Perú: La barbarie nos ronda de nuevo / Carlos Basombrío

Hace unos días, en la sección Fotogalería de Peru21.com, se publicó una serie de fotografías bajo el título de “Huancayo: vecinos ponen singulares avisos”. Los “singulares avisos” refieren a una banderola que dice: “Ratero si te agarramos no te vamos a llevar a la comisaría. Te vamos a linchar. Nosotros no llamamos a la policía”. Como lector, me llamó profundamente la atención que la palabra ‘singular’ (característica que hace que una cosa, elemento, persona o fenómeno sea distintiva, llamativa, diferente al resto) fuese el adjetivo que calificara este ilegal, terrible y hasta macabro llamado a combatir el delito con el delito.

Como Defensor del Lector, me pareció que titular así iba en contra de los Principios Rectores para los medios de Prensa Popular, específicamente con el principio rector número siete, referido a la defensa de la democracia, donde se la vincula a la vigencia del Estado de derecho y el fortalecimiento de las instituciones, así como con el número ocho, sobre la defensa de los derechos humanos.VER MÁS…

Perú: Frente al crimen, el derecho / Editorial El Comercio

Ante las amenazas de la delincuencia es clave responder enérgicamente, pero siempre dentro de la ley.

El ministro del Interior ha planteado calificar de terrorismo el uso de granadas por extorsionadores. Ha reconocido, de antemano, que se debe hacer un análisis jurídico de la propuesta.

No está mal hacer propuestas y discutirlas. Aunque varios ministros del mismo Gabinete tengan posiciones distintas, siempre será bueno discutir sobre medidas para combatir la delincuencia. Lo importante es resolver y actuar de manera rápida, eficaz y eficiente. Para el ministro Pérez Guadalupe “el uso de granadas por parte de delincuentes para atemorizar a las víctimas permite la calificación de terrorismo”. No es necesario, agrega, que se trate de una “organización criminal ideologizada”. VER MÁS…

Perú: Juan José Garrido: Fuera de las manos Editorial Perú21

El lunes, la delincuencia dio otro salto cualitativo. Falleció el oficial Adolfo Leonidas Castellano, agente de la UDEX, desactivando un explosivo. Y no intentaba desactivarlo en el Vraem. La granada era una de las dos dejadas por extorsionadores a las afueras –lea bien– de un colegio en Villa El Salvador.

No fue, lamentablemente, un caso aislado: cuatro personas más murieron a manos de sicarios, dos en un restaurante en San Martín de Porres, otro en una cabina en Villa María del Triunfo y otro en el Callao. Y ayer, en La Libertad, otros extorsionadores dispararon contra un colegio, adelantando un trágico final.

Los peruanos sabemos sobrevivir al caos económico y a las trabas burocráticas, a la corrupción generalizada y a la indolencia de la clase política. Pero regresar a niveles de criminalidad e inseguridad como estos sobrepasa nuestra peor pesadilla. VER MÁS…

The rising threat of organised crime on social media / Robert Muggah

Even as the digital revolution kicks into gear, there are signs everywhere of governments using new technologies to monitor and repress citizens. The revelations of the National Security Agency’s (NSA) sprawling spying programme are just the start. And it is not just Western governments that are spying on citizens in faraway places – surveillance has become a common practice around the world.

But governments don´t have a monopoly on the use of big data to monitor and anticipate threats. Private investment banks have extensive experience in this space, as have a growing cadre of digital humanitarians who are harnessing satellite and telecommunications data to help disaster victims. And now it seems crime syndicates, cartels and gangs are getting into the game. Some of them are quintessential early adopters; they canvass social media to identify and neutralize competitors, but also to manage public relations.

Crime in the spotlight

The involvement of drug-trafficking organizations online might strike the reader as odd, even counter-intuitive. After all, organized crime traditionally thrives in the shadows, far from the public gaze. Historically, crime groups invest in minimizing their public profile, not amplifying it. The internet is changing all that. Organizations as diverse as the ISIS and the Zeta Cartel are using cyberspace to shape opinion and elicit respect, fear and terror. SEE  MORE…

Chile: Contradictoria visión frente a la delincuencia / Eidtorial La Tercera

Los casos de alta connotación en la capital no deben hacer perder de vista que el aumento del delito se ha generalizado a lo largo del país.

EN LOS últimos meses se han multiplicado las denuncias públicas de ciudadanos que han sido víctimas de violentos asaltos, ya sea en sus propios hogares o bien mediante el robo de sus vehículos. El foco se ha centrado en Santiago, principalmente en comunas del sector Oriente, pero las estadísticas de Carabineros -en relación a robos con intimidación, a lugar habitado y de vehículos-revelan que se trata de una realidad que se ha extendido a varias zonas de la Región Metropolitana, especialmente en comunas del área poniente de la capital. El fenómeno ha experimentado también un inusitado aumento en regiones como Los Ríos, Valparaíso y La Araucanía. VER MÁS…

El Salvador: El auge de la violencia y el estancamiento económico van de la mano: ese es el círculo perverso que hay que romper / Editorial La Prena Gráfica

Está clarísimo que sólo se puede crecer cuando hay condiciones de seguridad para ello. Y también está clarísimo que sólo se puede contrarrestar de veras la violencia cuando el progreso social se posibilita con el crecimiento económico.

El Banco Mundial prepara un importante paquete de apoyo a El Salvador con miras a darles tratamiento a problemas que se manifiestan en el día a día de la realidad del país, y que mantienen a éste en condición de alto riesgo en todos los órdenes. El contenido del apoyo referido responde al diagnóstico que se ha hecho al respecto, y que evidencia, en primer término, lo que es característica fundamental de la situación que se enfoca: el hecho de que los diversos problemas están íntimamente vinculados. Esto lo hemos venido remarcando con insistencia, porque si la problemática general no es atendida con los diagnósticos adecuados y con los tratamientos pertinentes, siempre quedan cabos sueltos que acaban por desactivar la estrategia. VER MÁS…

El Salvador: Pandillas, policías y militares hablan en lenguaje de guerra / Editorial Contrapunto

El lenguaje bélico con que se discuten los muertos policías y pandilleros afecta directamente la convivencia ciudadana

En los últimos meses, tanto la Policía como la Fuerza Armada salvadoreña han dado vivas señales marchar hacia una guerra contra las pandillas, al mismo tiempo que estas responden con igual lenguaje bélico. Los recientes ataques orientados a matar policías o soldados demuestran que los objetivos de las pandillas han pasado de ser el control territorial a infundir terror.

Desde lanzar granadas a los puestos policiales, ataques directos al hogar de los policías en sus tiempos de descanso, ametrallar patrullas o disparar a quemarropa a un soldado que hace guardia; las pandillas han subido el tono con que intentan marcar territorio y alejar incluso a la autoridad de los espacios públicos. VER MÁS…