Perú: Las cifras indicaban que estábamos por el camino correcto (4/4) / Carlos Basombrío Iglesias

“Nos tuvimos que ir un año antes, no porque hubiese mayores cuestionamientos a nuestra labor o alguna crisis en el sector o muertos por errores de manejo político, ni menos por algún escándalo de corrupción, sino por mi renuncia frente a problemas políticos por todos conocidos en el país.”

En las tres primeras entregas de este balance de nuestra lucha contra el delito urbano en el Perú, he presentado las estrategias que entendíamos eran las adecuadas para enfrentar el problema a distintos niveles y a las que apostamos para una estrategia de mediano y largo plazo.

Quiero ahora mostrar cifras que muestran que la situación tendía a mejorar. No conozco ninguna política pública que pueda más que eso en un periodo relativamente breve y ningún país que genere cambios inmediatos y drásticos. Y más bien el éxito se mide en función a tendencias positivas o negativas. VER MÁS…

 

Anuncios

Perú: La seguridad en el barrio (3/4) / Carlos Basombrío Iglesias

“Barrio Seguro es la estrategia más importante y ambiciosa de prevención de la inseguridad que creo, sin falsas modestias, se ha impulsado hasta ahora en América Latina”.
Uno de los aspectos que más preocupa a la ciudadanía dentro de las múltiples tareas que tiene el Ministerio del Interior es cómo enfrentar la delincuencia urbana, que creció exponencialmente en los últimos 15 años.

Como dije en la primera entrega de esta especie de balance o rendición de cuentas, hay distintos niveles de criminalidad que se deben enfrentar con estrategias diferentes y específicas.

Expliqué primero cómo asumimos el enfrentamiento al crimen organizado en las ciudades; en la segunda entrega hablé sobre cómo habíamos concebido la lucha contra las bandas criminales, especialmente marcas y raqueteros, pero también el masivo fenómeno del robo callejero, expresado principalmente en el robo de celulares. VER MÁS…

 

México: Con Peña Nieto, ‘El Chapo’ y Jalisco Nueva Generación dominan el negocio de la droga (II) / Animal Político

A la mitad del sexenio, estas dos organizaciones comparten la hegemonía en el país pero existen otras siete con operaciones que aún tienen capacidad suficiente para acosar a la ciudadana.

Los tres años que lleva Enrique Peña Nieto en la presidencia han sido suficientes para que el Cártel de Jalisco Nueva Generación, surgido apenas en 2011, se haya vuelto una de las organizaciones más poderosas del país hasta equipararse al Cártel de Sinaloa, que históricamente ha dominado el negocio de la droga.

Presente en al menos nueve entidades (el mismo número de estados que el Cártel de Sinaloa), Jalisco Nueva Generación —comandado por Nemesio Oseguera ‘El Mencho’— es, junto con la organización de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el cártel que domina hoy el negocio de la droga.

Información de la Procuraduría General de la República, obtenida por NarcoData a través de la Ley General de Acceso a la Información, muestran que en el tercer año de la administración de Peña Nieto de las nueve 03_ND_04organizaciones con operaciones en México, el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco son las que más han crecido. VER MÁS…

Bolivia: Mapa del delito / Editorial La Razón

Detrás de los hechos delictivos subyacen factores de riesgo como la pobreza y la exclusión

Para nadie es desconocido que el número de delitos se ha incrementado en las principales urbes del país en los últimos años. Con el propósito de contribuir a una reflexión sobre la dimensión de este fenómeno en la sede de gobierno, el último reportaje de Informe La Razón, publicado ayer, presenta un mapa sobre los diferentes hechos delictivos que se cometen.

Los resultados de esta investigación, elaborada a partir de entrevistas a dirigentes vecinales, datos estadísticos recabados por diferentes instituciones y recorridos in situ, dan cuenta de que los delitos son algo corriente en al menos 20 de los 23 distritos que componen el municipio paceño. Por caso, de los 6.306 casos atendidos por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) el año pasado, la mayoría (23%) corresponde a robos y hurtos cometidos contra personas y/o inmuebles, algunos con violencia, como los famosos secuestros exprés. Casi ningún barrio urbano se libró de este tipo de hechos, al igual que el tráfico de drogas al raleo.VER MÁS…

Colombia: The FARC and Colombia’s Illegal Drug Trade / John Otis

The crisis of Colombia’s peace process occasioned by the FARC kidnapping of General Rubén Darío Alzate appears to be drawing to an end, with numerous reports indicating his release is imminent.

The FARC’s action exposed once again the deep polarization within Colombia over the peace talks and the profound distrust of the FARC by nearly all sectors of public opinion.

As part of its ongoing monitoring of the peace process in Colombia, the Latin American Program is pleased to share with you a new study of the FARC’s involvement in Colombia’s illegal drug trade. In “The FARC and Colombia’s Illegal Drug Trade,” veteran Bogotá-based reporter John Otis assesses the FARC’s current role in the taxation, production, and trafficking of illegal drugs as well as the significance of a May 2014 accord between the Colombian government and FARC negotiators to jointly combat coca cultivation and drug trafficking in guerrilla-dominated areas and to expand alternative development projects upon the signing of a formal peace treaty.

América Latina: Cómo responder al crimen organizado y dejar atrás la guerra contra las drogas / Juan Carlos Garzón / Woodrow Wilson Center

¿Son la violencia y el crimen asociados a la delincuencia organizada problemas que no tienen solución? En un nuevo informe del Global Fellow del Woodrow Wilson Center, Juan Carlos Garzón, el autor sostiene que es hora dejar atrás la idea de que no hay respuesta posibles para hacer frente a estos desafíos. Sobre la base de una mejor comprensión de las economías criminales, Garzón sugiere como primera paso reorientar las respuestas del Estado a la reducción del daño que generan, asumiendo como una prioridad la seguridad de los ciudadanos. Bajo esta perspectiva, los limitados recursos públicos se deben reorientar hacia las amenazas más graves, dando prioridad a la reducción de la tasa de homicidios. Como afirma Garzón “Es hora de que América Latina deje de ser la región más violenta del mundo”.

¿Cómo se puede conseguir este objetivo? El estudio de Garzón, “Cómo responder al crimen organizado y dejar atrás la ‘guerra contra las drogas’”, identifica y sugiere algunos enfoques alternativos que pueden ayudar a las instituciones a encontrar formas más eficientes y eficaces para hacer frente a la delincuencia y la violencia. Los desafíos y propuestas contenidos en esta publicación son el resultado de decenas de conversaciones con policías, fiscales, jueces, funcionarios públicos, académicos, periodistas y miembros de organizaciones no gubernamentales a lo largo de América Latina. Esta iniciativa es una invitación a pensar en nuevos enfoques para hacer frente a los desafíos de seguridad que enfrenta la región mediante la reducción de la delincuencia y el aumento de la seguridad ciudadana, dejando atrás los enfoques tradicionales ligados a la mano dura. VER MÁS…

Perú: El robo de celulares es el delito más común en Lima

Así lo señala el mapa del delito elaborado por El Comercio con ayuda de nuestros lectores

Según un reporte de Osiptel presentado en mayo de este año, alrededor de 14 mil celulares son robados al día en nuestro país. Lima no es ajena a esta realidad, donde el hurto de teléfonos móviles es el delito más común.

Esto se desprende del mapa del delito elaborado por El Comercio con ayuda de nuestros lectores, donde más del 43% de los delitors reportados son robos y asaltos que trajeron como consecuencia el despojo de celulares.  VER MÁS…