América Latina: Desastrosos efectos en A. L. de las alianzas con EE.UU. en materia de seguridad ciudadana / Alberto Rojas Andrade

Los casos de Colombia y de México en cuanto a su violencia crónica, son reveladores de las situaciones a las cuales se exponen naciones erigidas como seguidoras continentales de los intereses del gobierno de Washington y por ende del modelo neocolonial de sociedad establecida en América Latina por el imperio. Sus guerras de Baja Intensidad y consecuentes padecimientos resultan elocuentes en cuanto a destrucción y muerte en una región tan ambicionada por sus recursos. Los resultados sociales, económicos y políticos en estas naciones han sido elocuentes respecto a la negación de los intereses de las mayorías a través de políticas contrarias de lo que conocemos como soberanía, independencia, autonomía, bienestar. El saqueo de los recursos se encuentra al orden del día.VER MÁS…

 

Colombia: Seguridad de Medellín se sometió a control político

Aunque han disminuido los homicidios y se ha avanzado en el ataque a las bandas criminales, la ciudadanía todavía tiene miedo de denunciar hechos delictivos ante las autoridades.

En la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes se realizó el debate sobre la seguridad ciudadana en Medellín, liderado por el representante Federico Hoyos, del Centro Democrático. En la discusión el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional, invitó a la comunidad a denunciar la extorsión para lograr acciones más efectivas.VER MÁS…

Colombia: The FARC and Colombia’s Illegal Drug Trade / John Otis

The crisis of Colombia’s peace process occasioned by the FARC kidnapping of General Rubén Darío Alzate appears to be drawing to an end, with numerous reports indicating his release is imminent.

The FARC’s action exposed once again the deep polarization within Colombia over the peace talks and the profound distrust of the FARC by nearly all sectors of public opinion.

As part of its ongoing monitoring of the peace process in Colombia, the Latin American Program is pleased to share with you a new study of the FARC’s involvement in Colombia’s illegal drug trade. In “The FARC and Colombia’s Illegal Drug Trade,” veteran Bogotá-based reporter John Otis assesses the FARC’s current role in the taxation, production, and trafficking of illegal drugs as well as the significance of a May 2014 accord between the Colombian government and FARC negotiators to jointly combat coca cultivation and drug trafficking in guerrilla-dominated areas and to expand alternative development projects upon the signing of a formal peace treaty.

Perú: El inquietante humor de Urresti / Gustavo Rodríguez

¿Será este el tipo de liderazgo que necesita un país que merece orden, pero también armonía?

El general colombiano sube al escenario precedido de una reputación envidiable. Momentos antes, la pantalla de CADE había anunciado que Óscar Naranjo fue director de la transformada policía de su país hasta el 2012 y que un año antes fue distinguido como el mejor policía del mundo. En los siguientes minutos el general Naranjo no leerá un papel ni se apoyará en una pantalla. Como los antiguos cantantes de bolero, se apoyará solo en su voz cadenciosa para compartir las cosas en las que cree. Entre ellas yo subrayo la más importante: Naranjo es un policía humanista. En un momento específico hace hincapié en que la raíz del vocablo ‘policía’ proviene de la noción de ‘polis’ griega, esto es, el espacio en el que conviven los ciudadanos y que todo policía debería ser la encarnación del espíritu del orden que es necesario para vivir en armonía. VER MÁS…

Perú: CADE 2014 / Fernando Rospigliosi

En lugar de continuidad de una política, aquí tenemos carencia total de política.

La Conferencia Anual de Ejecutivos realizada en Paracas incluyó temas que no son usuales en este evento y que preocupan vivamente a los empresarios, como la corrupción y la seguridad ciudadana. De hecho, fueron los problemas que aparecieron en los dos primeros lugares en la encuesta realizada por Ipsos entre los participantes. La preocupación por el deterioro de la seguridad y el avance del crimen organizado se expresó en el hecho que hubo dos conferencias y un panel sobre el tema.

La excelente presentación del general (r) Oscar Naranjo, ex director de la policía colombiana entre 2007 y 2012, mostró una experiencia cercana de la que tenemos mucho que aprender. A principios de la década de 1990 Colombia estaba asediada por el narcotráfico y la delincuencia, con niveles de violencia pavorosos. Un consenso extraordinario entre los políticos, la sociedad civil –con participación muy importante de los empresarios- y funcionarios estatales, logró revertir la situación. VER MÁS…

Colombia: INPEC: ¿síntoma o causa? / Michael Reed Hurtado

Las cárceles están ardiendo; arden desde hace años y a nadie parece importarle. En 2012, antes del brote actual de crisis, las voces de alarma lograron alguna atención de los funcionarios de turno del Ministerio de Justicia. Visitaron algunas prisiones y se espantaron con lo que vieron. Prometieron que la solución estaba a la vuelta de la esquina con la construcción de más cárceles. Cupos y más cupos, esa es la promesa inmarcesible.

Por otro lado, los policías que para esa fecha dirigían el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), trataban de tapar la inmundicia con jabón y trapero, y algo de pintura. Confrontados con el creciente hacinamiento, estos optaron por la negación literal: “no hay hacinamiento” afirmaba el mayor general (r) Gustavo Ricaurte, inventándose una fórmula delirante para medir la sobrepoblación. VER MÁS…

Colombia: Defensoría negó que hacinamiento en cárceles haya disminuido

La Defensoría del Pueblo desmintió este miércoles la disminución de 9,5 por ciento en el hacinamiento que se vive en las cárceles de Colombia anunciado el pasado lunes por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), que aseguró que actualmente este índice se encuentra en el 49 por ciento.

El Inpec informó en un comunicado que el descenso en la sobrepoblación se debe a que los jueces aplicaron una reforma con la que “han otorgado los beneficios de libertad condicional, prisión domiciliaria y suspensión de la pena a 18.732 internos y se han creado 489 nuevos cupos”.

Sin embargo, la Defensoría apuntó que “existen situaciones coyunturales que tienen alta incidencia en estos resultados, y que son completamente ajenas a las medidas judiciales que atribuye el Instituto”. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores