Chile: dudas sobre la propuesta del Ministerio de Seguridad Pública / Lucia Dammert

Esta semana fuimos invitados a la comisión de la Cámara de Diputados para emitir comentarios sobre la propuesta de ley que crea el Ministerio del Interior y Seguridad Pública. La propuesta de Ley se vincula con una oferta específica de la Presidenta Bachelet así como al acuerdo entre la Alianza y la Concertación en temas de seguridad pública. Por ende las ventanas para discutir la pertinencia, los problemas y desafíos de la misma son limitados. A pesar de eso no podemos más que explicitar la complejidad de esperar que el Ministerio encargado de consolidar la agenda política del gobierno sea a su vez el encargado de la seguridad pública.  De hecho, en la experiencia comparada no hay muchos casos donde esto ocurra, al contrario en muchos países se ha optado por la creación de entes especializados en la materia.
A pesar de los limitados espacios para el debate, es cada vez más oportuno plantear temas claves para lograr que la seguridad pública deje el ámbito de la política electoralista. Entre ellos consideramos que la institucionalidad propuesta no logra establecer grados de especificidad respecto a los temas de la seguridad pública. Cabe recordar que el Ministerio del Interior tiene entre sus funciones  todo lo relativo al gobierno político y local del territorio, la ejecución de las leyes electorales, la dirección de correos, promover las políticas de desarrollo regional, proponer las políticas de migración, revisar y sustanciar sumarios administrativos e investigaciones sumarias, entregar los resultados de los procesos electorales, entre otras múltiples tareas.  Por ende, no se soluciona la falta de una institucionalidad encargada de la seguridad pública sino que se suman un universo de tareas a un Ministerio desde ya complejo.  VER MÁS…

Esta semana fuimos invitados a la comisión de la Cámara de Diputados para emitir comentarios sobre la propuesta de ley que crea el Ministerio del Interior y Seguridad Pública. La propuesta de Ley se vincula con una oferta específica de la Presidenta Bachelet así como al acuerdo entre la Alianza y la Concertación en temas de seguridad pública. Por ende las ventanas para discutir la pertinencia, los problemas y desafíos de la misma son limitados. A pesar de eso no podemos más que explicitar la complejidad de esperar que el Ministerio encargado de consolidar la agenda política del gobierno sea a su vez el encargado de la seguridad pública.  De hecho, en la experiencia comparada no hay muchos casos donde esto ocurra, al contrario en muchos países se ha optado por la creación de entes especializados en la materia.

A pesar de los limitados espacios para el debate, es cada vez más oportuno plantear temas claves para lograr que la seguridad pública deje el ámbito de la política electoralista. Entre ellos consideramos que la institucionalidad propuesta no logra establecer grados de especificidad respecto a los temas de la seguridad pública. Cabe recordar que el Ministerio del Interior tiene entre sus funciones  todo lo relativo al gobierno político y local del territorio, la ejecución de las leyes electorales, la dirección de correos, promover las políticas de desarrollo regional, proponer las políticas de migración, revisar y sustanciar sumarios administrativos e investigaciones sumarias, entregar los resultados de los procesos electorales, entre otras múltiples tareas.  Por ende, no se soluciona la falta de una institucionalidad encargada de la seguridad pública sino que se suman un universo de tareas a un Ministerio desde ya complejo.  VER MÁS…

Anuncios

Una respuesta

  1. En campaña se prometió el Ministerio de Seguridad Pública, nunca se habló de agregarle un apellido al Ministerio del Interior y menos de hacer depender a Carabineros y a la Policía de Investigaciones de una simple Subsecretaría. Creo que la solución no pasa por una simple modificación, en lo sustancial lo correcto era un Ministerio nuevo y que se encargara de un tema complejo como es la seguridad y de que el dependieran Carabineros, la Policía de Investigaciones, el Conace y también Gendarmería de Chile. Abordar el tema de la seguridad con un cambio de nombre no es solución, porqué todo seguira tal cual , quizás se debiera estudiar las dotaciones policiales y adecuarlas a las necesidades de hoy, creo que falta un 30 % de Carabineros y un 60 % de Detectives, además bueno sería crear redes de apoyo a las policías para de esa forma incrementar la Solidaridad ciudadana entendiéndola como parte de la Seguridad ciudadana . Ahora la solidaridad ciudadana, parte con el autocuidado, luego con el autocuidado comunitario y de esa forma se va produciendo seguridad y apoyados fuertemente por Carabineros y la PDI, la primera como policía preventiva y la última como policía investigadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: