El Salvador: “A ninguna sociedad le conviene que sus bandas delincuenciales estén matándose” / Roberto Valencia / Entrevista con Francisco Bertrand Galindo, exministro de Seguridad (1999-2002)

Es uno de los habituales cuando se debate sobre seguridad pública en las tertulias televisivas y radiales. En el tema de la tregua que pandillas y gobierno acordaron en marzo de 2012, su postura –si bien alejada del fanatismo con el que se expresan otras voces– siempre ha sido de franca oposición, aunque de esta plática se pueda inferir que sus cuestionamientos son más hacia las formas que hacia el fondo.

Francisco Bertrand Galindo es un obstinado opositor a la tregua que la Mara Salvatrucha, el Barrio 18 y el gobierno acordaron en marzo de 2012. “Correcto, así es”, subraya cuando se le pide que se defina. Pero cuando se entra a leer la letra pequeña y las preguntas se afilan un poco, lo que hay debajo de su oposición se asemeja más a un jurista molesto por cómo el gobierno anterior manejó la situación, por las medias verdades y por las ilegalidades cometidas, que a alguien intransigente con la posibilidad de que un gobierno se siente a dialogar con grupos delincuenciales. VER MÁS…

El Salvador: La violencia ha venido minando todas las estructuras de la sociedad / Editorial La Prensa Gráfica

Ahora, nos hallamos ante un mal de características terminales, que desde luego no puede ser tratado con remedios caseros.

La realidad salvadoreña está profundamente infiltrada por los virus de la violencia, que se reproducen en el ambiente de manera cada vez más incontrolable. El crimen organizado y las pandillas son los actores más visibles de ese drama estructural, pero desde luego no son los únicos. La violencia tiene muchos factores y vectores en acción, y su capacidad multiplicadora está ya muy por encima de las retrasadas estrategias y prácticas institucionales, que a estas alturas ni siquiera son capaces de disimular su inoperancia al respecto. En la vida cotidiana se dan situaciones que lindan con lo inverosímil, como es el polémico caso del desalojo que tuvieron que hacer los habitantes de un inmueble multifamiliar en Mejicanos. Y en circunstancias como esas, la demanda se repite: Que se imponga la autoridades. Y es una demanda que hace la ciudadanía con creciente apremio, porque el acoso delincuencial ya no se aguanta. VER MÁS…

México: Autodefensas: de Michoacán a Tlalnepantla / Laura Rojas

Los gobiernos priistas han carecido de claridad en lo que quieren y deben hacer para frenar la inseguridad.

Las autodefensas llegaron ya a la gran metrópoli de México. Esta semana se hizo pública la existencia de un grupo armado que opera en Tlalnepantla de Baz, uno de los municipios conurbados más importantes del país. Era de esperarse: el gobierno federal se congratuló el año pasado del surgimiento de este tipo de grupos armados en Michoacán. A partir de entonces se han generado autodefensas en diversos estados de la República. Los funcionarios reiteran en sus discursos que existe una nueva estrategia de seguridad, aunque millones de mexicanos seguimos preguntándonos en qué consiste esa “novedad”.VER MÁS…

El éxodo centroamericano / Humberto Montero

Es la 1:30 pm en San Salvador. Una muchacha de 24 años queda engullida en el atasco de una céntrica avenida. El sol luce como cada día y las calles están repletas en el frenético caos de la capital centroamericana. De repente, un transeúnte se acerca a su automóvil y golpea levemente el vidrio polarizado de su carro. Presa del pánico, al darse cuenta de que le apunta una pistola, la joven trata en vano de salir de la encerrona. Aterrorizada, comienza a hacer sonar la bocina de su coche pero nadie se mueve un palmo. El sonido de la muerte vuelve a percutir contra el cristal, pero la chica no baja la ventana. Esa decisión le costará la vida. Un segundo después, su asesino le descerraja dos tiros en la cabeza porque hay lugares donde el alma vale un arrebato y unos pesos. VER MÁS…

 

Panamá: Varela da tregua de un mes a 200 pandillas

Nuevo presidente asume y pide a delincuentes que entreguen las armas

Tras tomar posesión de su cargo como presidente de la República por los próximos cinco años, Juan Carlos Varela prometió instaurar un Gobierno de consensos, transparencia y con ‘cero tolerancia a la corrupción’.

Ayer, luego de que en la Asamblea de Diputados se escogiera y juramentara a la nueva junta directiva, conformada por Adolfo Valderrama, presidente, y Benicio Robinson y Alfredo Pérez, primer y segundo vicepresidente, respectivamente, se decretó un receso y el Pleno se trasladó al estadio Rommel Fernández, donde se juramentaría a Varela.

El nuevo mandatario fue juramentado y recibió la banda presidencial de manos de Valderrama, diputado panameñista, en un acto protocolar realizado al aire libre en el Rommel Fernández y en el que estuvieron presentes unos 18 mil invitados y líderes políticos de diversos países del mundo invitados. VER MÁS…

Colombia: América se blinda contra el tráfico de drogas y armas

En los últimos tres años, Colombia ha entrenado a 18.000 militares de 63 países y por eso hoy es reconocido su trabajo en el continente.

Definir los mecanismos e instrumentos para combatir cualquier amenaza de tipo transnacional que atente contra la seguridad hemisférica y analizar la actuación de las fuerzas aéreas frente a los desastres naturales, entre otros temas, congregan por tercera vez en Colombia, a 20 comandantes de las fuerzas aéreas del continente, en la 54 Conferencia de los Jefes de las Fuerzas Aéreas Americanas.

Es en este marco, por ejemplo, que en los últimos tres años, Colombia ha entrenado a cerca de 18.000 militares y policías de 63 países y es por eso que es reconocido como uno de los lugares con mejores capacidades operativas. Lo que buscarán, entonces, los altos oficiales esta semana en Medellín, es no solo coordinar acciones en atención de desastres naturales, sino también en cómo cubrir el espacio aéreo del hemisferio de manera cooperativa para cerrarle el paso al tráfico de drogas, de armas y al lavado de activos. VER MÁS…

México-EE.UU: La venta de armas en la frontera sur de los EU / Víctor Manuel Sánchez Valdés

La primera intención del presente artículo era la de reunir evidencia que validara la hipótesis de que la demanda de armas por parte de las organizaciones criminales de nuestro país habían provocado un aumento en la instalación de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos. Sin embargo, el análisis de los datos arroja resultados que a primera vista contravienen dicha hipótesis.

Gran parte de los académicos que estudian el fenómeno del tráfico ilegal de armas de los Estados Unidos hacía México señalan que existe una concentración excesiva de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos[1], muchas de las cuales sobreviven gracias al armamento que compran las organizaciones criminales mexicanas a través de ciudadanos americanos o de residentes legales en aquel país. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 86 seguidores