El Salvador: El país sigue doliente y doliendo / Benjamín Cuéllar

Los homicidios, las extorsiones y las desapariciones forzadas de personas –en un entorno nacional donde abundan además otros delitos– han mantenido a nuestra sociedad postrada ante la inseguridad y la violencia durante dos décadas después del conflicto armado. No quedaron atrás al llegar a su fin esa tragedia nacional, dentro de la que fueron prácticas sistemáticas con motivación política; al contrario, las legitimaron sus autores y protectores con la amnistía para que continuaran ocurriendo por otras razones. Al cabo de estos veinte años, era justo y necesario que ya reinara en el país una genuina paz social; sobre todo para que la gozaran las mayorías populares, que fueron las más sufridas por la grave violación de sus derechos humanos antes de la guerra y durante la misma. VER MÁS…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: