El Salvador: Más de 700 homicidios en agosto

La epidemia de homicidios que vive El Salvador continúa superando sus registros históricos: al menos 709 personas han sido asesinadas en lo que va de agosto. No solo eso: a falta de cuatro meses, 2015 ya reporta más homicidios que las cifras totales de 2014, 2013 y 2012, según las estadísticas de Medicina Legal.

Agosto de 2015 ha superado los 700 homicidios en los 25 días transcurridos. En promedio, 28 salvadoreños han sido asesinados cada día de agosto, una cifra sin precedentes en los años pasados, antes y después de la tregua entre pandillas. La cantidad también rebasa los 677 homicidios de junio, que había sido el mes más violento del año, según datos del Instituto de Medicina Legal (IML).

Los meses de 2015 avanzan sobreponiéndose en los niveles de violencia: agosto, hasta el momento, es el mes con más homicidios en lo que va del siglo y desde los Acuerdos de Paz, en 1992. VER MÁS…

 

Nós podemos reduzir os índices de homicídios pela metade / Manuel Eisner

Ao redor do mundo, os homicídios parecem ter diminuído onde os governos implantaram uma boa governança e um efetivo Estado de direito, freando a corrupção de seus representantes, adquirindo controle sobre os mercados de segurança privada, e aumentando sua legitimidade por meio de instituições inclusivas

Em menos de dois meses, a Cúpula das Nações Unidas irá eleger os Objetivos de Desenvolvimento Sustentável para os próximos 15 anos. Estes serão os compromissos mais abrangentes que os governos já firmaram com seus cidadãos. A lista de tarefas globais provavelmente clamará pela eliminação do abuso infantil, a erradicação da violência contra as mulheres, a redução das taxas de homicídios e o acesso de todos à justiça. Mas é realmente possível fazer tudo isso? E onde os governos devem investir para melhor proteger aqueles que são mais vulneráveis de abuso sexual, negligência, roubo, violência devido ao crime organizado e tráfico de pessoas?

Eu não acho que a violência doméstica possa ser erradicada num futuro próximo. Mas tenho confiança de que uma redução significativa é viável – se investirmos nas políticas certas. Tomemos os homicídios como exemplo. MAIS…

Brasil e as capitais mundiais dos assassinatos / Robert Muggah

Dado a situação de crise de segurança em que se encontra o país, a redução dos homicídios deveria ser uma prioridade nacional. Mas não tem sido
“Nos últimos 20 anos, homicídios no Brasil superam os da guerra no Vietnã”

O Brasil é a capital mundial de assassinatos. O país, que registra somente 2,8% da população global, responde por 12% dos homicídios dolosos no mundo. É também o lar de 57 cidades com taxas de homicídio superiores a 25 por 100.000, e possui uma taxa de homicídio quatro vezes maior que a média global de 6,2. Como se o problema já não fosse sério o suficiente, tem piorado. A insegurança atingiu proporções epidêmicas.

Considere os números. Cerca de 143 brasileiros são mortos violentamente por dia. Isso corresponde a um total de 52.336 pessoas – a maioria jovens negros –assassinadas em 2014. Mais de 42,000 vítimas foram mortas por armas de fogo, a maioria revólveres produzidos no Brasil. A morte violenta é, atualmente, a causa número um de morte de jovens brasileiros do sexo masculino entre 15 e 29 anos. São várias gerações perdidas, um custo incalculável e irreparável para famílias, comunidades e para a nação como um todo. MAIS…

 

Perú: “Cambiar la agenda” / Gino Costa

El alcalde metropolitano ha propuesto que los serenos porten armas no letales. ¿Constituyen la solución?

 

El desborde de la inseguridad obligó la semana pasada a muchos alcaldes de Lima a salir a la palestra y proponer medidas para enfrentarla. Algunos han pedido al Gobierno que declare el estado de emergencia en sus distritos y despliegue a los militares para vigilar y patrullar las calles. El alcalde metropolitano ha propuesto que los serenos porten armas no letales. ¿Constituyen la solución? Ciertamente, no; pues no hay una sola medida que, por sí misma, resuelva los complejos problemas de criminalidad que enfrentamos. VER MÁS…

Perú: ¿Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? Factores de riesgo social y delito en perspectiva comparada en América Latina / Gino Costa y Carlos Romero.

g2Este informe –copublicado por el PNUD y Ciudad Nuestra, con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)– pretende contribuir a explicar el delito en el país. Este ha experimentado un incremento importante precisamente durante los años en que la economía peruana crecía sin precedentes y las condiciones sociales mejoraban significativamente. Algo similar ha ocurrido en toda América Latina. Es lo que el
PNUD ha definido como la paradoja latinoamericana, que podría resumirse en crecimiento económico, mejora social y aumento de la violencia y el delito. VER MÁS…

Perú: Lima: ¿cómo hacerla más segura? / Gino Costa | Carlos Romero

Ciudad Nuestra se complace en presentar esta nueva publicación, la décimo tercera desde su creación en el 2007, sobre la situación de la inseguridad, la violencia y el delito en Lima Metropolitana. La oportunidad de este trabajo g1es obvia, por cuanto los problemas de seguridad constituyen la principal preocupación ciudadana en la capital y, como lo demuestran los debates públicos de las últimas semanas, sigue sin existir claridad sobre cómo abordarlos con eficacia, de manera integral y desde una perspectiva democrática. VER MÁS…

El Salvador: La Policía masacró en la finca San Blas / Roberto Valencia, Óscar Martínez y Daniel Valencia Caravantes

La Policía afirmó que durante la madrugada del 26 de marzo sus agentes fueron atacados en una finca de San José Villanueva, y que en el “intercambio de disparos” murieron “ocho sujetos miembros de una estructura criminal”. Esa historia es falsa y los hechos reconstruidos por El Faro revelan indicios de ejecuciones sumarias y montajes en la escena de los homicidios.

Cuando los policías golpearon la puerta de su cuarto había ya siete cadáveres regados en el casco de la finca San Blas. Consuelo, la madre de Dennis, estaba sentada junto a la champa de abajo, a unos 15 metros, rodeada por policías encapuchados y sin poder ver lo que ocurría con su hijo, pero lo escuchaba. Consuelo dijo a los policías que la única persona viva arriba era su hijo.

Las ráfagas habían cesado. Los policías gritaban frente a la puerta colorada del cuarto de Dennis. Él hablaba por teléfono con su tío Chus, el mandador de la finca: “¿Qué hago?”, pidió. Chus le preguntó si eran pandilleros o policías. Dennis contestó que policías, que los había escuchado cuando sacaron de la champa a su mamá, a su padrastro y a sus hermanos pequeños. Chus se envalentonó: “Si es la Policía, no tengás miedo; la Policía te va a respetar. Cuando te digan que abrás la puerta, abrila y tirate al suelo”. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores