Perú: En el tema de seguridad, fue decepcionante / Carlos Basombrío Iglesias

El discurso de 28 de julio debe entenderse en su contexto. Ollanta Humala y Nadine Heredia llegaban anémicos, políticamente hablando, a su último mensaje relevante, puesto que para el siguiente ya estarán virtualmente de salida. De esta condición da cuenta la más reciente encuesta de GfK, en la que aparecen emparejados en un 22% de aprobación y 72% de desaprobación ciudadana. Esto acompañado de un agravamiento de la crisis institucional en el país, un “partido” de gobierno ya bastante chúcaro frente al liderazgo de la pareja y un debilitamiento de su mayoría parlamentaria. Había, pues, que tratar de revertir la tendencia.

A mi juicio, el discurso empezó con un tono demasiado optimista y complaciente con los logros de su gobierno en los últimos tres años, pero esa suele ser una característica de los presidentes en 28 de julio.

En cambio, me pareció bien que defina tres prioridades para lo que queda de su gobierno: educación, salud y seguridad. En los dos primeros hizo un recuento de logros, nuevos programas y metas. No tengo los elementos suficientes para evaluar la consistencia, novedad y posible eficacia de lo que se anunció en esos ámbitos. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: