El éxodo centroamericano / Humberto Montero

Es la 1:30 pm en San Salvador. Una muchacha de 24 años queda engullida en el atasco de una céntrica avenida. El sol luce como cada día y las calles están repletas en el frenético caos de la capital centroamericana. De repente, un transeúnte se acerca a su automóvil y golpea levemente el vidrio polarizado de su carro. Presa del pánico, al darse cuenta de que le apunta una pistola, la joven trata en vano de salir de la encerrona. Aterrorizada, comienza a hacer sonar la bocina de su coche pero nadie se mueve un palmo. El sonido de la muerte vuelve a percutir contra el cristal, pero la chica no baja la ventana. Esa decisión le costará la vida. Un segundo después, su asesino le descerraja dos tiros en la cabeza porque hay lugares donde el alma vale un arrebato y unos pesos. VER MÁS…

 

El Salvador: Mario Vega, pastor general de la Iglesia Elim: “Ojalá surgiera una propuesta mejor que la tregua, pero al día de hoy no la hay” / Roberto Valencia

No se lleve a engaño con el titular de esta entrevista. El pastor general de la Misión Cristiana Elim no siente empatía alguna por los pandilleros. Los cataloga como grupos delictivos que han hecho del asesinato y de la extorsión herramientas para comunicarse, crimen organizado puro y duro, con el matiz fundamental de que son la expresión de la desigualdad social que define a la sociedad salvadoreña. Desde ese supuesto, para él verdad inamovible, sentencia que resolver la violencia que generan las maras pasa, sí o sí, porque el gobierno de Salvador Sánchez Cerén también se siente a negociar con los líderes de las pandillas.

El pasado mayo promedió 13 asesinatos cada día; junio, 12 diarios. Son cifras similares a las que El Salvador tenía antes de marzo de 2012, cuando las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18 acordaron con el gobierno una tregua que supuso un desplome sin precedentes en los números tanto de la Policía Nacional Civil como del Instituto de Medicina Legal. VER MÁS…

El Salvador: Reenfocar la policía y consolidar la democracia / Oscar A. Fernández O.

El gobierno actual ha establecido como prioridad, en el marco del intrincado problema de poner en práctica las posibles soluciones para enfrentar el problema de la criminalidad, el de colocar a tono con el momento a la Policía Nacional Civil, uno de los instrumentos importantes del Estado a la hora de darle soporte a la Democracia popular.

Uno de los principales problemas que enfrentará el propósito de lograr una reestructuración en la Policía, serán las resistencias internas dentro de la misma policía a los cambios, como suele suceder en todas las instituciones acostumbradas a funcionar de una manera. Para superar estos obstáculos será indispensable contar con la voluntad política de sus autoridades (mandos) y sus bases.

La Policía Nacional Civil de El Salvador, fue concebida en los Acuerdos de Paz, en correspondencia a la necesidad histórica de crear un nuevo proyecto de sociedad, que sustituyera ochenta años de dictadura militar y terminase por tanto, con las causas estructurales que dieron origen a más de doce años de guerra interna. VER MÁS…

El Salvador: No solo maras (y III) / Roberto Valencia

Tercer manojo de microhistorias extraídas de los juzgados de la capital que, como ya se apuntó, invitan a pensar que El Salvador tiene un problema de convivencia y de orden social que va mucho más allá de la existencia de pandillas.

Hombres que matan a sus parejas, mujeres que asesinan a sus hijos, locos que te cosen a balazos por negarte a saltarte un semáforo en rojo… Historias como estas se suceden en El Salvador con tanta frecuencia que han dejado de sorprender en una sociedad acostumbrada a la violencia.

***

Caso XI. El quince de septiembre de 2012, José Gustavo Arévalo y José Luis Miranda, dos jóvenes de 18 y 19 años, decidieron que era el día para ejecutar lo que desde hacía semanas venían maquinando: asesinar al jefe de José Gustavo, un modesto empresario llamado Carlos Armando Rivera, y robarle cuanto pudieran en su casa de la urbanización San Miguelito, en Santa Ana. La primera parte –el asesinato– resultó lo más sencillo: aprovechando que estaba dormido, José Gustavo se acercó con un bate de béisbol y le destrozó la cabeza a golpes. Con el cuerpo sobre la cama ensangrentada empezaron los nervios y las torpezas. VER MÁS…

El Salvador: El gobierno se deshará de la palabra “tregua” pero seguirá dialogando con las pandillas / Carlos Martínez y José Luis Sanz / Entrevista con Benito Lara, ministro de Justicia y Seguridad Pública

El ministro de Seguridad no ve inconveniente en que los líderes pandilleros se reúnan en las penitenciarías. Ni pretende prohibir que, en nombre de una oenegé, Raúl Mijango ingrese a los penales. Ni interferirá en acuerdos entre pandillas. Y está dispuesto, incluso, a dialogar con las cúpulas de la MS-13 y del Barrio 18 si eso ayuda a la ejecución de la política nacional de seguridad pública.

A Benito Lara le gusta demostrar con pequeñas frases o ideas, presumir casi, que llevaba tiempo preparándose para ser ministro de Seguridad. Entra en la sala de reuniones cargado de carpetas y de dos teléfonos celulares que no pararán de sonar durante toda la entrevista, se medio desploma sobre el sillón, y antes de la primera pregunta bromea: “Este es un huevo más grande de lo que yo pensaba”. Pero es un albur. Resulta evidente, él lo hace evidente, que ha estudiado la gestión de sus antecesores, que tiene trazada su línea de acción, y que se siente completamente respaldado por el presidente Salvador Sánchez Cerén y por su partido, el FMLN, para despreciar las prisas y discursar sobre políticas de largo plazo, esas que tan poco se aplaude cuando hay un promedio de 10 homicidios diarios. VER MÁS…

El Salvador: Gobierno desmantela la tregua y los homicidios alcanzan 30 en un día / Carlos Martínez y José Luis Sanz

Miembros del gobierno y mediadores de la tregua entre pandillas atribuyen el alza en los homicidios a que el ministro Perdomo y el fiscal general consiguieron cerrar todos los espacios de diálogo entre pandilleros al arrestar a sus voceros en libertad. A primeras horas de la noche este viernes 23 de mayo ya se perfilaba como el día más violento de 2014.

Cuando falta poco más de una semana para que acabe el presente gobierno, las autoridades de Justicia y Seguridad Pública consiguieron desmantelar lo poco que quedaba de la tregua: todos los mecanismos de diálogo con las pandillas están en este momento rotos.

En las dos últimas semanas, cuatro pandilleros que ostentaban la vocería de sus respectivas estructuras fuera de las cárceles fueron arrestados. Estas personas representaban a sus pandillas en una mesa permanente de diálogo con los mediadores Raúl Mijango y Fabio Colindres, y su arresto rompe el único espacio de convergencia entre la Mara Salvatrucha, las dos facciones del Barrio 18 y los mediadores. Un año atrás, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, al llegar al cargo en sustitución del general David Munguía Payés, decidió bloquear los canales de diálogo entre los líderes de las pandillas encarcelados y además entre estos y sus representantes en libertad. VER MÁS…

El Salvador: El presidente salvadoreño confirma que no apoyará “tregua” entre pandillas

“La tregua por sí misma no podía ni podrá resolver la criminalidad. Para ello es imprescindible resolver los problemas de incapacidad y de debilidad estatal que impiden controlar esta ola de violencia. En realidad este es el auténtico problema de todo el Triángulo Norte, no solo de El Salvador. Este es el motivo del fracaso de a tregua y no la tregua en sí”.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, confirmó que no apoyará la “tregua” entre pandillas que bajó los homicidios en el país, uno de cuyos mediadores admitió, por otra parte, que recibe pago por esa gestión.

“Nosotros no vamos a continuar con la ‘tregua’”, sentenció el gobernante ante periodistas durante una visita a la empresa estatal de aguas en San Salvador. El mandatario ratificó así lo que el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, adelantó el martes, cuando dijo que “el concepto ‘tregua’ no es un concepto que está dentro” de la política de seguridad del nuevo Gobierno, que asumió el pasado 1 de junio. VER MÁS…

El Salvador: Las maras y la tregua. ¿Sigue siendo válida la tregua de las maras? / Sonia Alda

En este momento podría parecer de lo más inoportuno plantearse la posibilidad de que la tregua con las maras no sólo continuara en El Salvador, sino que fuera una referencia en el resto de Centroamérica.

