Perú: “Barrio seguro” / Gino Costa

Resulta incomprensible el intento del actual mando policial de acabar con el apoyo a los serenos

Barrios vigilados son barrios seguros. La vigilancia y el patrullaje es la forma más antigua y eficaz de disuadir el delito callejero. Su calidad depende de la información que se tenga sobre dónde, cómo y cuándo ocurren los delitos, y quiénes son sus protagonistas. Un buen despliegue disuasivo ahuyenta a los delincuentes, quienes temen ser aprehendidos. Según el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), buena parte de los delitos disuadidos no se desplaza a otros lugares.

Las ciudades peruanas están desguarnecidas. Las encuestas anuales del INEI, realizadas entre el 2010 y el 2014, demuestran que un poco más de la mitad de nuestros barrios no cuentan con ningún tipo de vigilancia pública ni policial ni de serenazgo ni integrada. Esta es una de las razones por las que el delito callejero es tan extendido y por la que el crimen violento se multiplica rápido. VER MÁS…

Perú: lo bueno, lo malo y lo feo / Gino Costa

El año termina con una fundada sensación de desborde de la violencia, del crimen y de la corrupción institucional.

A continuación, algo de lo bueno, lo malo y lo feo que nos deja el 2015.

Lo bueno. La labor de algunas unidades especializadas, fiscales y policiales, especialmente de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), pilares sobre los que se deberá construir la respuesta para acabar con las mafias de extorsionadores, sicarios, narcotraficantes y delincuentes de todo tipo. A ellas se deben las capturas de los delincuentes más buscados y la desarticulación de importantes organizaciones criminales. VER MÁS…

Perú: Tres provincias, en estado de emergencia por el narcotráfico

En el Callao, la policía puede ingresar a viviendas y realizar arrestos sin orden judicial. Medios locales revelan cada vez más evidencias de vínculos entre militares y empleados del gobierno regional involucrados en mafias

Mientras el presidente Ollanta Humala sostiene que las cifras de capturas e incautaciones de armas tras 25 días de estado de emergencia en el puerto del Callao son alentadoras, la prensa muestra más evidencias de policías, militares y empleados del gobierno provincial involucrados con el narco y mafias de extorsionadores, según explicó el diario español El País.

Desde el 5 de diciembre, en el Callao la policía puede ingresar a viviendas y realizar arrestos sin orden judicial. Las provincias de Santa y Casma, en la costa de la región Ancash, también fueron declaradas en emergencia el 24 de diciembre, por el mismo motivo.

La medida en el principal puerto peruano fue promulgada por el mandatario al día siguiente de que un sicario asesinara a Wilbur Castillo, un ex reo que en 2012 denunció que el gobernador y el alcalde del Callao tenían un centro de espionaje telefónico que implicaba a miembros de la organización política Chim Pum Callao. VER MÁS…

 

Honduras: Poor ‘hood, Mean ‘hood: the Violent History of Rivera Hernandez / Juan Jose Martinez d´Aubuisson

This article is the first in a series looking at gang operations in Honduras. It is the result of a collaboration between InSight Crime, El Faro, and Revistazo. Read a version of this article in Spanish here. See the full version of InSight Crime’s report on Honduras gangs here (pdf). Read the report in Spanish here (pdf).

In the neighborhood of Rivera Hernandez in San Pedro Sula, the State’s absence is felt everywhere. Six gangs fight for control of one of the poorest sectors of Honduras’ industrial capital. This is the story of that neighborhood. This is the story of the people who live here, who fall like dominos, one after another, in an endless battle.  SEE MORE…

América Latina: 1.678 mujeres, asesinadas en 2014 por razones de género en 17 países

Al menos 1.678 mujeres fueron asesinadas en 2014 por razones de género en 14 países de América Latina y tres del Caribe, según datos oficiales recopilados por el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL.

“No podemos permitir que sigan muriendo más latinoamericanas y caribeñas por el solo hecho de ser mujeres”, dijo este martes la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, en la víspera de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el 25 de noviembre. VER MÁS…

México: Siete presidentes, pocos resultados: 40 años de expansión del crimen organizado (I) / Animal Político

De José López Portillo a Enrique Peña Nieto, el mapa delictivo del país se ha modificado sin que la estrategia de seguridad del Estado mexicano haya logrado frenar el avance de las organizaciones criminales o impedir que se dediquen al saqueo ciudadano.

El asesinato de un agente de la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos cambió en febrero de 1985 la historia del narcotráfico en México.

Ese año, el agente Enrique Camarena fue asesinado por el llamado Cártel de Guadalajara, que lo acusó de haber provocado, tres meses antes, en el rancho ‘El Búfalo’, el decomiso de cuatro mil toneladas de mariguana, el más grande registrado hasta entonces.

Antes del asesinato de Camarena, el gobierno mexicano no había lanzado grandes operativos para frenar el avance de las organizaciones criminales que ya habían penetrado gobiernos estatales y municipales, así como cuerpos policiales. Pero el crimen obligó al gobierno de Miguel de la Madrid, presionado por Estados Unidos, a iniciar una cacería contra los líderes del Cártel de Guadalajara, antes conocido como la Organización de Sinaloa. VER MÁS…

El Salvador: Pandillas, policías y militares hablan en lenguaje de guerra / Editorial Contrapunto

El lenguaje bélico con que se discuten los muertos policías y pandilleros afecta directamente la convivencia ciudadana

En los últimos meses, tanto la Policía como la Fuerza Armada salvadoreña han dado vivas señales marchar hacia una guerra contra las pandillas, al mismo tiempo que estas responden con igual lenguaje bélico. Los recientes ataques orientados a matar policías o soldados demuestran que los objetivos de las pandillas han pasado de ser el control territorial a infundir terror.

Desde lanzar granadas a los puestos policiales, ataques directos al hogar de los policías en sus tiempos de descanso, ametrallar patrullas o disparar a quemarropa a un soldado que hace guardia; las pandillas han subido el tono con que intentan marcar territorio y alejar incluso a la autoridad de los espacios públicos. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 116 seguidores