Perú: El “Negro” Briceño / Gino Costa, Presidente de Ciudad Nuestra

Hace un año murió Juan Briceño, policía ejemplar. Se fue a los 58 años, cuando aún tenía mucho que dar. Poco conocido por el gran público, su figura es relevante por su aporte a la reforma policial en el Perú, una vez más en agenda.

Durante el gobierno de Valentín Paniagua, Briceño participó en la preparación de las Bases para la Reforma Policial. Meses después redactó, junto con Carlos Basombrío, el informe de la Comisión de Reestructuración de la Policía Nacional, constituida durante la gestión ministerial de Fernando Rospigliosi.

Entre el 2002 y el 2006 fue el único secretario técnico de la comisión encargada de implementar los cambios recomendados en el informe. Los dos últimos años tercamente mantuvo viva la llama de la reforma, aunque ésta ya había sido abandonada a nivel político.

Además de intelectual, Briceño fue un destacado policía operativo, con años de experiencia en la lucha contra las drogas y el primer jefe del Escuadrón Verde, creado por él en Lima el 2003 para golpear a la delincuencia con un fino trabajo de inteligencia operativa.

Siendo todavía mayor, su distinguida trayectoria –primer puesto en los cursos de tenientes y capitanes– lo llevó a ganar una beca para estudiar Criminología en la Universidad Complutense de Madrid, donde obtuvo el primer puesto entre 156 estudiantes.

Estando en el último de sus tres años ocurrió el autogolpe de 1992, ante el que protestó valientemente expresando su desacuerdo con la ruptura del orden constitucional, lo que le costó perder su cargo de jefe de seguridad de la Embajada del Perú en España y su inmediato pase a retiro, así como trece órdenes de captura internacional.

Recién regresó al país nueve años después gracias a las gestiones de Pedro Planas, entonces asesor del presidente Paniagua, quien además logró su reingreso a la Policía. En febrero del 2002 Rospigliosi lo ascendió a comandante y coronel por acción distinguida. Desafortunadamente para la institución no llegó a general, mereciéndolo como pocos.

Sus últimos dos años de vida fue gerente de Seguridad Ciudadana de Jorge Muñoz en Miraflores, logrando para su serenazgo el respaldo del 82% de sus vecinos y consolidando al distrito como uno de los tres más seguros de la capital y un modelo para el país.

Su éxito en integrar las estadísticas policiales y municipales en Miraflores, y en incorporar el twitter para la comunicación con los vecinos fue reconocido por el Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2012, que otorgan Ciudadanos al Día, la Defensoría del Pueblo y El Comercio.

Pero como buen policía, su principal preocupación hasta el final fue rescatar a su institución. Para ello había que acabar con el 24×24 y enfrentar decididamente la corrupción, los principales obstáculos para un servicio público policial competente y profesional. Estaba convencido que se podía hacer. Solo faltaba querer tener una Policía de verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: