El Salvador: Un modelo de prevención de la violencia / Ricardo Antonio Ibarra Manzanares

El modelo de Prevención Social de la Violencia, ejecutado por el padre Pepe Morataya, quien ha venido dirigiendo el Polígono Industrial de Don Bosco, ha demostrado ser un gran impulsor de la transformación de los niños y jóvenes de las zonas de alto riesgo que se encuentran sometidas a la influencia de la delincuencia.

El padre Pepe está demostrando a la comunidad internacional que sí es posible transformar a la sociedad salvadoreña, con verdaderos programas encaminados a desarrollar las habilidades de los jóvenes, lo cual se ha podido comprobar con la conformación de la Orquesta Sinfónica Juvenil integrada por más de 150 jóvenes salvadoreños de bajos recursos económicos, que han trascendido las fronteras patrias y como muestra en este caso me refiero a la exitosa presentación artística de estos jóvenes en la ciudad de Washington, Estados Unidos, en donde supieron deleitar a un público selecto con diferentes obras musicales, entre ellas las bellas notas de nuestro Himno Nacional y El Carbonero que despertó la nostalgia de nuestros connacionales que viven en aquella gran nación. VER MÁS…

El Salvador: Eugenio Chicas: mayoría de víctimas de homicidio son pandilleros

El funcionario reiteró que el gobierno no está dispuesto a negociar con las pandillas y aseguró que continuarán la implementación de los planes de seguridad.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia de la República, Eugenio Chicas, dijo esta mañana que el gobierno está consciente del incremento en el número de asesinatos en el país; sin embargo, aseguró que se trata de una coyuntura y que las principales víctimas son miembros de pandillas.

“El número de muertos que siguen habiendo, principalmente, son pandillas. Son pandilleros los que están resultando muertos, producto del enfrentamiento en la disputa de su territorios”, manifestó Chicas.

El secretario reiteró que el gobierno no está dispuesto a dialogar o establecer una tregua con las pandillas para reducir el índice de delincuencia, sino que aseguró que el Estado continuará con los planes de seguridad que han diseñados para resolver el problema de la violencia. VER MÁS…

El Salvador: La PNC sabe / Roberto Valencia

A mediados de febrero, el gobierno regresó a ‘Zacatraz’ a los líderes de la Mara Salvatrucha y el Barrio 18, movimiento que finiquitó la Tregua; ‘casualmente’, marzo se ha convertido en el más violento en lo que va de siglo. En silencio, la Policía Nacional Civil está tomando medidas de autoprotección extraordinarias que invitan a pensar que las cifras de marzo no serán algo pasajero.

Cada día de marzo asesinaron a dieciséis salvadoreños. No fue un viernes negro. No fue un fin de semana disparado. No. Durante los treinta y un días se registraron en promedio dieciséis homicidios. Repito: dieciséis homicidios asesinatos muertes. Dieciséis. Uno dos tres … nueve … doce … ¡dieciséis! Dieciséis personas. ¡¡¡P-E-R-S-O-N-A-S!!!

Consumidos quince años del ya no tan nuevo siglo, en las bases de datos de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Instituto de Medicina Legal no hay registro de un mes tan violento como el pasado marzo. Pero lo preocupante, más allá de lo preocupante que son –que deberían ser– las cifras, es que no veo elementos, siquiera mínimos, que inviten al optimismo. ¿La pomposa marcha del 26 de marzo? Solo sirvió para evidenciar lo polarizada que está la sociedad, para demostrar que uno y otro extremo del arco político-partidario siguen viendo el tema de la seguridad como arma arrojadiza. VER MÁS…

El Salvador: ¿Cuánta novedad hay en el plan de Rudolph Giuliani? / Gabriel Labrador

Funcionarios y exfuncionarios coinciden en que al diagnóstico y a las recomendaciones planteadas por el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani para que El Salvador combata eficazmente la inseguridad les falta novedad. En algunas ocasiones, se trata de medidas que ya Giuliani propuso en países como México y Colombia. Tal vez la diferencia hoy sea que quien las propone es alguien más resistente a la fácil descalificación partidaria.

El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani entregó al presidente de la República dos documentos con diagnóstico y propuestas para combatir la delincuencia en El Salvador y, a juzgar por la presentación que hizo en el Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade) y por el resumen ejecutivo que se hizo público, las novedades son pocas. Y así lo notaron funcionarios y exfuncionarios, políticos de izquierdas y de derechas, y hasta integrantes de la Comisión Nacional para la Seguridad Ciudadana.  VER MÁS…

El Salvador: ¿Policía comunitaria o comunidades policiales? / Luis Enrique Amaya

Desde su instauración, la Policía Nacional Civil (PNC) fue concebida como una instancia que se distanciaría de las doctrinas y prácticas de corte militar, propias de los cuerpos de seguridad que le precedieron y que se desmontaron. La Policía recién creada debía ser una institución cercana a la gente, que garantizase el orden y la seguridad pública con un riguroso respeto a los derechos humanos. En síntesis, debía ser una Policía esencialmente civil y democrática. Como producto de ello, aún ahora, en su visión institucional se emplean expresiones que enarbolan “la efectividad de los servicios orientados a la comunidad”, y en su misión se usan frases que destacan la importancia de integrar “el compromiso del personal y la participación de la población”. Para muchos expertos, estas ideas se apartan de los esquemas tradicionales de gestión policial, marcados por el alejamiento de la sociedad, y conducen indefectiblemente al modelo, la doctrina o la filosofía de “policía comunitaria”.

De acuerdo con este enfoque, las corporaciones policiales, las municipalidades, las comunidades organizadas y demás actores locales deben trabajar como equipo para identificar, priorizar, abordar y resolver las necesidades y dificultades comunitarias de forma consensuada. La cuestión de fondo es convertir a la Policía en un cuerpo más democrático en sus métodos y más eficaz en sus resultados. Se asume que los medios son tan relevantes como los fines. La “policía comunitaria” perfecciona la actuación policial, debido a que, entre otras cosas, implica: 1) Mejorar la generación y utilización de información sobre factores de riesgo social y delictivo; y 2) Fomentar una mayor confianza hacia la Policía, con base en relaciones de colaboración entre la ciudadanía y las instancias de seguridad. Esto, en definitiva, hace posible prevenir y combatir el delito y la delincuencia con más eficacia. VER MÁS…

El Salvador: Increased Militarization of Citizen Security: Responding to the Surge / Julio Rank Wright

Central America’s so-called Northern Triangle has been at the center of attention for the past two weeks, and not particularly for the right reasons. Stories of corruption, impunity, deteriorating security, and the revival of the ghost of presidential re-election covered newspaper headlines throughout the isthmus.

The news coming out of the region comes at a time when the diplomatic offensive from El Salvador, Honduras and Guatemala intensifies as the countries seek quick approval and funding for the Alliance for Prosperity from the United States.

El Salvador’s spike in homicides has illustrated the urgent need to address the structural causes of violence. After a failed gang truce brokered by the Catholic Church and the Salvadoran government with the country’s main gangs failed, murder rates increased dramatically. In the first four months of 2015, street gangs murdered over 20 police officers and the targeted murder of members of the Armed Forces also increased. SEE MORE…

El Salvador: Con 481 asesinatos, marzo se convirtió en el mes más violento del siglo

En marzo de 2015 asesinaron a 16 salvadoreños cada día. Son 481 los homicidios registrados por la PNC, la cifra más elevada en solo un mes en los 15 años transcurridos desde que inició el siglo XXI. Los números contradicen el entusiasmo del gobierno, que el pasado 26 de marzo, en la marcha nacional, se comprometió a “no a ceder ni un solo espacio a la delincuencia”.

En marzo la Policía Nacional Civil registró 481 homicidios. El promedio diario es de 15.52 –redondeado, son 16 los salvadoreños asesinados cada día–, la cifra más alta desde que inició el siglo XXI.

Hasta la fecha, el mes más violento del siglo era octubre de 2009, cuando se contaron 438 homicidios. Según los consolidados tanto de la PNC como del Instituto de Medicina Legal, la barrera de los 400 tan solo se había superado en seis ocasiones: a las dos ya referidas hay que agregar enero de 2010, enero y febrero de 2012, y diciembre de 2014. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 97 seguidores