Mientras que hasta el momento, los gobiernos de Guatemala y de Honduras se han negado a llevar a cabo la negociación con las maras de sus respectivos países, los propios salvadoreños, a estas alturas, son más reacios que nunca a continuar con ella.

Hay una convicción mayoritaria de que la tregua ha fracasado puesto que, a pesar del importante descenso en el número de homicidios, no ha significado la disminución de otros delitos, como la extorsión. Para muchos, incluso desde que se inició, en marzo de 2012, en realidad dicha tregua no ha servido más que para reforzar las estructuras mareras. VER MÁS…

El Salvador: No solo maras (II) / Roberto Valencia

Otro ramillete de microhistorias extraídas de los juzgados salvadoreños, que invitan a seguir pensando que el país tiene un problema de convivencia y de orden social que va mucho más allá de la existencia de pandillas.

Historias como estas se suceden en El Salvador con tanta frecuencia que han dejado de sorprender en una sociedad acostumbrada a la violencia. “La sociedad salvadoreña tiene adicción a la muerte, los salvadoreños somos adictos a la muerte”, me dijo hace tres años ya un psicólogo forense del Instituto de Medicina Legal. VER MÁS…

El Salvador: Seguridad: Detener la esquizofrenia / El Faro

Esta es una breve lista de asuntos que, según El Faro, el nuevo gabinete de seguridad pública debe atender con urgencia desde la primera hora en la que inicie sus funciones. Se trata de iniciar con un rumbo claro y de intentar controlar el timón frenético y desconectado de la realidad que ha caracterizado a las administraciones pasadas.

El gobierno del presidente Mauricio Funes se caracterizó por la ausencia de discursos claros en materia de seguridad pública y por tantos golpes de timón como funcionarios asumieron la conducción de esa rama. Dependiendo de si el ministro era Manuel Melgar, David Munguía o Ricardo Perdomo la atención focalizada del gobierno debía dirigirse a distintos objetivos; dependiendo de quién hablaba, existía un problema o no existía, o las cifras de violencia eran menores o eran mayores y los responsables eran unos u otros.
Cinco años alcanzaron para darle vida –desde el gobierno- a un experimento único como la tregua entre pandillas y para perseguirlo luego –desde el gobierno- con antorchas y azadones, como se persigue a las abominaciones. VER MÁS…

El Salvador: First MS-13 Member Extradited from El Salvador to United States Sentenced to 35 Years for Role in Attempted Murders of Two Individuals

Edgar Benitez Hernandez, also known as “Shadow,” 26, of the District of San Miguel, El Salvador, was sentenced today to 35 years in prison on two counts of using and discharging a firearm during or in relation to an attempted murder in aid of racketeering. Benitez Hernandez was extradited from El Salvador to the United States on December 18, 2013, and had been indicted previously by an Eastern District of Virginia grand jury on June 13, 2010, on multiple racketeering charges, including attempted murder.

Benitez Hernandez pleaded guilty on February 12, 2014. According to court documents, Benitez Hernandez, a soldier in the notoriously violent transnational street gang Mara Salvatrucha 13 (MS-13), attempted to murder two individuals on September 13, 2008, in Loudoun County, Virginia. On that date, Benitez Hernandez concealed himself behind some shrubs and when the male and pregnant female victims were within range, he fired multiple shots while yelling “Mara Salvatrucha Cabrones.” Both of the victims were critically injured and likely would have died were it not for immediate surgical intervention. The unborn baby also survived the wounding. Benitez Hernandez committed the double shooting to increase his position within MS-13’s criminal enterprise. SEE MORE…

El Salvador-México: Los más violentos del mundo

Los países más violentos del orbe, por mucho, se concentran en un pequeño pedazo de tierra: justo el que colinda con nuestro país…

El 2 de septiembre de 2009, en Tonacatepeque, un suburbio de San Salvador, el cineasta Christian Poveda recibía dos tiros en la cabeza. Acababa de estrenar su último documental, La vida loca, un testimonio doloroso pero a la vez esperanzador sobre la vida de las pandillas en esas peligrosas calles. Para ello se había ido a vivir con
los “mareros” y se había hecho amigo de ellos.

Pero algo pasó: alguien sospechó que estaba hablando con la policía, o bien los líderes de Barrio 18 se enojaron por alguna imagen del video, y fue ultimado (quien se cree que dio la orden desde la cárcel es un líder apodado “El Molleja”). El hecho motivó un escándalo nacional e internacional que culminó con algo que parecía antes impensable: el acuerdo entre las maras y el gobierno salvadoreño para bajar los niveles de violencia. Un acuerdo inadmisible en cualquier otro país: sentarse con los delincuentes para pedirles que por favor cometan menos asesinatos. Pero en El Salvador la muerte violenta no es un fenómeno más, sino una enfermedad endémica que lleva al caos a toda la sociedad. VER MÁS…

El Salvador: Libro “Infiltrados – Crónica de la corrupción en la PNC (1992-2013)” / Mauricio Silva

El libro InfiltradosCrónica de la corrupción en la PNC (1992-2013), deja claro que la depuración de la Policía Nacional Civil (PNC) es requisito indispensable de cualquier estrategia nacional de seguridad ciudadana; no es el único requisito, pero sí uno sin el cual no se logrará la paz social y sin el cual ningún esfuerzo de controlar el crimen será eficaz. Infiltrados, escrito por Héctor Silva Avalos (mi sobrino), expone una realidad dura y difícil, en el momento oportuno, el del inicio de un nuevo gobierno que hereda ese gran reto.

“La principal conclusión del libro es que la PNC falló… La investigación plasmada en (el) libro permite sostener que la PNC ha fracasado. Fracasó en la tarea de construir una nueva cultura de aplicación de la ley y en la de cambiar la conducta de sus oficiales…fracasó en su tarea de entrenar agentes capaces de investigar y castigar a los trasgresores de la ley sin importar conexiones políticas, ideológicas o su estatus económico o social. Como antes la PNC también se especializó en obstruir la justicia y en garantizar la impunidad para aquellos con suficiente influencia o dinero.” O sea, la PNC hace lo contrario de lo que debería, convirtiéndose así en el principal obstáculo para lograr seguridad y combatir el crimen; pero más grave aún, “fue por la PNC por donde el crimen organizado transnacional, sobre todo organizaciones de narcotráfico y lavado de dinero, penetró el sistema de partidos políticos y el tejido social.” Un ex viceministro de seguridad reconoció que “la PNC había sido la fuerza de seguridad más corrupta” y que todo esto lo hacen con “la protección desde el estado y sus instituciones.” VER MÁS…

El Salvador: La Sombra Negra / Roberto Valencia

Desde que surgió hace dos décadas, el grupo de exterminio Sombra Negra aparece y desaparece de la agenda informativa como el agua de las quebradas, que solo baja tras la tormenta. Algunos opinan que es la solución a las maras, seguramente porque desconocen que el bum de las pandillas en San Miguel fue justo después del accionar de este grupo.

La Sombra Negra comenzó a operar en la ciudad de San Miguel en la segunda mitad de 1994 y actuó menos de un año. Hubo antes y después incontables grupos de exterminio, con un listado de víctimas aún mayor, pero ninguno con tanto magnetismo. La inmortalidad se la debe a una conjunción de factores: por un lado, el metódico ritual en un buen porcentaje de las ejecuciones, con tiro de gracia en la nuca a hombres con manos amarradas en la espalda y ojos vendados; por otro, la profusa difusión de sus hazañas, con comunicados reivindicativos y otros con amenazas, una réplica a escala del terror generado por los escuadrones de la muerte en la década anterior; y por último, y quizá el factor más influyente, por su final hollywodense, con detención masiva de sus integrantes y juicio público a la cúpula que terminó con sentencia absolutoria, para alegría de una sociedad que de forma explícita o implícita aplaudía –aplaude– a los asesinos que dicen asesinar a delincuentes. VER MÁS…

El Salvador: Perdomo: rencillas entre pandillas arrojan el 28% de los homicidios

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo afirmó hoy que se continúan realizando actividades para coordinar acciones que agilicen procesos de investigación contra las pandillas.

“Las rencillas entre pandillas nos arrojan el 28% de los homicidios”, manifestó Perdomo. También, dijo que se encuentran investigando 12 estructuras de pandillas con mayor actividad delictiva en el país.

Referente a un supuesto toque de queda en el centro de San Salvador, el ministro dijo que ya han implementando en la capital y Santa Tecla un plan llamado “Comercio Seguro”, el cual es similar al de “Casa Segura”; esto con el fin de garantizar seguridad a comerciantes de mercados.

Además, Perdomo dijo que considera que hay sectores interesados en crear un clima de intranquilidad al futuro Gobierno. “No estamos en guerra con las pandillas, estamos por la defensa de los salvadoreños”, acotó el ministro. VER MÁS…

El Salvador: Pandillas desconocen nueva tregua y dicen que “únicos” mediadores son Mijango y Colindres / Daniel Valencia Caravantes y Óscar Martínez

Representantes de las pandillas Barrio 18 y Mara Salvatrucha sentenciaron que no existe otro proceso de tregua más que el impulsado desde marzo de 2012 y que no hay otros mediadores que Mijango y Colindres. Exigieron que el Gobierno retome ese proceso y advirtieron que la tregua pende de un hilo. De romperse, homicidios podrían subir
hasta los 24 diarios, advirtieron.

Las dos facciones de la pandilla Barrio 18 (sureños y revolucionarios) y la Mara Salvatrucha dieron un golpe sobre la mesa la noche del martes 29 de abril al desconocer el nuevo proceso de diálogo impulsado por el ministro de Seguridad Ricardo Perdomo, el padre pasionista Antonio Rodríguez, las iglesias católicas y evangélicas y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Para las pandillas, los únicos mediadores en el proceso de pacificación no pueden ser otros que el exdiputado Raúl Mijango y el obispo castrense Fabio Colindres, y el único proceso de tregua es el que, aseguran, siguen sosteniendo las pandillas pese al bloqueo que el gobierno ha dado al pacto original con el cual nació la tregua, en marzo de 2012. VER MÁS…

El Salvador: “Esto son las consecuencias del accionar de las autoridades” / Entrevista con un vocero de las pandillas / José Luis Sanz

El Faro habló con un representante de una de las principales pandillas involucradas en la tregua, la Mara Salvatrucha y el Barrio 18. Aunque admite que fueron pandilleros quienes perpetraron los ataques contra policías en los últimos días, niega que respondan a una línea de la cúpula de las pandillas. Dice sin embargo -en el mismo tono de advertencia o velada amenaza que se ha hecho habitual en la vocería de las pandillas- que si el gobierno no da facilidades a la tregua estos hechos pueden repetirse.

Hace algunas semanas, representantes del Barrio 18 nos dijeron en una entrevista que si el gobierno no respaldaba de nuevo la tregua y los abusos de la Policía seguían, se podía desatar una guerra abierta entre pandillas y la Policía Nacional Civil. ¿Los ataques de estos días son una señal de que esa guerra ha comenzado? No, pero esto sí es consecuencia de tanta represión. ¿Cómo voy a detener a la gente si están provocándolos? Desde que aprobaron esa ley de que el policía puede disparar o si dispara ya no va preso, como que les dieron autoridad, o entendieron mal la ley, no sé, pero si un cipote se les corre o medio les hace así ya le empiezan a disparar.  VER MÁS…

 

El Salvador: “Esto son las consecuencias del accionar de las autoridades” / José Luis Sanz / Entrevista con un vocero de las pandillas

El Faro habló con un representante de una de las principales pandillas involucradas en la tregua, la Mara Salvatrucha y el Barrio 18. Aunque admite que fueron pandilleros quienes perpetraron los ataques contra policías en los últimos días, niega que respondan a una línea de la cúpula de las pandillas. Dice sin embargo -en el mismo tono de advertencia o velada amenaza que se ha hecho habitual en la vocería de las pandillas- que si el gobierno no da facilidades a la tregua estos hechos pueden repetirse.

Hace algunas semanas, representantes del Barrio 18 nos dijeron en una entrevista que si el gobierno no respaldaba de nuevo la tregua y los abusos de la Policía seguían, se podía desatar una guerra abierta entre pandillas y la Policía Nacional Civil. ¿Los ataques de estos días son una señal de que esa guerra ha comenzado?
No, pero esto sí es consecuencia de tanta represión. ¿Cómo voy a detener a la gente si están provocándolos? Desde que aprobaron esa ley de que el policía puede disparar o si dispara ya no va preso, como que les dieron autoridad, o entendieron mal la ley, no sé, pero si un cipote se les corre o medio les hace así ya le empiezan a disparar. ¿A cuánta gente han matado ellos? Y no solo porque se les hayan corrido. Los han matado a golpes. O agarran a un cipote, lo penquean todo, le quitan su celular, sus pertenencias, y al rato lo dejan ir. VER MÁS…

El Salvador: Quijano buscó un acuerdo con las pandillas tras perder la primera ronda / Gabriel Labrador

Después de meses de declararse enemigo de la tregua entre pandillas y tras la derrota en primera ronda, el candidato presidencial de Arena envió un emisario para que ofreciera a los líderes pandilleros un trato: un gobierno suyo los tomaría en cuenta para diseñar políticas de seguridad pública a cambio de que para la segunda ronda dejaran de presionar a los ciudadanos sobre cómo votar.

Dos días después de sufrir la derrota por más de 10 puntos en la primera ronda de la elección presidencial, el candidato del partido Arena, Norman Quijano, hizo una llamada telefónica. Su interlocutor escuchó cuando le pidió que hiciera lo que Quijano pasó diciendo durante toda su campaña que nunca haría: “Me pidió que yo hablara con ellos, con las pandillas, para explicarles el enfoque integral del tema”. VER MÁS…

El Salvador: No solo maras (I) / Roberto Valencia

El fenómeno de las maras representa la expresión más dolorosa de la violencia que impregna toda la sociedad salvadoreña. Los pandilleros se han ganado a pulso ser los depositarios del odio colectivo, pero basta estar pendiente de lo que sucede en los juzgados para inferir que El Salvador tiene un grave problema de convivencia y de orden social que va mucho más allá de la existencia de pandillas.

Historias como estas se suceden en El Salvador con tanta frecuencia que han dejado de sorprender en una sociedad acostumbrada a la violencia. “La sociedad salvadoreña tiene adicción a la muerte, los salvadoreños somos adictos a la muerte”, me dijo, hace tres años ya, un psicólogo forense del Instituto de Medicina Legal. VER MÁS…

El Salvador: Mijango: “Me retiro si se demuestra que el liderazgo de las pandillas ordenó atacar a la Policía” / Carlos Martínez y José Luis Sanz

El mediador de la tregua asegura que si las pandillas ordenaron los ataques a la PNC eso dejaría claro que han violado los acuerdos iniciales que dieron vida al proceso. Asegura también que la gestión del ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo, ha debilitado “el entusiasmo” de las pandillas en la tregua.

Raúl Mijango, el principal mediador de la tregua entre pandillas, cree que el proceso atraviesa ahora su crisis más severa desde que se inició en marzo de 2012, e incluso ve condiciones para que el acuerdo que permitió reducir drásticamente el número de homicidios en El Salvador se rompa.

Por más de dos años, Mijango ha defendido públicamente que las pandillas –y sobre todo sus líderes- están firmemente convencidos de seguir adelante con el proceso pese a las adversidades, a los detractores y a los obstáculos institucionales. Sin embargo, ahora, por primera vez, asegura que las pandillas experimentan “pérdida de entusiasmo y de confianza” ante la falta de compromiso de las autoridades con la tregua. VER MÁS…

El Salvador: Redimensionando la relación entre las Maras de El Salvador y el narcotráfico / Juan Carlos Garzón

El politólogo Juan Carlos Garzón examina más de cerca la relación entre las maras de El Salvador y el tráfico transnacional de droga, encontrando que estos vínculos son a menudo exagerados y sirven para ocultar problemas quizás más importantes, como el papel clave que juega el país en el lavado de dinero.

En la página cinco de uno de los principales diarios de El Salvador se puede leer el siguiente titular “Seis personas capturadas con cocaína en Ahuachapán”. La extensa nota describe uno de los operativos realizados por la Policía Nacional Civil. El resultado: la incautación de 1 kilo de cocaína. No hay certeza del destino que tenía la droga. Puesto en Estados Unidos este pequeño cargamento podría ascender a US$25.000, en el mercado local US$12.000. Las personas capturadas no tienen apariencia de pandilleros. Eran hombres adultos de procedencia rural, que emprendieron un viaje desde Guatemala u Honduras para venderla en el mercado local, o si tienen suerte pasar la frontera y aumentar su valor. VER MÁS…

El Salvador: Emboscada a la policía alimenta miedos sobre creciente capacidad de las pandillas / James Bargent

Tras dos ataques muy organizados contra la policía, llevados a cabo por pandillas callejeras fuertemente armadas, las autoridades de El Salvador están advirtiendo que las pandillas han ampliado su influencia territorial, aumentado sus actividades criminales, y adquirido armamento más potente.

El 4 de abril, una patrulla de la policía y una delegación de la policía fueron emboscadas en ataques diferentes, con 30 minutos de diferencia. En ambos casos, los ataques, que dejaron un oficial muerto y tres heridos, fueron realizados por miembros de pandillas armadas con rifles de asalto M16 y pistolas 9mm, informó El País. La policía cree que la pandilla Barrio 18 fue la responsable.

El jefe de la Policía Nacional Civil (PNC), Rigoberto Pleites, dijo que la sofisticación de los ataques sugiere que las pandillas habían recibido adiestramiento militar en el uso de armas de guerra, informó La Prensa Gráfica. VER MÁS…

El Salvador: Homicidios en El Salvador crecen 44 pct en 1er trim pese a tregua entre pandillas

Los homicidios en El Salvador crecieron un 44 por ciento en el primer trimestre, en medio de enfrentamientos entre la policía y pandilleros que ocurren en el empobrecido país centroamericano pese a una languideciente tregua entre las violentas bandas.

El Instituto de Medicina Legal informó el jueves que entre enero y marzo se produjeron un total de 794 homicidios, sobre todo en las ciudades más violentas, frente a las 551 muertes ocurridas en el mismo periodo del 2013.

Miguel Fortín, director del órgano estatal, atribuyó el incremento a las cada vez más duras tácticas de la policía contra las pandillas, lo que ha exprimido sus ingresos, orillándolas a luchar cada vez más entre sí para obtener más recursos. VER MÁS…

El Salvador: Salvadoran govt: Gang truce hasn’t worked

The government of El Salvador said Monday that the truce between the country’s main Mara street gangs hasn’t worked, and that killings and attacks against police have risen again.

The pacts between the Mara Salvatrucha and the rival Mara 18 gang had been widely hailed as a success in cutting homicide rates almost in half. But the Public Safety and Justice Ministry said in a statement published Monday in newspapers that the gangs have increased their violence and adopted a policy of attacking law enforcement officers.

“The National Police force has received information and evidence that the gangs have increased their criminal acts,” according to the ministry statement. “Some groups within the gangs have instructions to directly attack police, military personnel and public servants, with the aim of putting pressure on the incoming administration” of President-elect Salvador Sanchez Ceren, who is scheduled to take office in June. SEE MORE…

El Salvador: Tregua fue intento bien intencionado que no funcionó, dice iglesia

El arzobispo de San Salvador dijo hoy que actualmente, para hacer frente a la creciente violencia, es necesario un plan distinto y transparente.

Que la tregua entre pandillas, puesta en marcha en marzo de 2012, fue un intento bien intencionado para reducir la criminalidad en El Salvador, pero que no funcionó, consideró este domingo el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

En este sentido, el representante de la iglesia católica dijo que el nuevo gobierno -que a partir del 1. º de junio asumirá las riendas del país- debe buscar un plan distinto para hacer frente a la creciente violencia.

“No haré análisis de la tregua ni una valoración. Me parece que lo de la tregua no es un plan del nuevo gobierno, sino más bien (busca) un plan de querer involucrar a toda la sociedad para abarcar la problemática y superarla como debe ser, atendiendo a los distintos factores”, dijo Escobar. VER MÁS…

El Salvador Las astillas perdidas de la tregua: I. El debut del milagro / Carlos Martínez y José Luis Sanz

El domingo 9 de marzo se cumplieron dos años desde que el gobierno trasladó a 30 líderes de la Mara Salvatrucha y del Barrio 18 a cárceles comunes a cambio de que estos ordenaran reducir los homicidios. A aquello, y a las voluntades y acciones —exitosas o fracasadas— que se han sucedido desde entonces, se le ha llamado coloquialmente “la tregua”. El Faro ha reunido 18 escenas inéditas ocurridas a lo largo de estos dos años, que publicaremos en tres entregas y que retratan lo que este periódico ha descubierto del proceso de tregua, algunas de sus sombras y logros, sus evidentes carencias y el talante de sus principales protagonistas. VER MÁS…

 

 

El Salvador: Sánchez Cerén y la tregua / Editorial El Faro

Durante toda la campaña, Salvador Sánchez Cerén evitó referirse al acuerdo entre el gobierno y las pandillas conocido como “la tregua”. En su propuesta de gobierno tampoco hizo mención de ello y hasta ahora aun no hay claridad sobre lo que hará su administración cuando se instale, el 1 de junio.

En realidad no tendrá muchas opciones: aun cuando el FMLN ha expresado ya que no le gusta la tregua, probablemente no pueda hacer nada más que continuarla y a partir de allí buscar otro rumbo para ese acuerdo. Hace unos días, en El Faro Radio, el jefe de campaña Roberto Lorenzana dijo que cualquier acuerdo se hará de manera pública y transparente, a diferencia de cómo ha administrado el proceso el gobierno de Funes.

A dos años de su puesta en marcha, la tregua es hoy un fracaso político. Ni el presidente ha querido admitir públicamente que es una estrategia de su gobierno y tampoco han logrado Munguía Payés y sus negociadores encontrar suficiente apoyo para convertirla en un proyecto exitoso. La tregua les ha traido altos costos debido a que no supieron convencer a la población de sus beneficios. Y tampoco a la comunidad internacional. VER MÁS…

El Salvador: Maras y narcotráfico / Juan Carlos Garzón

En la página cinco de uno de los principales diarios del país se puede leer el siguiente titular “Seis personas capturadas con cocaína en Ahuachapán”. La extensa nota describe uno de los operativos realizados por la Policía Nacional Civil. El resultado: la incautación de 1 kilo de cocaína. No hay certeza del destino que tenía la droga. Puesto en Estados Unidos este pequeño cargamento podría ascender a US$25.000, en el mercado local US$12.000. Las personas capturadas no tienen apariencia de pandilleros. Son hombres adultos de procedencia rural, que emprendieron un viaje desde Guatemala u Honduras para venderla en el mercado local, o si tienen suerte pasar la frontera y aumentar su valor.

¿Por qué la incautación de 1 kilo de cocaína merece una página completa en uno de los principales diarios en un país como El Salvador? De acuerdo con el más reciente informe del Departamento de Estado de los EE.UU en 2013 las autoridades incautaron 664 kilos de cocaína, aproximadamente el doble de lo registrado en el 2012. Para tener puntos comparación, en Honduras en 2013 fueron incautadas 1.7 toneladas métricas y en Guatemala un poco más de 4mil kilogramos.VER MÁS…

El Salvador: Una sociedad enferma / Roberto Valencia

get_img¿Cómo llegamos a esto(*)?

No me refiero a la fotografía curiosa-simpática-aberrante en función de quien la adjetive, sino a lo que hay detrás. Y lo que hay detrás es una joven filoemeese que promueve orgullosa la imagen de su hijo rifando barrio, y que apuntala el sinsentido con loas a la que define como su verdadera familia, la Mara Salvatrucha, organización responsable de miles de asesinatos tan solo en El Salvador. Lo que hay detrás, basta invertir unos minutos escarbando en internet, es una presencia cada vez mayor de las pandillas en Facebook, en YouTube, creciente de unos pocos años hacia acá, en la medida que internet ha dejado de ser algo exclusivo de clases medias y altas. Lo que hay detrás no es un hecho puntual extraordinario singular, sino cotidianidad. Lo que hay detrás es un problema social transfigurado en problema de seguridad pública. Lo que hay detrás son, cifras oficiales, más de 60,000 pandilleros activos con un entorno social afín a las pandillas –madres, novias, simpatizantes, hijos, colaboradores, chequeos, mascotas…– de 400,000 personas, en un país de poco más de 6 millones. Lo que hay detrás es la parte que menos gusta cuando la sociedad salvadoreña se mira en el espejo, como le sucede al cuarentón vanidoso que contiene la respiración y saca pecho para disimular su prominente barriga. Lo que hay detrás es, pese a quien pese, una redefinición de la salvadoreñidad en la que el pandillerismo más destructivo es un componente sine qua non. Lo que hay detrás es El Salvador. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores