Livro: “Para aonde vamos: Análises de Políticas Públicas de Segurança Cidadã na América Latina” / Woodrow Wilson International Center for Scholars, Fórum Brasileiro de Segurança Pública

Por iniciativa do Programa para América Latina do Wilson Center (Woodrow Wilson International Center for Scholars), Carlos Basombrio, do Peru, organizou o livro “Para aonde vamos: Análises de Políticas Públicas de Segurança Cidadã na América Latina”, cuja edição brasileira foi co-editada pelo Fórum Brasileiro de Segurança Pública.

O livro está sendo publicado em espanhol em vários países da Região e, no caso do Brasil, em português. A versão brasileira pode ser acessada gratuitamente no Link. 

Conteúdo do Livro:

México. Violência, forças armadas e combate ao crime organizado / Raúl Benítez Manaut

Guatemala: Antecipação à violência, além da prevenção em cenários de crime organizado e narcotráfico / Marco Castillo

Os serenazgos no Peru: A municipalização de fato da segurança pública: um modelo viável? / Gino Costa

Nicarágua: uma exceção na segurança da América Central / Elvira Cuadra Lira

Chile: Passar da narrativa à gestão efetiva / Lucía Dammert

Segurança pública e redução de crimes violentos no Brasil: êxitos gerenciais e mudanças institucionais / Renato Sérgio de Lima / Liana de Paula

Colômbia: Sucessos e lendas dos “modelos” de segurança dos cidadãos:  casos de Bogotá e Medellín / María Victoria Llorente / Sergio Guarín León

Que impacto tem a reforma processual penal na segurança cidadã? / Luis Pásara

Crime organizado e gangues: o nó cego salvadorenho / César Rivera

A oscilação: Os vaivéns da reforma do setor de segurança na Argentina atual / Marcelo Fabián Sain

A crítica situação da (in)segurança na Venezuela: características, causalidades, políticas e desafios / Ana María Sanjuán MAIS…

Honduras: Policía Comunitaria / Edmundo Orellana

El flamante Ministro de Seguridad propone transformar la policía en policía comunitaria. La iniciativa no es suya, es de la Comisión de Reforma de la Seguridad Pública, contenida en el proyecto de Ley de Policía que entregó en octubre del año pasado al Presidente de la República y que éste engavetó.

Tiene razón el Ministro. Ese es el modelo de policía que conviene al país. Es el que se promueve en América Latina y en muchos países funciona desde hace muchos años. En los que se ha respetado el modelo, ha funcionado.
Bajo este régimen, la policía se convierte en un instrumento al servicio de la comunidad. El vecino reconoce la voluntad de servicio en cada agente policial y, por ello, le resulta confiable y seguro. VER MÁS…

Venezuela: Policía comunal y seguridad / Laura Roldán Benítez

La participación ciudadana en conjunto con la policía comunal es esencial para disminuir la violencia

Toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan amenazas, vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas, sus propiedades, el disfrute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes. La participación de los ciudadanos y ciudadanas en los programas destinados a la prevención, seguridad ciudadana y administración de emergencias será regulada por una ley especial (… )”. Art. 55 CRBV. Está claro que tenemos el deber como ciudadanas y ciudadanos de participar activamente en la prevención del delito. Como sociedad civil tenemos derechos y obligaciones que cumplir en los asuntos públicos, los cuales se ejercen corresponsablemente con el Estado. VER MÁS…

Bolivia: ‘No hay presencia del Estado’ en las prisiones: Morales / Miriam Wells

Luego de un motín carcelario en Bolivia, en el que murieron más de 30 personas, y de revelaciones sobre las minieconomías de servicio de las cárceles y los esquemas de extorsión, el presidente Evo Morales dijo que los centros penitenciarios del país no tienen “presencia del Estado” y se comprometió a reformar el sistema.

En declaraciones a las autoridades regionales, Morales admitió que las cárceles estaban bajo el control de grupos de prisioneros que cobraban a otros reclusos cuando entraban por primera vez a la instalación, para obtener seguridad una vez se encuentran adentro, y para asegurar su liberación, informó La Razón. Se necesitan cambios urgentes, dijo, resaltando que el 84 por ciento de los prisioneros ni siquiera habían sido condenados y se encuentran a la espera de un juicio. VER MÁS…

México: ¿Policías comunitarias? / María Amparo Casar

En opinión de algunos, la muy precaria seguridad de la que gozan los mexicanos, agravada en los territorios controlados por el crimen organizado o en aquellos que literalmente han sido abandonados por los gobernadores, justifica o al menos explica el surgimiento de las llamadas policías comunitarias…

Es un hecho incontrovertible que el gobierno federal y los gobiernos locales han sido incapaces de cumplir con la principal tarea que tienen asignada: brindar seguridad a los ciudadanos. La cifra oficial de mil 591 homicidios mensuales en lo que va del sexenio es tan sólo una muestra de la magnitud de la crisis de inseguridad en México. VER MÁS…

 

México: Autodefensas…¡hasta 101! / Enrique Aranda

A juzgar por la tolerante postura asumida por autoridades estatales o federales incluso, y el decreciente interés que su existencia suscita ahora ya en la opinión pública, los autodenominados grupos de autodefensa y/o policías comunitarias parecen haber obtenido carta de naturalización como miembros de la realidad nacional.

Hoy, efectivamente, un año y medio escaso después del surgimiento del primero de estos grupos en la zona purépecha de Michoacán, en Cherán en 2011, la multiplicación de tales organizaciones parece sólo preocupar a algunos en el más alto nivel gubernamental o, si acaso, a personajes tales como el mandamás en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia, que bien entienden que nadie, en un régimen de derecho, puede abrogarse la exclusiva prerrogativa del uso legítimo de la fuerza reservado al Estado. VER MÁS…

Colombia: Medellín, el reflejo de un problema nacional

El microtráfico y las ollas de vicio son un problema nacional al cual se refirió el presidente Juan Manuel Santos el pasado primero de abril. Ese día, el Mandatario les dio la orden a las autoridades de erradicar 24 de estos centros de expendio de drogas ubicados en 20 ciudades del país, entre esos, dos en Antioquia: uno en Medellín y el otro en Rionegro.

Dos meses después, cuando se cumplió el plazo dado por Santos a las autoridades, el comandante de la Policía Metropolitana, José Ángel Mendoza, anunció que en ese tiempo fueron incautadas 13.813 dosis de droga. Además sostuvo que 40 personas fueron capturadas por el delito de porte, tráfico y fabricación de estupefacientes. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores