Perú: “Barrio seguro” / Gino Costa

Resulta incomprensible el intento del actual mando policial de acabar con el apoyo a los serenos

Barrios vigilados son barrios seguros. La vigilancia y el patrullaje es la forma más antigua y eficaz de disuadir el delito callejero. Su calidad depende de la información que se tenga sobre dónde, cómo y cuándo ocurren los delitos, y quiénes son sus protagonistas. Un buen despliegue disuasivo ahuyenta a los delincuentes, quienes temen ser aprehendidos. Según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), buena parte de los delitos disuadidos no se desplaza a otros lugares.

Las ciudades peruanas están desguarnecidas. Las encuestas anuales del INEI, realizadas entre el 2010 y el 2014, demuestran que un poco más de la mitad de nuestros barrios no cuentan con ningún tipo de vigilancia pública ni policial ni de serenazgo ni integrada. Esta es una de las razones por las que el delito callejero es tan extendido y por la que el crimen violento se multiplica rápido. VER MÁS…

Perú: Distritos peligrosos gastaron menos del 60% para seguridad / Fernando Alayo Orbegozo

Callao asignó solo 2,61% de su presupuesto anual para combatir la delincuencia y SJL gastó apenas S/. 5 por vecino

La seguridad ciudadana es una responsabilidad compartida. Los municipios tienen una participación vital en la lucha contra la delincuencia. En cada uno de los distritos de Lima y Callao, la Policía Nacional ejecuta acciones previamente coordinadas con los gobiernos locales para la prevención del delito.

Aunque la realidad parece ser otra: las autoridades de los distritos con el mayor índice delictivo han ejecutado menos del 60% de su presupuesto para seguridad ciudadana en el 2015, según el último informe del Instituto de Defensa Legal (IDL).

San Juan de Lurigancho –el distrito con más delitos denunciados en comisarías entre enero y junio pasado, según el INEI– invirtió solo la mitad de su presupuesto para enfrentar la inseguridad. Esto significa que su comuna ha gastado S/.5 anuales por vecino en el rubro. VER MÁS…

Perú: CCL: El 94% de empresas cree que actos delictivos se incrementaron considerablemente

La Cámara de Comercio de Lima (CCL) presentó los resultados de su estudio denominado “Percepción de Seguridad Ciudadana”, el cual permitió conocer que el 94% de los empresarios a nivel nacional consideran que los actos delictivos se han incrementado considerablemente.

Mientras que el 3% ha percibido que los actos delictivos se incrementaron levemente y el 1% piensa que no ha disminuido ni ha aumentado. Solo el 2% piensa que los actos delictivos han disminuido levemente. VER MÁS…

El Salvador: La violencia: rostro de la modernidad / José Luis Escamilla

La sociedad salvadoreña protagoniza uno de los momentos más cruciales del periodo de posguerra civil. La violencia es el principal problema que heredamos de la guerra; pero el tratamiento que se le dio en el proceso de negociación no valoró todas las causas que la originaron, ni mucho menos dimensionó los efectos de largo plazo que los procesos sociales pueden alcanzar cuando los recursos a disposición (económicos e intelectuales) no son suficientes para resolver un conflicto armado, que es una metonimia de la lucha de clases que trasciende de lo político hacia la guerra y de la acumulación de hechos históricos hacia la vida cotidiana.
En la actualidad el tema de la violencia ocupa un lugar central en los medios de comunicación. Desde estos espacios se exponen diversas formas de crueldad relacionadas con vejámenes y formas de expresión de enfermedades mentales reducidas a crímenes, las cuales adquieren otra dimensión cuando las estadísticas frías complementan estas extrañas formas de exterminio. Esta situación produce en el consumidor promedio de noticias un estado de terror y vuelve efectivo el mensaje de la legitimación de la violencia social “sin sentido” que pasa a ocupar un espacio privilegiado en los hábitos; soslayando la etiología de esta enfermedad psicosocial cuyos orígenes deben relacionarse con su configuración socioeconómica, religiosa, política y cultural. VER MÁS…

Perú: Estancados en seguridad / Gino Costa

Según el foro, nuestro desempeño en seguridad ciudadana llegó a su punto más bajo en el 2013.

Hace unas semanas el Foro Económico Mundial publicó su informe sobre competitividad, que muestra cómo está nuestra capacidad de generar riqueza y prosperidad en perspectiva comparada, pues participaron en la evaluación 140 países.

Lamentablemente, después de una mejora significativa durante la última década, en que llegamos a ubicarnos en el puesto 61 en el2012 y en el 2013, los dos últimos años hemos retrocedido a los puestos 65 y 69, respectivamente. Estos son los peores resultados entre los países de la Alianza del Pacífico, pues Colombia mejoró 5 puestos, pasando del 66 al 61; y México, 4, del 61 al 57. Chile, por su parte, retrocedió solo 2 puestos, del 33 al 35. VER MÁS…

Perú: ¿Seguridad ciudadana o vecinal? / Carlos Tapia

No se gana mucho englobando en el término seguridad ciudadana (SC) aspectos que corresponden al orden público, o la lucha contra el terrorismo, narcotráfico (orden interno), ladronzuelos, violencia familiar, bandas criminales, sicariato, etc. Cuando un término se utiliza para englobar tantas cosas distintas no sirve de mucho.

Recién en la Constitución de 1993 es que aparece el término seguridad ciudadana; también en la Ley Orgánica de la Policía. Se sostuvo que la Policía debía acentuar su contacto permanente con la población: juntas vecinales, comités de SC, etc.

Por eso, en cada comisaría existe una sección encargada de la SC. ¿Para qué? Para obtener información viva de los vecinos acerca de las faltas y delitos que cotidianamente ocurren en un determinado distrito o localidad, y ayudarla a las tareas de prevención e investigar a los delincuentes que viven ahí.VER MÁS…

América Latina: Esta es la experiencia de 4 países que militarizaron la seguridad ciudadana

La polémica propuesta es analizada en esta nota especial de LaRepublica.pe en base a las experiencias de los países de República Dominicana, El Salvador, México y Argentina.

Las estadísticas demuestran que esta propuesta es contraproducente

Ante la creciente percepción de inseguridad ciudadana, cada vez gana más popularidad la propuesta de que las Fuerzas Armadas combatan la delincuencia; sin embargo, las experiencias de los países en donde se ha militarizado esta labor demuestran consecuencias inesperadas. LaRepublica.pe presenta cuatro casos de países de la región en donde se ha llevado a cabo esta idea.

1. La experiencia de la República Dominicana
En su artículo “Encarando al Jano bifronte: ¿reforma o militarización policial?”, la investigadora Lilian Bobea, cuenta que encontró que la tasa de muertes violentas en este país pasó de registrar 13.9 por 100 000 habitantes en el 2000 a casi duplicarla a tasa de una de 26.7 muertes en el 2005. VER MÁS...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 117 seguidores