Perú: Las cifras indicaban que estábamos por el camino correcto (4/4) / Carlos Basombrío Iglesias

“Nos tuvimos que ir un año antes, no porque hubiese mayores cuestionamientos a nuestra labor o alguna crisis en el sector o muertos por errores de manejo político, ni menos por algún escándalo de corrupción, sino por mi renuncia frente a problemas políticos por todos conocidos en el país.”

En las tres primeras entregas de este balance de nuestra lucha contra el delito urbano en el Perú, he presentado las estrategias que entendíamos eran las adecuadas para enfrentar el problema a distintos niveles y a las que apostamos para una estrategia de mediano y largo plazo.

Quiero ahora mostrar cifras que muestran que la situación tendía a mejorar. No conozco ninguna política pública que pueda más que eso en un periodo relativamente breve y ningún país que genere cambios inmediatos y drásticos. Y más bien el éxito se mide en función a tendencias positivas o negativas. VER MÁS…

 

Anuncios

El Salvador : La Policía Nacional Civil está menguando / Roberto Valencia

Desde que en enero de 2015 inició la guerra contra las maras, un promedio de 52 hombres y mujeres ha renunciado cada mes a su trabajo en la Policía Nacional Civil, una hemorragia que afecta sobremanera a los empleados de menores ingresos: los agentes y los administrativos. La guerra también está pasando factura a la Academia Nacional de Seguridad Pública, que ha reducido a la mitad el número de policías graduados. La combinación de renuncias disparadas y vocaciones decrecientes ha provocado que la planilla del personal operativo haya bajado en 1,200 efectivos en dos años.
El año 2017 terminará con menos policías que los que había en 2016 en las calles de El Salvador. Y 2016 terminó con menos que 2015. La disminución responde a factores diversos, pero el principal es que más de 2,100 personas han dejado de trabajar para la Policía Nacional Civil (PNC) desde que en enero de 2015 el gobierno apostó a la guerra para afrontar el fenómeno de las maras o pandillas. Esas bajas tienen un motivo predominante: las renuncias. Y dos son los grupos de empleados más afectados: los agentes y el personal administrativo.

América Latina: la región del mundo con más homicidios / Arena Pública

Es la única zona del mundo en el que la tendencia de asesinatos en la zona va la alza; 43 de las 50 ciudades más violentas son latinoamericanas.

En ninguna otra zona del mundo se cometen tantos homicidios como en América Latina.

Ninguna región tiene tantas ciudades con tasas superiores de homicidios por cada 100 mil habitantes como América Latina.

En ninguna otra zona del orbe la tendencia de homicidios va a la alza a un paso tan acelerado.

América Latina concentra 8% de la población global; sin embargo en toda esta región ocurren casi cuatro de cada 10 asesinatos, de acuerdo con datos del Observatorio de Homicidios del Instituto Igarapé, un organismo que entre otra funciones diseña políticas públicas para combatir la violencia. VER MÁS…

México seguro, limpia en proceso / Ernesto López Portillo

Que la ola de homicidios en México es una matanza en áreas focalizadas y no afecta a la población, de acuerdo con las autoridades. Entonces todos tranquilos

Estábamos equivocados. Creíamos que la epidemia de homicidios violentos en México era un indicador de inseguridad. No. Nos vienen explicando que se trata más bien de un indicador del ajuste de cuentas entre organizaciones criminales, las cuales trabajan en una limpia, o bien nos informan que es un indicador de la masacre entre la delincuencia organizada y las autoridades. La matanza es en áreas focalizadas y no se afecta a la población, nos recuerdan. Bien, entonces todos tranquilos.

Esto es parte de lo que nos dicen las autoridades. En el 2013, desde Michoacán, el entonces gobernador Fausto Vallejo Figueroa atribuyó la violencia a la pugna que hay entre Los Caballeros Templarios y las guardias comunitarias. En el 2014, desde Baja California Sur, el entonces gobernador Marcos Covarrubias declaró que la situación que estaba enfrentando La Paz tendría relación con un “reacomodo” de grupos delincuenciales y formaría parte de una situación a nivel nacional e insistió en que con todo esto, “Baja California Sur sigue siendo uno de los mejores estados para vivir”. VER MÁS…

 

México: ¿Se desintegra el Cártel del Pacífico? / Rubén Aguilar

El Cártel del Pacífico -a los sinaloenses no les gusta que le llamen Cártel de Sinaloa- después de más de 40 años de resolver problemas internos y sortear los embates de las fuerzas de seguridad ahora enfrenta una crisis ocasionada por la disputa del liderazgo y el poder.

Estudiosos sostienen que tras la recaptura y extradición de El Chapo Guzmán, del grupo fundador al mando solo queda Ismael Zambada, El Mayo. Y también El Azul, en caso de que todavía viva. Hay dudas de su existencia. Esto ocasiona un vacío de poder que es el origen de la disputa.

La expresión más evidente de esta pugna es que en Sinaloa en los últimos meses ha habido un aumento de enfrentamientos entre los grupos que integran el Cártel y también de otros cárteles que ahora le disputan espacios de poder. VER MÁS…

Argentina: Policías pueden cobrar hasta 20% extra de su sueldo si bajan delitos / Natalia Gold

Llegar a niveles más bajos de hurtos, rapiñas y homicidios implica para la Policía cobrar un dinero extra, según metas asumidas por el Ministerio del Interior para 2017

Seremos el primer gobierno que terminará su mandato con menos rapiñas que cuando inició su gestión. En nuestro caso, además, las habremos bajado en un 30%”. Así de seguro culminó su presentación el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, el miércoles 28 de junio en la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), en el que remarcó que hay un “cambio de ADN de la Policía”. Parte de esa promesa asumida frente a cientos de empresarios –repetida durante la campaña electoral por el presidente Tabaré Vázquez-, está firmada en un contrato.

En el año 2011, el Ministerio del Interior se convirtió en la primera secretaría de Estado de Uruguay en unirse a los denominados “compromisos de gestión”, a partir de los cuales los funcionarios reciben una compensación económica por alcanzar determinadas metas. Los objetivos que permiten a la Policía tener un dinero extra están plasmados en un documento que se actualiza año a año. Para 2017, hay 16 metas que se deben llevar adelante en Montevideo y el área metropolitana y en donde la baja de los delitos es protagonista. VER MÁS…

 

Perú: ¿Es posible acabar con el crimen organizado? / Carlos Basombrío

Es importante iniciar con una distinción. En el Perú, hay dos expresiones muy diferentes del crimen organizado. La primera, la más antigua, es aquella que permite la histórica dificultad del Estado para controlar un territorio tan diverso y desafiante. Ello ha producido por muchas décadas contrabando, tala ilegal, trata de personas, minería ilegal, cultivos ilegales y, por encima de todas las anteriores por su perverso efecto, narcotráfico. (Dejo de lado a Sendero Luminoso, que si bien tiene un vínculo con lo anterior, tiene una especificidad propia que requiere un tratamiento particular).

La segunda manifestación del crimen organizado es mucho más reciente. Tiene poco más de una década y es un subproducto negativo del desarrollo económico de las últimas décadas y de los cambios en las lógicas de salida de la droga que, con mayor intensidad y frecuencia, transcurren por las ciudades y los puertos. Hablamos acá del crimen organizado en las ciudades.

Se trata de negocios criminales urbanos buscando beneficiarse de la nueva riqueza que se generó en los últimos lustros con el consiguiente boom de la construcción, mayor valor de terrenos por ciudades en expansión y una explosión de pequeños y medianos negocios. También influye el hecho de que el tráfico de drogas entra a ciudades y a puertos de salida del país y se imbrica con estos nuevos “negocios”. Apropiarse de parte o de toda la nueva riqueza emergente en las ciudades es su leit motiv. Sus armas principales son la extorsión y el sicariato. Su cobertura: el lavado de activos. VER MÁS…