México: El Comisionado en su laberinto / Alejandro Hope

El nombramiento de Alfredo Castillo como comisionado (casi) plenipotenciario en Michoacán tiene serios inconvenientes, entre ellos, confusión en la línea de mando y el divorcio entre decisiones y responsabilidades.

Alfredo Castillo tiene carisma y presencia, acceso pleno a medios, soltura frente a cámaras y micrófonos. Tiene poder y recursos, la chequera abierta y la confianza del Presidente. Y para su desventura, tiene también una misión imposible.

En la última semana, el gobierno federal se ha hecho las preguntas correctas frente a la crisis michoacana: con el gobierno del estado al borde del colapso, ¿cómo restaurar una dosis de autoridad y orden? ¿Cómo salir de la crisis política y generar condiciones mínimas de gobernabilidad? Es un avance, sin duda, que el problema finalmente se plantee en esos términos: hasta hace unas cuantas semanas, el Secretario de Gobernación parecía confiar en que bastaba con la coordinación con Vallejo, Reyna y compañía. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: