México: El pacto y los abusos de poder / Leo Zuckermann

La ENVIPE 2014, recientemente publicada por el INEGI, da cuenta de la crítica situación que vive el Estado de México.

Sí: la sociedad está muy enojada. Y tiene razones para estarlo. Son muchos ya los casos de abusos de poder que han quedado impunes en nuestro país. Gobernantes que no asumen su responsabilidad (velar por el bien de sus poblaciones) sino que protegen los intereses de los poderosos. Si la clase política nacional va a firmar un nuevo pacto por la vigencia del Estado de derecho tendrían que comenzar por castigar a los culpables de que exista tanta impunidad en el país. VER MÁS…

Venezuela: La violencia / Tomás Guanipa

El deterioro del país es inocultable, y la violencia es uno de los factores que más lo evidencian. Según estudios especializados, las cifras sociales y de pobreza que existen hoy en Venezuela, son peores a las que había en 1998; y la violencia se ha convertido en el mayor reflejo de la realidad que estamos viviendo.

Los lamentables y graves hechos de los últimos días dejaron al descubierto al gobierno nacional; y demostraron que la violencia en nuestra nación no es solo hamponil. Para nadie es un secreto que en Caracas y otras ciudades del país, bajo el amparo de quienes ostentan el poder, se han formado grupos armados que operan para el oficialismo y son usados como equipos de choque para confrontar políticamente. Dichas agrupaciones, ahora, parecieran no poder ser controladas por quienes las fortalecieron y las impulsaron. VER MÁS…

México tóxico / Alberto Aziz Nassif

El país ha entrado de nuevo en una faceta en donde en unos cuantos días nos llenamos de terribles noticias de violencia: ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya (22 personas), asesinatos en Iguala, asesinato de normalistas de Ayotzinapa (17 alumnos de 43 desaparecidos); asesinato de un diputado del PRI y asesinato del secretario del PAN en Guerrero. Al mismo tiempo, el INEGI publica los datos de su última Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe 2014) y nos enteramos del crecimiento en 2013 de los delitos de extorsión, robo y secuestro (El Universal, 1/X/2014). VER MÁS…

México: crecen extorsión, robo y secuestro / Nubia Maya

Edomex, Baja California y Jalisco, estados con mayor incidencia delictiva.

Delitos como robo, extorsión y secuestro repuntaron durante el primer año de la administración del presidente Enrique
Peña Nieto, reveló el INEGI en la Encuesta Nacional de Victimizacón y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe)
2014.

El reporte estima que el costo naciona de la inseguridad y el delito en 2013 fue de 213.1 mil millones de pesos, lo que reperesnetó 11.2.7% del PIB,, lo qure equivale a 5.560 pesos por persona afectada por la inseguridad. VER MÁS…

México: Seguridad: desastre sin paliativos / Leonardo Curzio

Las encuestas de opinión más recientes indicaban que la seguridad había dejado de ser el asunto más relevante entre las preocupaciones ciudadanas, pero el tema parece regresar con una fuerza descomunal. Las cifras persiguen a los gobernadores como sino fatal. Y no hablo de sus endebles (y patéticas) cifras de seguidores en twitter, que se inflan para estimular su vanidad; hablo de las devastadoras cifras reveladas por el INEGI en su Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2014. VER MÁS…

Peru: ¿La labor del ministro Daniel Urresti da resultados concretos?

Carlos Tubino y Fernando Rospigliosi tienen distintas valoraciones sobre la labor desempeñada por el ministro del Interior

El ministro del Interior, Daniel Urresti, viene desempeñando un rol protagónico en el Ejecutivo. Ha alcanzado los más altos índices de popularidad en poco tiempo dentro de su cartera e incluso algunos expertos le atribuyen la autoría de las cifras obtenidas por el presidente Ollanta Humala en las encuestas.

Hace algunos días, Urresti presentó unas cifras de los resultados del trabajo en su sector que llamaron la atención de muchos políticos. A continuación, les presentamos dos posiciones encontradas respecto a la labor del ministro. VER MÁS…

 

México: El secuestro, la angustia que no para / Guillermo Blanco

Un 11 de julio, la esposa de José Miguel salió a comprar leche y pañales acompañada de sus dos hijos, uno de 3 años y el otro de 11 meses, ahí comenzó el calvario: nunca regresaron y ninguna autoridad le hizo caso cuando denunció el secuestro.

La mirada de José Miguel Galván esta perdida, cansada. Nunca pasó por su mente que del verde y húmedo Coatzacoalcos pasaría a una fría banca de concreto en la calle de Madero, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Nunca pensó que ahí tendría que apelar a la buena voluntad de los desconocidos para unir las piezas de un rompecabezas con forma de familia, desarmado por las manos del secuestro. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores