El Salvador: Dos mil cadáveres en tres meses / Roberto Valencia

Las cifras de homicidios siguen batiendo récords en El Salvador. Aunque en 2015 el país se convirtió en el más violento del mundo con una tasa de 103 homicidios por cada 100,000 habitantes, los números del primer trimestre de 2016 son un 78% más altos que los que se tuvieron en idéntico período del año anterior. Marzo cerró con 603 homicidios, 19 cada día.

Marzo de 2016 cerró con más de 600 salvadoreños asesinados, el tercer mes consecutivo que se supera un número que hace un año parecía inalcanzable, y que ahora se ha convertido en la tarjeta de presentación de El Salvador ante el mundo. Son 603 homicidios, según el balance preliminar de la Policía Nacional Civil (PNC), que suponen un promedio de 19 asesinatos diarios.. VER MÁS…

 

México: Así se empieza / Javier Garza Ramos, El País

Las ciudades que hace unos años eran consumidas por la violencia homicida no cayeron en la tragedia de golpe, sino poco a poco

Hace cinco años, la aparición de un cadáver calcinado en alguna calle de Ciudad Juárez, o colgado en un puente peatonal de Monterrey o arrojado con un mensaje amenazante en alguna banqueta de Torreón, eran signos inequívocos de una lucha entre grupos del crimen organizado, y el consenso entre autoridades, medios de comunicación y ciudadanos era general: si parecía pato, graznaba como pato y caminaba como pato, tenía que ser pato.

Excepto en la Ciudad de México, que si atendemos lo que dicen las autoridades, es el único lugar del país (quizá del planeta) donde la aparición de tres cuerpos en menos de dos días en lugares cercanos, uno de ellos colgado de un puente, otro calcinado, con mensajes que aluden a pugnas en una cárcel, no sugiere, al menos como hipótesis, un modus operandi del crimen organizado. VER MÁS…

Convocatoria para Investigadora/es de El Salvador, Honduras y República Dominicana: Plataforma para Seguridad Ciudadana

¿Qué es CO-PAZ?
Una plataforma de creación de conocimientos, y de formación transdiciplinaria de jóvenes investigadores en seguridad ciudadana (cuadros) con capacidad de influir en los debates y las políticas publicas nacionales y regionales de seguridad.

CO-PAZ tiene su asiento en la Fundación Nacional para el Desarrollo de El Salvador, y cuenta con el apoyo financiero del Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional de Canadá. El objetivo general de CO-PAZ es el de contribuir a la formación consolidación de un capital humano regional en materia de seguridad ciudadana. COPAZ constituirá un programa transnacional de capacitación en investigación, combinando metodologías de enseñanza en línea con pedagogías presenciales y participación en proyectos operativos de seguridad ciudadana en América Latina (pasantías)

Sobre el perfil de los postulantes
– Graduados universitarios con título de Licenciado o su equivalente en disciplinas de humanidades y ciencias sociales (tales como sociología, derecho, economía, trabajo social, sicología social, ciencias políticas y derecho, etc.
– No mayores de 35 años
– Con experiencia y/o interés demostrado en materia de seguridad desde una concepción de seguridad humana.
– Buen dominio del idioma inglés, o en su defecto, debe poseer como condición mínima el saber leer artículos complejos en el idioma inglés.
– Con tiempo disponible para dedicarle un mínimo de 8 a 10 horas a la semana para la capacitación, interacción/discusión e investigación.
– Manejo de sistemas básicos de computación y software.

Proceso de selección de los postulantes
Para ser considerados en competencia, los postulantes deberán proporcionar:
– Un C.V. actualizado.
– Tres referencias: laboral, personal y académica
-Un ensayo de 800 a 1200 palabras en el que expongan las razones de su interés en convertirse en investigadores de Co-Paz; lo que esperan de la formación que recibirán (expectativas) y que piensan sobre como su participación en esta plataforma será de utilidad, y, tomando en consideración la amplia gama temática que cubre la seguridad ciudadana, qué aspecto específico, preferiblemente referenciado a las condiciones y necesidades del país de origen, le interesaría profundizar.

**El plazo de vencimiento de la presente convocatoria será el 15 de agosto de 2015 a las 24 horas**

PARA MÁS INFORMACIÓN Y PARA ENVIAR DOCUMENTACION A:
Dra. Lilian Bobea: bobea_1@hotmail.com
Dra. Cristina Eguizábal: ceguizab@gmail.com

Perú: “Existe riesgo de que Perú se vuelva narcoestado”

“Ya estamos investigando el caso Oropeza. Es interesante, porque no solamente existe el eventual vínculo entre el narcotráfico y la política, sino con la criminalidad organizada, que es un nivel superior de delincuencia”.

En una coyuntura en la que el caso Oropeza continúa ganando titulares a raíz de las nuevas revelaciones, Rosa Mavila, presidenta de la comisión congresal que investiga la influencia del narcotráfico en la política peruana, habla sobre este tema y sobre el trabajo de su grupo.

¿Cuáles son las principales conclusiones a las que se ha llegado en la comisión?Hemos encontrado una realidad dramática. Le doy algunas cifras: encontramos que, en la actualidad, hay avionetas que operan en el Vraem y Huallaga, que hacen cinco vuelos por día y en cada vuelo sacan aproximadamente 300 kilos de droga. Entonces, por cada avioneta se transporta tonelada y media de droga al día. Entenderá que esto podría calificar como narcoestado.

¿Cree que el Perú califica como narcoestado?
Yo no creo que lo seamos aún, pero creo que el riesgo para llegar a esa circunstancia, que nos llevaría en una perspectiva no muy lejana a la mexicanización o a la colombianización, existe y, por eso, es necesario tomar decisiones firmes para afrontarlo. VER MÁS…

Perú: Cuidado / Gino Costa

Los altos niveles de victimización alimentan la baja confianza en la policía, el Poder Judicial y la imagen de autoridad.

La semana pasada se presentó en el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) el libro de Julio Carrión y Patricia Zárate sobre la cultura política en el Perú y las Américas en la última década. Es un minucioso análisis de los resultados de cinco encuestas bianuales llevadas a cabo por el Barómetro de las Américas desde el 2006. Estos tienen la ventaja de permitir la comparación de los resultados para el Perú con los otros países del continente.

El Barómetro explora el ánimo de la opinión pública americana en temas como la legitimidad y la tolerancia política, el apoyo ciudadano al Estado de derecho y las actitudes frente al desarrollo económico, así como la situación del crimen y la corrupción y sus implicancias para la democracia.

Como ya lo adelantara en diciembre pasado, cuando se dieron a conocer los principales resultados de la encuesta continental en Washington D.C., el principal hallazgo en el caso peruano fue la persistencia de los altísimos niveles de victimización por delincuencia y de percepción de inseguridad. Como en años anteriores, en el 2014 volvimos a aparecer en ambos casos con las tasas más altas. VER MÁS…

México: enero 2015: Guerrero y Tamaulipas siguen a la cabeza en homicidios y secuestros / Arturo Ángel

Pese a los operativos, ambos estados lideraron la incidencia delictiva en el arranque del año. Veracruz está en el top 5 de personas secuestradas.

Guerrero y Tamaulipas, estados en los que en 2014 se pusieron en marcha nuevos operativos contra el crimen que incluyeron la llegada de cientos de policías federales y militares, iniciaron este año al igual que los anteriores: a la cabeza de todo el país en homicidios y secuestros. Otros estados, como Veracruz y Tlaxcala, aparecieron en los primeros sitios en plagios.

La buena noticia, fue el descenso a nivel nacional el número de víctimas en comparación con el arranque del año pasado, cifra que por primera vez puede compararse luego de que en 2014 se comenzó a publicar esta estadística. VER MÁS…

Brasil: No Rio de Janeiro, a vida vale 30 reais / Pedro Cifuentes

Especialistas culpam o tráfico enquanto o Estado lidera em mortes cometidas por policiais

Seria necessária uma legião de repórteres para realizar uma cobertura completa e diária sobre a insegurança no Rio de Janeiro. O insólito é recorrente, como em janeiro, quando em apenas dez dias as balas perdidas podem fazer 20 vítimas – como o menino Asafe William Costa, de 9 anos, que numa tarde ensolarada saía da piscina do SESI de Honório Gurgel para beber água quando foi atingido na cabeça diante da sua mãe, sofrendo morte cerebral. Também pode acontecer de um policial militar matar uma moça inocente e desarmada, de 22 anos, porque seu carro é um modelo “que tem sido muito roubado” e o motorista do veículo não parou imediatamente ao ouvir a sirene do carro de patrulha. Ou que bandidos armados da poderosa facção de traficantes Comando Vermelho, em plena luz do dia, expulsem com total impunidade sete policiais das suas casas, em Duque de Caxias, ameaçando-os de morte. MAIS…