It’s really hard to say which city is the world’s most murderous / Renata Giannini Robert Muggah and Katherine Aguirre

The news trickling out of Caracas just keeps getting worse. A recently published ranking of the world’s most dangerous cities listed the Venezuelan capital at the top of the charts. The city’s murder rate supposedly reached an eye-watering 120 per 100,000 inhabitants in 2015, almost 20 times the global average. City officials were quick to dismiss the list as fatally flawed.
The annual ranking of the world’s most violent cities is produced by a Mexican research group called Security, Justice and Peace, or SJP. For the past few years SJP has generated big headlines for its review of the 50 most murderous cities. While attracting media attention, the organization’s methods are coming under increasing scrutiny.
Predictably, Venezuelan authorities argue against the findings, specifically the one that Caracas is the world’s most violent city. It’s hard to know for sure since they seldom make disaggregated crime data available. For example, local officials recently announced that 17,778 Venezuelans were murdered in 2015. This compares to 27,875 homicides reported by the Venezuelan Observatory of Violence (OVV) for the same year. SEE MORE…

Venezuela: Perspectiva militar de la seguridad ciudadana

Uno de los problemas más graves de nuestra realidad actual es el carácter militarista del régimen, que bajo el eslogan de una revolución de izquierda, se ha instalado en el poder político. Este fenómeno puede también concretarse, y lo ha hecho, mediante la intervención abusiva de la institución militar en la vida civil. Desde el punto de vista jurídico, el militarismo es un asunto que repugna al estado democrático de derecho, pues los ciudadanos deben tener un gobierno civil, estar sometidos a la justicia ordinaria y a las instituciones civiles. De allí, que en un estado de derecho, los civiles no pueden ser juzgados por tribunales militares, ni ser confinados a cárceles militares, ni a hospitales militares, ni ser custodiados ni garantizados en el ejercicio de sus derechos humanos por autoridades militares.

La protesta o manifestación y la seguridad, en general, son derechos de los ciudadanos en los que el estamento militar ningún papel ha de jugar, según las reglas del estado democrático de derecho. En este sentido, la resolución 008610 del Ministerio de la Defensa, publicada en la Gaceta Oficial 40.589 del 27 de enero de 2015, que paradójicamente fue dictada días antes el 23 de enero cuando se conmemoraban los 57 años de una gran manifestación ciudadana, por ende civil, que dio al traste con una dictadura militar, es una nueva demostración de que en Venezuela los ciudadanos están sometidos a un régimen militar. VER MÁS…

América Latina: El costo de la inseguridad / Alberto Ray

Con frecuencia me preguntan cómo calcular los costos de la seguridad y cuál sería la mejor manera medir la calidad de ese gasto. Pareciera haber una opinión empírica pero generalizada, sobre el alto precio que tiene la seguridad.No es un asunto fácil de abordar y menos de responder. Sin embargo, trataré de esbozarlo en estas líneas, aunque es muy probable que en el futuro escriba más en detalle en relación al tema, no sólo porque es un área que me apasiona, esto va más allá, pienso que cuando identificamos ala seguridad como un valor que se conquista, construimos cultura de previsión entre los miembros de una sociedad.

Voy a comenzar por decirles que si la seguridad es cara, no se imaginan ustedes cuanto puede costar no tenerla. El costo de la inseguridad es geométricamente mayor de lo que se paga por estar seguros, esta es la primera razón por la cual, la seguridad debe considerarse como una inversión y no un gasto, por tanto, la pregunta correcta sería ¿cómo hacer para que la inversión en seguridad sea más efectiva o rentable? VER MÁS…

Venezuela’s president promises to revamp country’s police force / Virginia López

Nicolás Maduro announces measure after two police were incriminated in murder of pro-government politician.

Venezuela’s president Nicolás Maduro has promised to launch a thorough purge of the country’s police force after two of its members were incriminated in the gruesome murder of a pro-government politician earlier this month.

The announcement was made during the swearing-in of the new minister of justice, Carmen Melendez, whom President Maduro entrusted with the task of “revolutionising the police”.

“Let’s go deep in our construction of a police system worthy of our fatherland. We need a revolution of the police force here in Venezuela, and I will carry it out without delay, without excuses”, said president Maduro during the televised
event on Monday night. SEE MORE…

Venezuela: The Quinta Crespo Seige and the Dilemmas of Combatting Police Violence / Rebecca Hanson

A few months ago I was in Caracas having coffee with Alexis when our conversation was interrupted by a startling text message. After reading it he shared disturbing news: A police officer friend had been shot outside his house the night before.

Alexis is a former police officer who quit in order to join a state institution charged with implementing the national police Reform that began in 2009. He made the move after becoming disgusted by the corruption and uncontrolled violence he witnessed. SEE MORE…

Venezuela: En seguridad ciudadana, ¿qué más podemos pedir?

Definitivamente la violencia y la delincuencia son algunas de las principales preocupaciones de los ciudadanos. Si embargo, ¿cuáles son los factores para que exista cada vez más violencia y delincuencia? Mientras no tengamos un servicio de inteligencia adecuado que nos permita detectar a tiempo los justos reclamos y descontentos populares, así como un equipo de negociadores que impidan esas violentas respuestas.

Mientras no pongamos mano firme y dura frente a violentistas que solo quieren fracturar el sistema, los conflictos sociales seguirán. Un tema aparte es el fenómeno de los terroristas que trabajan para el narcotráfico, ya estando focalizados hace tiempo se debió darles una batalla abierta. VER MÁS…

Venezuela: La violencia / Tomás Guanipa

El deterioro del país es inocultable, y la violencia es uno de los factores que más lo evidencian. Según estudios especializados, las cifras sociales y de pobreza que existen hoy en Venezuela, son peores a las que había en 1998; y la violencia se ha convertido en el mayor reflejo de la realidad que estamos viviendo.

Los lamentables y graves hechos de los últimos días dejaron al descubierto al gobierno nacional; y demostraron que la violencia en nuestra nación no es solo hamponil. Para nadie es un secreto que en Caracas y otras ciudades del país, bajo el amparo de quienes ostentan el poder, se han formado grupos armados que operan para el oficialismo y son usados como equipos de choque para confrontar políticamente. Dichas agrupaciones, ahora, parecieran no poder ser controladas por quienes las fortalecieron y las impulsaron. VER MÁS…