Respuesta al estudio “Colombia: éxitos y leyendas de los “modelos” de seguridad ciudadana: los casos de Bogotá y Medellín, de María Victoria Llorente y Sergio Guarín / Hugo Acero Velásquez

Buenos ensayos generan debate. Abrimos una sección para que académicos y personas con experiencia en el tema debatan sobre el contenido de nuestros aportes y por supuesto los propios autores puedan ejercer el derecho a comentar los comentarios.

Respuesta al estudio “Colombia: éxitos y leyendas de los “modelos” de seguridad ciudadana: los casos de Bogotá y Medellín, de María Victoria Llorente y Sergio Guarín León que aparece en el libro ¿A DÓNDE VAMOS? Análisis de políticas públicas de seguridad ciudadana en América Latina, publicado por Latin American Program Wilson Center 2013 cuyo editor es Carlos Basombrío, por  Hugo Acero Velásquez

Es muy fácil acabar con los buenos resultados de la gestión de la seguridad de Bogotá entre 1995 y el 2003 como lo hace el reciente escrito de María Victoria Llorente y Sergio Guarín León “Colombia: Éxitos y leyendas de los “modelos de seguridad Ciudadana: los casos de Bogotá y Medellín”, atribuyéndoselos de manera ligera a las “intervenciones claves del orden nacional”, a la “alianzas entre sectores de esmeralderos y narcotraficantes que decidieron limitar los homicidios por ajustes de cuentas en la ciudad” a las labores disuasivas y de incapacitación ejecutadas por la Policía, caricaturizando el programa de cultura ciudadana sin el conocimiento adecuado y reduciendo los esfuerzos de las Administraciones Distritales a las políticas de desarme, de restricción al consumo de licor, es decir invisibilizando la gran inversión municipal en materia de seguridad (cercana a los trecientos millones de dólares en ese periodo 1995, 2003, sin incluir el presupuesto ejecutado en proyectos y programas de convivencia), desconociendo las acciones, programas, proyectos e institucionalización de la gestión de la seguridad que hicieron que la política de seguridad y convivencia de Bogotá fuera una verdadera política pública integral, que además de acciones preventivas, se orientaba también, de manera decidida y firme, a la represión del delito; zanahoria y garrote que estuvieron presentes durante las administraciones de Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, alcaldes que lideraron el tema, tomaron decisiones importantes para mejorar la seguridad y la convivencia, exigieron resultados a las autoridades de seguridad y justicia y transformaron la ciudad en estos temas y otros campos del desarrollo. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: