México: Chapo: el golpe de timón sexenal / Jorge Fernández Menéndez

La detención de Joaquín El Chapo Guzmán me encontró en Estados Unidos. De la misma forma en que la noticia corrió como reguero de pólvora en nuestro país, así ocurrió del otro lado de la frontera. La caída del narcotraficante más buscado del mundo, al que las propias autoridades de Estados Unidos calificaban, luego de la muerte de Bin Laden, como su objetivo número uno, no podía más que convertirse en un trending topic en las redes y en la prensa mundial.

Esa importancia de El Chapo Guzmán devenía, como siempre sucede, de la creación de un mito (forjado con la muerte de un cardenal, una detención en Guatemala, una fuga de penal rocambolesca, la construcción de un imperio con inteligencia, sangre y fuego, y hasta con sucesivas apariciones como uno de los líderes de la revista Forbes), pero también de constatar que, efectivamente, la operación del cártel de El Chapo Guzmán se realizaba en forma simultánea en tres continentes, se especializaba en varias ramas, tenía redes de comercialización en todo Estados Unidos y, también, la capacidad de hacer que sus enemigos se embarcaran en guerras
costosísimas mientras su grupo se concentraba en lo principal: el comercio ilegal, la comercialización de sus productos y el lavado de dinero de sus ganancias. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: