América Central: Los refugiados de la ‘guerra contra las drogas’ / Luis Esteban G. Manrique

El despliegue de un millar de miembros de la Guardia Nacional de Texas a lo largo de la frontera con México, por órdenes del gobernador Rick Perry, ha dado un nuevo paso en la militarización de la política inmigratoria de EEUU. Perry esgrimió como justificación la supuesta “pasividad” de la Casa Blanca ante la crisis de los inmigrantes centroamericanos –en su mayoría niños y mujeres– del pasado verano. Al erigirse como nuevo “halcón de la frontera”, Perry busca el apoyo del Tea Party, que tendrán un papel clave en la elección del candidato republicano a la Casa Blanca en 2016.

En las últimas semanas, el flujo de inmigrantes –que Barack Obama calificó de “crisis humanitaria”– se ha reducido notablemente, en parte por las miles de ‘deportaciones express’ de indocumentados a Guatemala, El Salvador y Honduras –el primer, cuarto y noveno países más violentos del mundo, respectivamente–tras negárseles el asilo. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: