Perú: No hay sentido de urgencia / Carlos Basombrío Iglesias

La delincuencia asola al país. La extorsión llega también a los colegios, los microbuses son atracados con pasajeros a la luz del día, los ‘bujiazos’ son cada vez más frecuentes, los restaurantes son asaltados con comensales incluidos, etc. Todo ello con cada vez más violencia y muerte. Peor aún, cada vez más policías aparecen involucrados en los delitos. Y, bueno, no hablemos del narcotráfico…

Desde el 2007, cuando empezaron las extorsiones en Trujillo, venimos advirtiendo que a esto podíamos llegar. Pero la indolencia e ineficacia han sido la norma y ahora la delincuencia está fuera de control. No es que hayamos tocado fondo –¡ojalá!–, sino que hemos entrado a una espiral hacia abajo que puede ser incontenible. ¿Suena alarmista? Créanme, no lo es. VER MÁS…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: