El Salvador: Unraveling of gang truce brings fresh wave of violence

President Sánchez Cerán calls out military to deal with the rise in murders

The unraveling of an historic, internationally praised 2012 truce between two major rival street gangs in El Salvador is bringing a new wave of violence, which many fear is leading to a re-militarization of the country.

Bloody skirmishes between the military and gang members over the weekend have prompted the government of President Salvador Sánchez Cerén to take a tougher approach against the criminal organizations, which only two years ago had agreed to stop their murders and extortions. SEE MORE…

 

El Salvador: Es fundamental que la efectividad de las autoridades se haga sentir cada vez más frente a todas las formas de criminalidad / Editorial La Prensa Gráfica

La ley y la autoridad están en la obligación inexcusable de asumir el rol que les corresponde, de manera inequívoca y directa. El que violente la legalidad establecida, sea quien fuere, debe recibir todo el peso de la ley.

Se hace cada vez más claro que la delincuencia organizada, y en particular las estructuras pandilleriles, le han declarado la guerra al aparato institucional encargado de asegurar el imperio de la ley y de garantizar el orden público. Estamos en una etapa superior de esta avanzada del crimen que se viene dando en el país desde hace ya bastante tiempo, y ahora mismo el desafío delincuencial se presenta cada vez con más desfachatez, como si se tratara de una lucha cuerpo a cuerpo. Los hechos cotidianos vienen demostrándolo con creciente evidencia. Para el caso, en lo que va del año son 18 los agentes policiales y 5 los militares asesinados por pandilleros. Y es notorio que los miembros de pandillas cuentan con armamento sofisticado y reciben entrenamiento de carácter militar. VER MÁS…

El Salvador: Obituario de la Tregua / Roberto Valencia

Ante un conflicto armado, una tregua es un cese de hostilidades que, bien manejada, puede crear condiciones para una paz más duradera. El Salvador vivía en marzo de 2012 un conflicto social que generaba 14 asesinatos diarios, y gobierno y pandillas acordaron una Tregua para atajarlo, pero la prueba irrefutable del fracaso es que el país vuelve a desangrarse. ¿Por qué la sociedad salvadoreña no supo aprovechar la Tregua para dar forma a un proceso de pacificación? Roberto Valencia, periodista de la Sala Negra, lo analiza en este artículo.

La Tregua irrumpió como una bofetada.

El 14 de marzo de 2012, a falta de un minuto para las 9 de la noche, un reportaje titulado ‘Gobierno negoció con pandillas reducción de homicidios’ prendió la portada del periódico digital El Faro. La investigación destapaba un acuerdo a tres bandas entre el gobierno del presidente Mauricio Funes, la Mara Salvatrucha y el Barrio 18: en esencia, las pandillas se comprometían a reducir homicidios a cambio de que sus líderes más pesados fueran trasladados del Centro Penitenciario de Seguridad Zacatecoluca, conocido como Zacatraz, a las cárceles ganadas al Estado cuando la segregación de pandilleros. La negociación arrastraba semanas pero, azuzados por el temor a un sabotaje de las elecciones legislativas y municipales del 12 de marzo, el gobierno había cumplido su parte los días 8 y 9, cuando una treintena de palabreros veteranos fueron reubicados con nocturnidad. VER MÁS…

El Salvador: Reaccionen ante la inseguridad / El Centro de Estudios Jurídicos

Según el artículo 2 de la Constitución “toda persona tiene derecho (…) a la seguridad”. Eso, en palabras de la Sala de lo Constitucional, significa que todos tienen el “derecho de estar libres o exentos de todo peligro, daño o riesgo que ilegítimamente amenace los derechos”.

No se trata de una simple aspiración. Es un derecho; un derecho verdadero. Y como tal, su contracara supone la obligación de parte de alguien para protegerlo.

Por otra parte, la Sala de lo Constitucional ha expresado que es el Estado, a través de sus órganos, el obligado a adoptar medidas pertinentes y previas para garantizar la seguridad material de cada individuo. VER MÁS…

América Central: Cerén: Triángulo Norte cuenta con EUA y otros países

El presidente salvadoreño dio hoy una conferencia de prensa en la que habló sobre su participación en la Cumbre de Las Américas.

El análisis del tema de migración que afecta a la región y El Salvador fue uno de los temas que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, destacó en la Cumbre de Las Américas, llevada a cabo en Panamá el 10 y 11 de abril, en la que participaron por primera vez los 35 países del continente Americano.

“Nosotros planteamos analizar en un foro de Naciones Unidas el tema de la migración, desde el punto de vista de los derechos que tienen los migrantes”, dijo hoy el presidente en una conferencia de prensa, al tiempo que admitió que la falta de oportunidades es lo que genera la migración hacia los Estados Unidos.

El presidente también habló sobre su encuentro con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de quién aseguró, se cuenta con la disposición para mejorar la calidad de vida de población del Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala, Honduras). VER MÁS…

El Salvador: La violencia que nos desconsuela / Claudia D. Ramírez

La reciente aparición de una familia buscando refugio en los alrededores de Antiguo Cuscatlán es un buen ejemplo, hoy por hoy, de lo que somos como sociedad. Primero, porque el caso, por más que lo quieran vestir de colores o pandillas, es algo que ocurre todos los días en diversos puntos del país. Gente que huye por amenazas directas o veladas.

Yo no conozco pocos casos, y puedo asegurar que en los que conozco, la gente no huye para hacer un show y chantajear al gobierno.

El caso de esta familia que “rebota” por Santa Elena, como escribió uno de mis compañeros, debería al menos robarnos un poco de análisis. Primero porque lo que nos muestra este y otros casos –el de los condominios en Mejicanos, de San José Villanueva, de San Luis La Herradura– es que el problema es quizá más grande de lo que imaginamos, que el control territorial que tienen las pandillas sigue aumentando y que el Estado es, por hoy, incapaz de brindarle seguridad a su población, para que no tenga que dejar su hogar. VER MÁS…

El Salvador: Costos y beneficios económicos de la delincuencia / Rigoberto Palma

El problema de la delincuencia no es principalmente económico, sino humano. Sin embargo, vale la pena decir algo sobre el costo económico de ese acarrea, sobre quiénes lo pagan y sobre quiénes se lucran.

¿Quiénes pagan los costos de la delincuencia?

Las personas asaltadas en las calles o en sus casas. Cualquiera puede ser la víctima, pero son más vulnerables las personas pobres y de capas medias. Es muy difícil asaltar a un rico o a un millonario. Las personas atacadas física y mentalmente. Si esas personas son atendidas en un centro de salud privado, tienen que pagar dinero. También deben comprar medicinas y pagar un tratamiento médico, en caso de que lo necesiten. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 96 seguidores