México: Atlas de la seguridad y violencia en Morelos / Sergio Aguayo Quezada, coordinación académica Rodrigo Peña González y Jorge Ariel Ramírez Pérez, autores compiladores

El trabajo está presentado en cuatro secciones. Las primeras tres se componen por la presentación de la información recopilada y tienen un sentido monográfico porque se esfuerzan en la exposición de información. Cuadros, mapas y gráficos son la esencia de esta parte del trabajo y se complementan analíticamente entre sí, ya sea reforzando el análisis o contrastando información y fuentes. Esas tres secciones fueron insumo fundamental para la creación de la cuarta sección, compuesta por artículos académicos que tienen la intención de señalar fenómenos particulares en los que la violencia se presenta y/o expresa como parte de una dinámica generalmente más profunda y compleja.

A continuación las secciones del atlas para ubicar al lector en la lógica de la publicación: Sección 1. Violencia criminal. Este primer apartado reconoce en los actos delictivos botones de muestra de la problemática en el estado. Reflejan esa parte de la violencia que fundamentalmente busca esquivar la ley.  Sección 2.  Autoridades y el papel del Estado en Morelos. Está dedicada al papel de las autoridades. Es un ejercicio fundamental porque reconoce que la violencia también es ejercida por el Estado. Sección 3.  Demografía y sociedad civil ante la violencia. Los factores sociodemográficos, así como información sobre la sociedad civil en el estado, son insumos de investigación fundamentales para propiciar o facilitar nuevas investigaciones. Esta sección incluye insumos de esta naturaleza, lo que analíticamente invita a propiciar cruce de variables con información de las dos secciones anteriores.  Sección 4. ¿Cómo, dónde, cuándo? Análisis de la violencia en Morelos. Se trata de la parte del atlas dedicada a analizar fenómenos particulares. Todos fueron temáticamente motivados a raíz de la búsqueda de información cualitativa y cuantitativa, lo que dio pie a elaborar y presentar textos académicos que, con diversas perspectivas metodológicas, dan cuenta de estos casos interesantes e importantes para comprender fenómenos de violencia en Morelos. VER MÁS…

Perú: Sin reforma policial / Juan José Garrido

En agosto, la popularidad del ministro Urresti, a sabiendas de las denuncias que sobre él pesaban, pasó del 29% al 46%. En dicho escenario la popularidad presidencial saltó del 24% al 32% y ya algunos analistas hablaban del “efecto Urresti”, del potencial presidencial (¿?), y así uno tras otro disparate. A diferencia de otros medios, sostuvimos que eso no pasaría de una calentura popular; el estilo campechano y mediático del ministro serían, sin duda, llamativos y entretenidos, pero, en cuanto la realidad se abriera paso (léase, que la criminalidad se mantuviera y no existieran visos de reforma en el corto, mediano o largo plazo), todo se caería, como una casa de naipes. VER MÁS…

México: Infiltrada por el crimen la policía de 11 municipios de Guerrero

El vocero del gobierno estatal dijo que por eso es momento de levantar la voz de alerta y pedir una revisión y reestructuración de todos los cuerpos policiacos.

El gobierno estatal reconoció que las policías preventivas de Acapulco, Chilpancingo y toda la Tierra Caliente están infiltradas por el crimen organizado, de tal suerte que en ellos se puede reeditar lo sucedido en Iguala durante la noche del 26 de septiembre.

José Villanueva Manzanares, vocero oficial del gobierno estatal sostuvo que es momento de lanzar la voz de alerta para evitar hechos como los que hoy se lamentan.

“Nosotros debemos decir que estos sucesos lamentables de Iguala se pueden reeditar en cualquier municipio de la Tierra Caliente, Chilpancingo y Acapulco, ya que en estos municipio se sabe que las policías están infiltradas por la delincuencia organizada”. VER MÁS…

Perú: “¿Faltan policías?” / Gino Costa

Como tenemos 111 mil, habría que incrementarlos en casi 50%. ¿Es necesario? Parece que no…

El Ministro del Interior declaró la semana pasada que la policía necesita 160 mil agentes. Como tenemos 111 mil, habría que incrementarlos en casi 50%. ¿Es necesario? Parece que no.

El reciente informe regional de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) muestra que tenemos una de las más altas tasas de policías per cápita. Ocupamos el cuarto lugar entre dieciocho países del continente, con casi el doble de policías per cápita que Estados Unidos, Canadá y Chile. Pasaríamos al tercer lugar si sumamos los 23 mil serenos. El número de agentes no es, pues, el problema.VER MÁS…

Perú: Cruzada por la seguridad / Augusto Alvarez Rodrich

Sin la cual se ensombrece la perspectiva del país.

La indignación ciudadana por el deterioro de la seguridad se debe canalizar para presionar al Estado con el fin de emprender un plan articulado y de mediano plazo ante un problema que oscurece el futuro peruano.

La inseguridad creciente que vive el país perjudica desde la calidad de vida de toda la ciudadanía, pero principalmente de los más pobres, a quienes el daño que la delincuencia les produce es proporcionalmente mucho mayor; hasta la competitividad de las empresas de todo tamaño pero, principalmente, de las más pequeñas, a las cuales les resulta proporcionalmente más oneroso enfrentar al crimen.

México frente a la violencia / Carlos Mañamud

Los lamentables sucesos de Iguala y la desaparición (probablemente eliminación y matanza) de 43 estudiantes de magisterio (normalistas) han puesto nuevamente a México frente a su mayor flagelo del siglo XXI: la violencia. El triunfo del PRI en las elecciones de 2012, la llegada de Enrique Peña Nieto al poder y su programa reformista parecían haber reconducido al país por derroteros diferentes al sexenio de Felipe Calderón (2006 – 2012) y su guerra contra el narcotráfico.

De repente el cántaro se ha roto y los mexicanos se han sumido nuevamente en una negra pesadilla. Otra vez todo se pone en cuestión, como la gobernabilidad, el peso del narcotráfico, la corrupción o la convivencia cívica. Hace bien Peña Nieto en preocuparse porque en este envite se juega una parte importante de su gobierno y del recuerdo que deje a las generaciones futuras. La preocupación debería alcanzar a todo el espectro político nacional y a todos los niveles del estado, comenzando por el federal, pero también a ayuntamientos y estados. VER MÁS…

Perú: Ignorancia y soberbia / Fernando Rospigliosi

Para el periodista, si dejamos que la violencia y sicariato sigan propagándose, podemos estar mirándonos en el espejo mexicano

El asesinato de una persona el domingo pasado en un concurrido restaurante de Barranco suscitó declaraciones desafortunadas del ministro del Interior, Daniel Urresti, y del presidente Ollanta Humala.

Urresti, que suele desaprovechar las ocasiones para quedarse callado, dijo una barbaridad: “En un 90%, las víctimas del sicariato son delincuentes. ¿Entonces, a quién debe preocuparle el sicariato tremendamente con esa estadística? Pues a los delincuentes, al poblador común no le preocupa mucho”. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 88 seguidores