeros seis minutos que dedicó a la seguridad ciudadana anunció, entre otros aspectos, que al culminar el ano, el efectivo de la Policía Nacional se incrementaría en treinta mil policías nuevos, egresados de las veintisiete escuelas de suboficiales desplegadas a lo largo del territorio nacional. VER MÁS…

Perú: Alarmante: menores usan armas desde los 12 años / Ana Briceño

Hasta junio, la PNP retuvo a 763 menores en Lima y Callao. En Maranguita, 98 están por homicidios y tenencia de armas.

En cada brazo tiene tatuados los nombres de sus padres y en los dedos de la mano derecha su apodo: ‘Nico’. La primera vez que disparó una pistola fue para robar un mototaxi, en Villa El Salvador. Tenía 17 años y una serie de ausencias en el colegio.

“Fue pa’ comprarme una lineal [moto]”, dice, en una banca del Centro de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, Maranguita, que acoge a 756 menores infractores desde los 14 años.

“Un amigo del barrio me habilitó la pistola por un mes, o sea, me la prestó pe’, y me dijo: ‘No la vayas a quemar’ [usar para crimen]. En Las Malvinas compré las balas”, relata.

El día del robo, lo acompañaron dos amigos suyos, cada uno con un cuchillo en la mano. ‘Nico’ sostenía el arma, él había planificado el robo durante una semana. “Le pegué un tiro en la pierna. Vendimos el mototaxi y yo me llevé mil soles”, dice. VER MÁS…

México: El asesinato de un niño de 12 años cuestiona la estrategia de seguridad en Edomex / Majo Siscar

El homicidio del hijo del fundador de la radio de Luvianos, en la región de Tierra Caliente del Estado de México, vuelve a poner en escena la violencia que se vive en la zona, ahora en disputa entre La Familia y una nueva organización criminal.

“Esa tristeza mía, este dolor tan grande, los llevo más profundos pues me han dejado sólo en el mundo…”. La canción en boca de Javier Solís suena en Calentana Radio, la emisora del municipio de Luvianos, fundada y ubicada en la casa de Indalecio Benítez. La locutora la pone a petición de un oyente, un vecino que se la dedica a Benítez, que vela, a pocos metros de la cabina, a su hijo de 12 años, asesinado la madrugada del sábado. VER MÁS…

El Salvador: “A ninguna sociedad le conviene que sus bandas delincuenciales estén matándose” / Roberto Valencia / Entrevista con Francisco Bertrand Galindo, exministro de Seguridad (1999-2002)

Es uno de los habituales cuando se debate sobre seguridad pública en las tertulias televisivas y radiales. En el tema de la tregua que pandillas y gobierno acordaron en marzo de 2012, su postura –si bien alejada del fanatismo con el que se expresan otras voces– siempre ha sido de franca oposición, aunque de esta plática se pueda inferir que sus cuestionamientos son más hacia las formas que hacia el fondo.

Francisco Bertrand Galindo es un obstinado opositor a la tregua que la Mara Salvatrucha, el Barrio 18 y el gobierno acordaron en marzo de 2012. “Correcto, así es”, subraya cuando se le pide que se defina. Pero cuando se entra a leer la letra pequeña y las preguntas se afilan un poco, lo que hay debajo de su oposición se asemeja más a un jurista molesto por cómo el gobierno anterior manejó la situación, por las medias verdades y por las ilegalidades cometidas, que a alguien intransigente con la posibilidad de que un gobierno se siente a dialogar con grupos delincuenciales. VER MÁS…

El Salvador: La violencia ha venido minando todas las estructuras de la sociedad / Editorial La Prensa Gráfica

Ahora, nos hallamos ante un mal de características terminales, que desde luego no puede ser tratado con remedios caseros.

La realidad salvadoreña está profundamente infiltrada por los virus de la violencia, que se reproducen en el ambiente de manera cada vez más incontrolable. El crimen organizado y las pandillas son los actores más visibles de ese drama estructural, pero desde luego no son los únicos. La violencia tiene muchos factores y vectores en acción, y su capacidad multiplicadora está ya muy por encima de las retrasadas estrategias y prácticas institucionales, que a estas alturas ni siquiera son capaces de disimular su inoperancia al respecto. En la vida cotidiana se dan situaciones que lindan con lo inverosímil, como es el polémico caso del desalojo que tuvieron que hacer los habitantes de un inmueble multifamiliar en Mejicanos. Y en circunstancias como esas, la demanda se repite: Que se imponga la autoridades. Y es una demanda que hace la ciudadanía con creciente apremio, porque el acoso delincuencial ya no se aguanta. VER MÁS…

México: Junio, el mes con menos homicidios en Tamaulipas en tres años: gobierno federal

El secretario de gobernación presentó avances de la estrategia implementada hace poco más de dos meses

A poco más de 70 días de presentar una nueva estrategia de seguridad en Tamaulipas, el Coordinador Regional de Seguridad en la entidad, Miguel Amado Jiménez González, confirmó este jueves 31 de julio que junio fue el mes con menor incidencia de homicidios en tres años.

Al término de la quinta reunión de evaluación de ese mecanismo en el estado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, destacó la colaboración de la población, así como la coordinación entre los tres niveles de gobierno para avanzar en la estrategia que, según dijo, “ha dado ya muestras de resultados positivos”. VER MÁS…

México: Crimen, despojo e impunidad / Luz Emilia Aguilar

¿Qué significa levantar física y simbólicamente una ciudad?

La violencia en Latinoamérica viene produciendo masacres y desplazamientos sin castigo. México se ha colocado en los primeros lugares en este rubro. El grupo Teatro Línea de Sombra ha venido investigando la manera de abordar desde el teatro el terror contemporáneo. En Pequeños territorios en reconstrucción configura una fábula documental sobre “La Ciudad de las Mujeres”, en Turbaco, cerca de Cartagena de Indias, Colombia.

Las integrantes de la Liga de Mujeres Desplazadas y sus familias llegaron a Cartagena huyendo de la violencia desde distintos puntos del país. Construyeron en los márgenes de la urbe casuchas con cartones, plásticos y madera. Al ver los precarios asentamientos, la abogada Patricia Guerrero se comprometió a dar visibilidad a la situación. Ayudó a las mujeres a organizarse, a reclamar al Estado sus derechos y a construir la ciudad con bloques de hormigón fabricados por ellas mismas. Hoy, en esa comunidad habitan aproximadamente 500 personas. Su existencia está lejos de se ser segura: incomodan a militares, paramilitares y crimen organizado. VER MÁS…

 

Argentina: Cómo detener el poder narco / Roberto Durrieu Figueroa

Mucho se habla del problema de la comercialización y consumo de droga en todos los niveles sociales. De hecho, existe consenso en los tres poderes del Estado respecto de los peligros que su avance constante y desmedido encierra para con la salud pública y la estabilidad democrática del país. Sin embargo, en proporción, poco se escucha sobre cómo enfrentar este mayúsculo problema. ¿Por qué hablar más de la enfermedad que de los remedios? Los científicos dicen que “se necesitan cinco cumplidos para borrar las huellas de una acusación”. Aplicada al mundo mediático, esta premisa podría traducirse así: “La morbosidad popular en materia de drogas y trata impactan cinco veces más en la audiencia que los discursos positivos”. Pues bien, trataré de desafiar la regla. Trazaré cinco ideas fuerza tendientes a ahuyentar el poder narco.

En primer término, habría que transparentar y despolitizar la selección de funcionarios a cargo de puestos clave. ¿Cómo? Los nombramientos deberían estar sentados en principios meritocráticos, técnicos y plurales, con miras a “descolonizar” al poder narco de las fuerzas de seguridad y prevención. Las mafias nunca hubieran podido avanzar tanto entre nosotros sin la evidente interconexión entre narcotráfico, soborno y lavado de dinero. VER MÁS…

Brazil Can Put Safety and Justice at the Heart of Global Development / Robert Muggah

The future of global development policy is being hotly debated in New York over the coming months. Governments from 193 countries are negotiating the form and content of the so-called Sustainable Development Goals, or SDGs. These new benchmarks will replace the eight Millennium Development Goals that expire in 2015. Most diplomats agree on the importance of including core development priorities into the future SDGs including ending poverty and hunger, ensuring healthy lives and quality education, and guaranteeing access to water and energy. Many also believe that peace, security and justice, controversial and difficult to measure though they may be, must be explicitly recognized as development priorities in their own right.

The SDGs are about much more than achieving a diplomatic consensus. Starting next year, they will serve as a road-map for driving development around the world, including the world’s poorest countries. Like the remarkably successful MDGs before them, they will incentivize governments to establish forward-looking benchmarks, monitor progress, and provide critical signals about the health of our planet. They matter fundamentally. And yet the SDGs will stumble if they do not account explicitly for some of the most intractable roadblocks to development, including violence, injustice and corruption.   SEE MORE…

Brazil: Promoting peace, security, justice and governance in the post-2015 development agenda

Brazil is a major player in defining the future of global development. Together with 192 other United Nations (UN) member states, Brazil is debating the place of the peace, security, justice and governance in future Sustainable Development Goals (SDGs). The SDGs will replace the remarkably successful Millennium Development Goals (MDGs) agreed in 2000 and which expire in 2015. Starting next year, the SDGs will provide a road-map for development, set benchmarks to measure progress, and serve as a tool to press for change. Brazilian diplomats are working with counterparts at the UN and in other regional groupings to ensure its interests get a fair hearing.

Brazil´s leading public security experts call on the Ministry of External Affairs to include public security, access to justice and governance priorities in the next generation of UN development goals. They note that it is often the poor who are disproportionately affected by violence, including in Brazil. SEE MORE…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 85 seguidores