México-EE.UU: La venta de armas en la frontera sur de los EU / Víctor Manuel Sánchez Valdés

La primera intención del presente artículo era la de reunir evidencia que validara la hipótesis de que la demanda de armas por parte de las organizaciones criminales de nuestro país habían provocado un aumento en la instalación de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos. Sin embargo, el análisis de los datos arroja resultados que a primera vista contravienen dicha hipótesis.

Gran parte de los académicos que estudian el fenómeno del tráfico ilegal de armas de los Estados Unidos hacía México señalan que existe una concentración excesiva de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos[1], muchas de las cuales sobreviven gracias al armamento que compran las organizaciones criminales mexicanas a través de ciudadanos americanos o de residentes legales en aquel país. VER MÁS…

México: Puebla aprueba uso de armas contra manifestaciones / Ernesto Aroche Aguilar

El Congreso de Puebla aprobó la iniciativa de ley impulsada por el gobernador, Rafael Moreno Valle, para el uso legítimo de la fuerza durante las manifestaciones. Una propuesta que fue rebautizada en redes sociales como Ley Bala.

Con el aval de la comisión legislativa de Derechos Humanos, el voto a favor de panistas, priístas y perredistas y con la oposición de diputados del PT, Convergencia y Verde Ecologista se aprobó en el Congreso de Puebla la iniciativa de ley impulsada por el gobernador Rafael Moreno Valle, para el uso legítimo de la fuerza durante las manifestaciones. Una propuesta que fue rebautizada en redes sociales como Ley Bala.

La iniciativa fue calificada por la organización no gubernamental Artículo 19 como una legislación que atenta contra la protesta social y viola los derechos humanos. VER MÁS…

Americas: Visualizing the rise of citizen security / Robert Muggah

For more than two decades Latin American and Caribbean countries have experienced some of the highest rates of violence in the world. The regional homicide rate is well above what qualifies as an epidemic, and in some places surpasses what might pass for war. There are many forms of violence across the region ranging from organized and petty crime to state-led extra-judicial killings and sexual violence. The region also features a wide variety of publicly and privately-led responses – whether pursued aggressively through military and police institutions or through more preventive strategies that privilege judicial, health, educational, and recreational lenses. Many of these latter approaches are commonly described as “citizen security”.

From the hard fist to the open hand
Prior to the emergence of citizen security, governments across Mexico, Central and South America, and the Caribbean typically invested in repression. The dominant paradigm required states to be the sole provider of national security and public order. Known colloquially as “mano dura”, or hard fist, military and policing institutions sought to deter criminals by applying zero tolerance methods. SEE MORE…

Argentina: Iglesia argentina se suma a condena de linchamientos mientras crece polémica

La Iglesia argentina se sumó al Gobierno y a otras fuerzas políticas y sociales en la condena de los linchamientos registrados en las últimas semanas en medio de una tensa polémica sobre el papel del Estado para velar por la seguridad.

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Jorge Lozano, advirtió de que “si es por mano propia no es Justicia” y pidió “acudir a las autoridades correspondientes” cuando se presencie un delito.

En declaraciones a medios locales, Lozano subrayó que los linchamientos “no son una reacción lógica sino emocional y con un serio componente de irracionalidad”.

El obispo aseguró que entre las causas que provocan estos episodios violentos está “el cansancio o hartazgo ante lo reiterado de los robos y asesinatos sin que se cuente con respuesta desde la Justicia y las fuerzas de seguridad”. VER MÁS…

Perú: Niños de 12 años son entrenados por delincuentes para asesinar

Organizaciones criminales de La Libertad, Áncash e Ica son semilleros de asesinos. A los 17 son criminales experimentados

En La Libertad, se considera un sicario experimentado a un menor de 16 o 17 años, el que puede llegar a cobrar entre 400 y 1.000 soles por asesinato. Pero hay otro grupo, el de los adolescentes que recién se inician, aquellos que acaban de dejar de ser niños y se preparan para ingresar a las llamadas escuelas de sicarios, lugares en donde son adiestrados para matar por encargo.

Según fuentes de inteligencia de la policía, las organizaciones criminales de diferentes zonas del país captan a adolescentes cada vez de menor edad. Ahora niños de 12 años no solo conviven entre delincuentes, sino que ya tienen experiencia en el manejo de armas. Los menores son usados para burlar penas de cárcel, debido a que las sanciones para ellos son mínimas según el Código del Niño y del Adolescente.VER MÁS…

México: Los narcos y la clase política / Víctor Manuel Sánchez Valdés

Mientras que en Italia y Colombia han procesado y enviado a la cárcel a decenas de políticos por sus vínculos con el crimen organizado, en México el procesar y encarcelar a los políticos que protegen al narco sigue siendo una práctica poco común; sin embargo si queremos debilitar la acción de las redes criminales que operan en nuestro país se requiere combatir a la estructura política que las protege.

Una organización criminal que no cuenta con la complicidad del aparato político difícilmente puede llegar a consolidarse. Los grupos criminales de todo el mundo destinan grandes cantidades de dinero y utilizan la violencia para convencer tanto a políticos como a funcionarios públicos de proteger sus intereses, por ello no se puede pensar en una estrategia integral de combate al crimen organizado que no contemple la detección y desarticulación de las redes de protección política que sirven a las organizaciones criminales de nuestro país. VER MÁS…

Respuesta al estudio “Colombia: éxitos y leyendas de los “modelos” de seguridad ciudadana: los casos de Bogotá y Medellín, de María Victoria Llorente y Sergio Guarín / Hugo Acero Velásquez

Buenos ensayos generan debate. Abrimos una sección para que académicos y personas con experiencia en el tema debatan sobre el contenido de nuestros aportes y por supuesto los propios autores puedan ejercer el derecho a comentar los comentarios.

Respuesta al estudio “Colombia: éxitos y leyendas de los “modelos” de seguridad ciudadana: los casos de Bogotá y Medellín, de María Victoria Llorente y Sergio Guarín León que aparece en el libro ¿A DÓNDE VAMOS? Análisis de políticas públicas de seguridad ciudadana en América Latina, publicado por Latin American Program Wilson Center 2013 cuyo editor es Carlos Basombrío, por  Hugo Acero Velásquez

Es muy fácil acabar con los buenos resultados de la gestión de la seguridad de Bogotá entre 1995 y el 2003 como lo hace el reciente escrito de María Victoria Llorente y Sergio Guarín León “Colombia: Éxitos y leyendas de los “modelos de seguridad Ciudadana: los casos de Bogotá y Medellín”, atribuyéndoselos de manera ligera a las “intervenciones claves del orden nacional”, a la “alianzas entre sectores de esmeralderos y narcotraficantes que decidieron limitar los homicidios por ajustes de cuentas en la ciudad” a las labores disuasivas y de incapacitación ejecutadas por la Policía, caricaturizando el programa de cultura ciudadana sin el conocimiento adecuado y reduciendo los esfuerzos de las Administraciones Distritales a las políticas de desarme, de restricción al consumo de licor, es decir invisibilizando la gran inversión municipal en materia de seguridad (cercana a los trecientos millones de dólares en ese periodo 1995, 2003, sin incluir el presupuesto ejecutado en proyectos y programas de convivencia), desconociendo las acciones, programas, proyectos e institucionalización de la gestión de la seguridad que hicieron que la política de seguridad y convivencia de Bogotá fuera una verdadera política pública integral, que además de acciones preventivas, se orientaba también, de manera decidida y firme, a la represión del delito; zanahoria y garrote que estuvieron presentes durante las administraciones de Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, alcaldes que lideraron el tema, tomaron decisiones importantes para mejorar la seguridad y la convivencia, exigieron resultados a las autoridades de seguridad y justicia y transformaron la ciudad en estos temas y otros campos del desarrollo. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 85 seguidores