El Salvador: La Policía masacró en la finca San Blas / Roberto Valencia, Óscar Martínez y Daniel Valencia Caravantes

La Policía afirmó que durante la madrugada del 26 de marzo sus agentes fueron atacados en una finca de San José Villanueva, y que en el “intercambio de disparos” murieron “ocho sujetos miembros de una estructura criminal”. Esa historia es falsa y los hechos reconstruidos por El Faro revelan indicios de ejecuciones sumarias y montajes en la escena de los homicidios.

Cuando los policías golpearon la puerta de su cuarto había ya siete cadáveres regados en el casco de la finca San Blas. Consuelo, la madre de Dennis, estaba sentada junto a la champa de abajo, a unos 15 metros, rodeada por policías encapuchados y sin poder ver lo que ocurría con su hijo, pero lo escuchaba. Consuelo dijo a los policías que la única persona viva arriba era su hijo.

Las ráfagas habían cesado. Los policías gritaban frente a la puerta colorada del cuarto de Dennis. Él hablaba por teléfono con su tío Chus, el mandador de la finca: “¿Qué hago?”, pidió. Chus le preguntó si eran pandilleros o policías. Dennis contestó que policías, que los había escuchado cuando sacaron de la champa a su mamá, a su padrastro y a sus hermanos pequeños. Chus se envalentonó: “Si es la Policía, no tengás miedo; la Policía te va a respetar. Cuando te digan que abrás la puerta, abrila y tirate al suelo”. VER MÁS…

Perú: No hay sentido de urgencia / Carlos Basombrío Iglesias

La delincuencia asola al país. La extorsión llega también a los colegios, los microbuses son atracados con pasajeros a la luz del día, los ‘bujiazos’ son cada vez más frecuentes, los restaurantes son asaltados con comensales incluidos, etc. Todo ello con cada vez más violencia y muerte. Peor aún, cada vez más policías aparecen involucrados en los delitos. Y, bueno, no hablemos del narcotráfico…

Desde el 2007, cuando empezaron las extorsiones en Trujillo, venimos advirtiendo que a esto podíamos llegar. Pero la indolencia e ineficacia han sido la norma y ahora la delincuencia está fuera de control. No es que hayamos tocado fondo –¡ojalá!–, sino que hemos entrado a una espiral hacia abajo que puede ser incontenible. ¿Suena alarmista? Créanme, no lo es. VER MÁS…

Perú: “Malas noticias”, / Gino Costa

Dos vigilantes de un colegio privado de San Juan de Lurigancho asesinados a sangre fría en la puerta del local. El director de otro centro educativo del mismo distrito asesinado al día siguiente cuando abandonaba su colegio. ¿Los móviles? En el primer caso se trataría de una represalia porque la directora del colegio se negó a pagar cupos a los extorsionadores; en el segundo, es posible que se trate de un ajuste de cuentas familiar. En ambos casos las muertes se atribuyen a jóvenes sicarios. VER MÁS…

 

El Salvador: La PNC sabe / Roberto Valencia

A mediados de febrero, el gobierno regresó a ‘Zacatraz’ a los líderes de la Mara Salvatrucha y el Barrio 18, movimiento que finiquitó la Tregua; ‘casualmente’, marzo se ha convertido en el más violento en lo que va de siglo. En silencio, la Policía Nacional Civil está tomando medidas de autoprotección extraordinarias que invitan a pensar que las cifras de marzo no serán algo pasajero.

Cada día de marzo asesinaron a dieciséis salvadoreños. No fue un viernes negro. No fue un fin de semana disparado. No. Durante los treinta y un días se registraron en promedio dieciséis homicidios. Repito: dieciséis homicidios asesinatos muertes. Dieciséis. Uno dos tres … nueve … doce … ¡dieciséis! Dieciséis personas. ¡¡¡P-E-R-S-O-N-A-S!!!

Consumidos quince años del ya no tan nuevo siglo, en las bases de datos de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Instituto de Medicina Legal no hay registro de un mes tan violento como el pasado marzo. Pero lo preocupante, más allá de lo preocupante que son –que deberían ser– las cifras, es que no veo elementos, siquiera mínimos, que inviten al optimismo. ¿La pomposa marcha del 26 de marzo? Solo sirvió para evidenciar lo polarizada que está la sociedad, para demostrar que uno y otro extremo del arco político-partidario siguen viendo el tema de la seguridad como arma arrojadiza. VER MÁS…

Bolivia: Abusos policiales en la mira / Editorial La Razón

En la mayoría de los países, los policías son los únicos que pueden portar armas con el mandato expreso de hacer cumplir la ley y hacer respetar los derechos de los ciudadanos. No obstante, en demasiadas ocasiones utilizan estas prerrogativas para su propio beneficio o cometen abusos de poder, que van desde amedrentamientos injustificados, pasando por extorsiones y hasta asesinatos.

Estos hechos se presentan en mayor o menor medida en la mayoría de las naciones, pero con matices propios. VER MÁS…

México: Ciudad Juárez: ¿Transitando del abismo a la redención? / Latin America Report N°5425 Feb 2015

Hace tan solo cuatro años, Ciudad Juárez era asediada por miembros de bandas criminales y saboteada por policías corruptos. A pesar del despliegue de miles de soldados y policías federales, la espiral de asesinatos y secuestros estaba sin control. Hoy, Juárez está en vías de recuperación: la inversión pública en programas sociales y reformas institucionales, así como un modelo de participación ciudadana sin precedentes, han contribuido a alejar del abismo a la ciudad que llegó a ser conocida como la “capital mundial del asesinato”. Aún persisten gravísimos problemas. Juárez sigue siendo una indómita ciudad fronteriza con enormes desigualdades, en la que los traficantes y otros criminales no tienen dificultad para encontrar reclutas entre la población mayoritariamente joven, que no cuenta con buenos empleos ni educación. Para sostener los avances logrados, los ciudadanos y los responsables de formular políticas públicas a nivel local deben evaluar los logros y obstáculos, reactivar su alianza, fortalecer las instituciones locales y abordar las desigualdades sociales. VER MÁS…

 

Brasil: O fracasso de um modelo violento e ineficaz de policía / Fernanda Mena

Num quadro de volenncia social e hfalhas institucionais, as polícias brasileiras matam demais, ignoram direitos, prestam servicos deficientes e não tem a confianca dos cidadaos. A reportagem faz um diagnóstco da situação expoe as proposas de reformas, que vão desde mudanças estruturais a melhorias localizadas MAIS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores