El Salvador: La Sombra Negra / Roberto Valencia

Desde que surgió hace dos décadas, el grupo de exterminio Sombra Negra aparece y desaparece de la agenda informativa como el agua de las quebradas, que solo baja tras la tormenta. Algunos opinan que es la solución a las maras, seguramente porque desconocen que el bum de las pandillas en San Miguel fue justo después del accionar de este grupo.

La Sombra Negra comenzó a operar en la ciudad de San Miguel en la segunda mitad de 1994 y actuó menos de un año. Hubo antes y después incontables grupos de exterminio, con un listado de víctimas aún mayor, pero ninguno con tanto magnetismo. La inmortalidad se la debe a una conjunción de factores: por un lado, el metódico ritual en un buen porcentaje de las ejecuciones, con tiro de gracia en la nuca a hombres con manos amarradas en la espalda y ojos vendados; por otro, la profusa difusión de sus hazañas, con comunicados reivindicativos y otros con amenazas, una réplica a escala del terror generado por los escuadrones de la muerte en la década anterior; y por último, y quizá el factor más influyente, por su final hollywodense, con detención masiva de sus integrantes y juicio público a la cúpula que terminó con sentencia absolutoria, para alegría de una sociedad que de forma explícita o implícita aplaudía –aplaude– a los asesinos que dicen asesinar a delincuentes. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: