El Salvador: El sentimiento de inseguridad que embarga a la ciudadanía tiene que ser atendido sin demora / Editorial La Prensa Gráfica

Vivir en la inseguridad nos afecta a todos, de una u otra forma; y desde luego en esa atmósfera contaminada de temor y de frustración todas las actividades nacionales se ven impactadas negativamente.

Los salvadoreños hemos vivido inmersos en la inseguridad desde hace muchísimo tiempo, por distintas causas que vienen sucediéndose en el curso de nuestro accidentado devenir nacional. En las etapas anteriores a la conflictividad bélica, la principal fuente de inseguridad era la persecución política, tanto desde la institucionalidad como luego desde las organizaciones revolucionarias que surgieron en la clandestinidad; durante la guerra, fue ésta la generadora de violencia incontenible; y al concluir la guerra, comenzó de inmediato a germinar una nueva forma de inseguridad, que tiene al crimen organizado y a las pandillas como factores más activos. VER MÁS…

El Salvador: Violencia: La crisis de un modelo social / Oscar A. Fernández O.

La violencia engendra violencia, como se sabe;
pero también engendra ganancias para la industria de la violencia,
que la vende como espectáculo y la convierte en objeto de consumo.
Eduardo Galeano

La sensación de angustia por el déficit de seguridad, no es una evidencia social sencilla. Nunca ha sido puramente el reflejo de los índices del delito, de los cuales es relativamente independiente; aumenta cuando se produce un incremento de la criminalidad, pero una vez situada no disminuye, aunque las tasas de delito decrezcan. Tampoco los niveles de temor entre los sexos, las franjas de edad y los niveles socioeconómicos son proporcionales a la probabilidad de victimización real que enfrenta cada grupo. (Gabriel Kesller, 2009)

La cuestión de la violencia social es un tema que suscita gran interés por el carácter dramático de su manifestación, así como por sus consecuencias; no sólo a nivel de la sociedad en su conjunto, sino también en el contexto de la vida cotidiana. La nuestra se ha convertido en una “Civilización de la violencia” y en nuestra región y específicamente en El Salvador, en un problema endémico-estructural. Este fenómeno puede asumir el carácter tanto de un estilo de vida como de una estrategia de sobrevivencia. VER MÁS…

Honduras: La guerra contra las drogas / Víctor Meza

El pasado primero de agosto se cumplieron seis años de la firma de la llamada Declaración de Cartagena, un documento suscrito en el marco de la Cumbre Regional sobre el problema mundial de las drogas, celebrada en esa ciudad colombiana a finales de julio y principios de agosto del año 2008. Participaron los Jefes de Estado y/o de Gobierno y los Jefes de Delegación de los países del Caribe, Centroamérica, Colombia, México y Venezuela. Me tocó representar a Honduras en nombre del entonces Presidente Manuel Zelaya, quien no pudo asistir al evento. VER MÁS…

 

México: Peña Nieto asegura que la violencia en México “sigue disminuyendo”

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, afirmó que la “violencia en México sigue disminuyendo” y citó cifras que muestran una reducción en delitos como los homicidios y los secuestros.

Durante una sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario señaló que en los primeros siete meses de 2014 “han ocurrido 27,8 % menos homicidios dolosos que en el mismo periodo del año 2012″.

En 24 estados del país donde vive el 82 % de la población “se ha reducido el número de homicidios dolosos”, afirmó Peña Nieto, quien destacó la disminución de casos en Nuevo León (68,7 %), Chihuahua (51.3 %) y Coahuila, (50.5 %). VER MÁS…

México: La Gendarmería irá a zonas rojas; combatirá robos, extorsiones y secuestros

Los 5 mil elementos de la nueva fuerza policial tienen formación militar; también operarán en zonas turísticas y fronterizas

La nueva fuerza policial llamada Gendarmería, cuyos primeros cinco mil elementos también tienen formación militar, comenzó operaciones para combatir delitos como robo, extorsión y secuestro en estados considerados focos rojos.

Ayer, el presidente Enrique Peña Nieto abanderó a esos efectivos que pertenecen a la Séptima División de la Policía Federal. VER MÁS…

Mexico: The Feds ride out / The Economist

Mexico gets a new police force. It needs a new policing strategy.

SET beside a lake two hours’ drive from Mexico City, Valle de Bravo brands itself a Pueblo Mágico (“Magical Town”). Normally it is a place where the capital’s wealthy residents come to sail, jet ski and show off their SUVs. Now its cobbled streets look as if they had been cursed. It is patrolled by soldiers, marines and federal police bristling with machineguns. Holidaymakers stay away.

Everyone is responding to a spate of kidnappings in the town and the surrounding pine-covered mountains that serves as a reminder of how vulnerable parts of Mexico remain to violent crime—even the playgrounds of the rich. That is an impression President Enrique Peña Nieto has spent more than 18 months trying to dispel in his drive to reform the economy and attract foreign investment. On the rare occasions when he discusses crime, he argues that his security strategy is making the country safer. SEE MORE…

Mexico launches new police force to guard commerce

Mexican avocados, on their journey to guacamole bowls the world over, often first pass through cartel-controlled farmlands, where extortion can raise prices, drag down the economy and put farmers at risk.

The same goes for limes from Michoacan, sorghum from Tamaulipas, shrimp from Sinaloa.

Mexican President Enrique Peña Nieto on Friday announced the inauguration of a new police unit intended to protect the production chain and take on other unorthodox assignments.

Nieto said Friday that the new force will “serve and protect Mexicans in areas where it is needed, or where institutions are weak.” SEE MORE…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores