México: Tanhuato: matar o morir / Jorge Fernández Menéndez

En el enfrentamiento con integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación en Tanhuato, volvió a ser atacado un helicóptero de la Policía Federal.

No es lo mismo lo que está sucediendo en Chilapa, en Guerrero, donde un grupo armado de 300 personas tomó a principios de mayo el ayuntamiento, se llevó consigo a un número indeterminado de personas, en el contexto del rivalidad entre los cárteles de Los Rojos y Los Ardillos, que lo sucedido el viernes pasado en Tanhuato, Michoacán, en la frontera con Jalisco, en el enfrentamiento en el que murieron 42 criminales integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación y un policía federal. VER MÁS…

Mexico: Criminal Battle Rages in Guerrero, Mexico Under Watch of Security Forces / Loren Riesenfeld

A gruesome battle between two relatively unknown drug gangs over a municipality in Guerrero, Mexico has led to mysterious disappearances, an uptick in murders, and political assassinations, the consequences of the state’s ongoing criminal fragmentation.

Chilapa de Alvarez, a municipality in Guerrero and one of the most heavily guarded areas in Mexico, has recently seen the disappearance of between 16 and 30 people, reported the BBC.

In total, since the violence in Chilapa first erupted near the end of 2013, around 105 people have been murdered, giving the municipality a homicide rate of 54 per 100,000 residents, which is over four times higher than Mexico’s national average.

Although the violence appears to be chaotic, a narrative is beginning to emerge. After a local mayoral candidate was assassinated in early May, an unidentified armed group stormed the municipality, stating that it was going to take over police functions and boot out members of criminal group Los Rojos. But the crux of the violence, according to Guerrero expert and University of Alabama anthropologist Chris Kyle, is a brutal conflict between two relatively unknown drug gangs: Los Rojos and Los Ardillos. SEE MORE…

Perú: “Malas noticias”, / Gino Costa

Dos vigilantes de un colegio privado de San Juan de Lurigancho asesinados a sangre fría en la puerta del local. El director de otro centro educativo del mismo distrito asesinado al día siguiente cuando abandonaba su colegio. ¿Los móviles? En el primer caso se trataría de una represalia porque la directora del colegio se negó a pagar cupos a los extorsionadores; en el segundo, es posible que se trate de un ajuste de cuentas familiar. En ambos casos las muertes se atribuyen a jóvenes sicarios. VER MÁS…

 

México: Proteger a las Fuerzas Armadas / Carlos Elizondo Mayer-Serra

Es común, sobre todo desde el partido que está en la oposición, demandar que las Fuerzas Armadas, tanto Ejército como Marina, dejen de cumplir con las funciones de policía que hoy ejercen. El argumento utilizado es válido: no están diseñadas para llevar a cabo esa tarea. En la guerra el objetivo es matar al enemigo, no investigar culpabilidad o apresar al criminal. Además, quien le entra al combate al crimen organizado corre muchos riesgos, y uno de ellos es corromperse.

Sin embargo, es igualmente común que cuando esa misma oposición llega al poder utilice a las Fuerzas Armadas en tareas policiacas, ya que es el último dique frente al crimen organizado cuando la policía ha sido desbordada. Así sucedió en 2006: mientras el PRD criticaba la estrategia del gobierno federal frente al crimen organizado, uno de sus gobernadores, Lázaro Cárdenas Batel, le pidió al presidente Calderón la intervención de las fuerzas federales en Michoacán para combatir al grupo criminal La Familia. VER MÁS…

El Salvador: Increased Militarization of Citizen Security: Responding to the Surge / Julio Rank Wright

Central America’s so-called Northern Triangle has been at the center of attention for the past two weeks, and not particularly for the right reasons. Stories of corruption, impunity, deteriorating security, and the revival of the ghost of presidential re-election covered newspaper headlines throughout the isthmus.

The news coming out of the region comes at a time when the diplomatic offensive from El Salvador, Honduras and Guatemala intensifies as the countries seek quick approval and funding for the Alliance for Prosperity from the United States.

El Salvador’s spike in homicides has illustrated the urgent need to address the structural causes of violence. After a failed gang truce brokered by the Catholic Church and the Salvadoran government with the country’s main gangs failed, murder rates increased dramatically. In the first four months of 2015, street gangs murdered over 20 police officers and the targeted murder of members of the Armed Forces also increased. SEE MORE…

EE.UU.-América Latina: Fuerzas Armadas de 14 países definen estrategias contra el crimen organizado

Honduras es la sede de la conferencia Centroamericana de Seguridad que se lleva a cabo este miércoles en un prestigioso hotel de la capital Tegucigalpa, para establecer mecanismos conjuntos en la lucha contra el crimen organizado transnacional.

El evento cuenta con la participación de representantes del Comando Sur de Estados Unidos (EEUU) y jefes de las Fuerzas Armadas de 14 países.

El coloquio tiene como objetivo establecer medidas que logren el fortalecimiento de la cooperación regional en materia de seguridad.

Entre las naciones participantes están las delegaciones de Belice, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y otros de la región. VER MÁS…

Venezuela: Perspectiva militar de la seguridad ciudadana

Uno de los problemas más graves de nuestra realidad actual es el carácter militarista del régimen, que bajo el eslogan de una revolución de izquierda, se ha instalado en el poder político. Este fenómeno puede también concretarse, y lo ha hecho, mediante la intervención abusiva de la institución militar en la vida civil. Desde el punto de vista jurídico, el militarismo es un asunto que repugna al estado democrático de derecho, pues los ciudadanos deben tener un gobierno civil, estar sometidos a la justicia ordinaria y a las instituciones civiles. De allí, que en un estado de derecho, los civiles no pueden ser juzgados por tribunales militares, ni ser confinados a cárceles militares, ni a hospitales militares, ni ser custodiados ni garantizados en el ejercicio de sus derechos humanos por autoridades militares.

La protesta o manifestación y la seguridad, en general, son derechos de los ciudadanos en los que el estamento militar ningún papel ha de jugar, según las reglas del estado democrático de derecho. En este sentido, la resolución 008610 del Ministerio de la Defensa, publicada en la Gaceta Oficial 40.589 del 27 de enero de 2015, que paradójicamente fue dictada días antes el 23 de enero cuando se conmemoraban los 57 años de una gran manifestación ciudadana, por ende civil, que dio al traste con una dictadura militar, es una nueva demostración de que en Venezuela los ciudadanos están sometidos a un régimen militar. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 97 seguidores