Perú: Un 5 de febrero continuo / Carlos Basombrío

La noticia me estremeció. No es la más grave ni la más violenta sobre la delincuencia, pero sí una que revela algo muy profundo. Una combi fue asaltada por individuos armados que les robaron todas sus pertenencias a los pasajeros. Lo novedoso es que ocurrió a plena luz del día, a las tres de la tarde, y en la avenida Arenales, una de las centrales y más transitadas de la ciudad.

Esto me parece indicativo de un cambio que quizá pueda llamarse cultural o actitudinal, por el cual mucha gente que no lo haría en otras circunstancias se atreve a delinquir a partir de la sensación de que ya no hay ley. Y no me refiero a que en ese momento no haya habido un policía en la esquina, sino a algo más profundo y simbólico: no hay autoridad. VER MÁS…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: