México: Bomberazos de Estado / Ernesto López Portillo /El Universal

El año inicia con dos eventos que retratan de cuerpo entero al régimen político mexicano. La intervención en Michoacán y la Estrategia Nacional Antisecuestro. Ambos casos son la consecuencia de una manera de ejercer el poder que prefiere apagar fuegos en lugar de anular las causas que los encienden. Le llamo el “bomberazo de Estado”. Presidente, gobernadores, alcaldes, todos alineados en torno al fastuoso evento que parece mostrar la fuerza del Estado, cuando lo que enseña es en realidad su profunda debilidad. La crisis terminal en Michoacán y el crecimiento inusitado del secuestro son la expresión extrema de problemas profundos no atendidos por décadas. Lo único nuevo son los costos acumulados, que ahora producen la decisión de apagar el fuego que ya consumió instituciones y comunidades enteras. El “bomberazo” es atractivo para la mayoría. Todo coordinado, desde el gran despliegue en los medios que en el más vergonzante exceso hablan ya del “Michoacán recuperado”, hasta la repetición de las imágenes del despliegue operativo que tanto fascina. Todos coordinados y a lo que sigue. Hacia atrás mejor ni mirar. El espacio público se satura en minutos del discurso oficial empaquetado en formatos noticiosos conducidos al público desde obsequiosas mesas editoriales que jamás fallan.

La pregunta que no se quiere hacer es la importante: ¿por qué se llegó a este punto? Quien no aprende de sus errores está condenado a repetirlos. En los considerandos de los decretos que fundan la intervención en Michoacán y la estrategia contra el secuestro nada hay de narrativa de aprendizaje real y profundo. No alcanza definición alguna de soberbia para describir al poder que se ahoga en sus propios formatos y discursos, sin al menos intentar filtrarse un poco en algún criterio de racionalidad. Y las cabezas políticas y operativas no incluyen en el discurso algo como “hemos aprendido que”, “hallamos que el origen del fracaso ha sido tal”, o “no volveremos a hacer tal o cual cosa porque sabemos que no funciona”. Resolvamos de inmediato, no importa que no necesariamente conozcamos o queramos ver y enfrentar el verdadero problema. Qué decir de Michoacán, donde gobiernos federal y estatal cuentan la historia de la coordinación entre dos poderes soberanos y autónomos, cuando la fractura institucional local deja en claro que al gobernador simplemente no le alcanza con qué coordinarse.

El “bomberazo de Estado” no da para las preguntas de fondo y con ello la verdadera rendición de cuentas, una vez más, queda para mejor tarde. Seguramente hay tareas que se han incluido en estas dos intervenciones federales que en efecto deben estar ahí; por lo demás, hay personajes involucrados que merecen mi mayor credibilidad, pero no caigo en la trampa de reducir la discusión a eso. No me coloco entre quienes sostienen la manguera afuera del edificio que se incendia; más bien pregunto por qué a casi nadie le importa si en el edificio había medidas para evitar el incendio y si habrá peritajes y dictamen técnico que incluya las causas y las recomendaciones de lo que hay que hacer para que nada de esto se repita. Y lo más grave del “bomberazo de Estado” es que muchas veces entre los apagafuegos hay quienes originaron el incendio. Solo que habría que medir con precisión la manera como muchas de las instituciones se ausentaron o se corrompieron en Michoacán y de cara al secuestro. Esto se llama diagnóstico profundo. Tan reiterada es su necesidad como regular es su ausencia. Téngase en cuenta, por ejemplo, que entre el saber policial de la calle parece claro que la mayoría de los secuestros involucran a policías o ex policías. Con indicios como éste, debería tenerse claro que jamás habrá suficientes bomberos para apagar los fuegos que suelen ser provocados por quienes viven de eso.

Director del Insyde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: