Brasil: Esquecemos que policiais também precisam de proteção / Robert Muggah

A polícia brasileira tem fama de ser uma das corporações que mais matam no mundo. No último ano, foram ao menos 2 mil mortos, registrados como autos de resistência, essencialmente execuções extrajudiciais, 582 dessas ocorrências apenas no Estado do Rio de Janeiro.

É impossível chegarmos ao número exato, pois muitos Estados não querem ou não tem capacidade de levantar esses dados. Independente do motivo da incerteza, a situação choca.

Raramente, no entanto, as manchetes nos lembram que o Brasil também é recordista mundial em assassinatos de policiais. Apesar dessa estatística ainda ser imprecisa, em 2013 foram computados cerca de 490 assassinatos de policias: a cada 17 horas, um policial civil ou militar é morto no país. Ser policial no Brasil é, definitivamente, uma das profissões mais perigosas que existem por aí.

Mas nem todo policial corre igual risco de morte violenta. A maioria dos assassinatos de forças policias acontece nas corporações militar e civil de São Paulo e do Rio de Janeiro. E, por mais que Estados como Bahia e Maranhão não levantem esse dado, a maioria é morto fora de serviço. MAIS…

 

Perú: Los primeros decretos legislativos / Gino Costa

El 27 de julio el gobierno publicó los tres primeros decretos en el marco de las facultades delegadas en seguridad ciudadana

El 27 de julio pasado, el gobierno publicó los tres primeros decretos legislativos en el marco de las facultades delegadas en seguridad ciudadana. El primero crea un mecanismo de recompensas a quienes provean información que lleve a la captura de miembros de organizaciones criminales. El segundo tipifica el delito de sicariato. El tercero establece un procedimiento expeditivo para ubicar los equipos de telecomunicación utilizados para cometer delitos, la llamada geolocalización.

Las recompensas no son nuevas en el país. Existen en la lucha contra el terrorismo desde la primera administración de García. Y contra la evasión tributaria desde 1996. VER MÁS…

Perú: “Cambiar la agenda” / Gino Costa

El alcalde metropolitano ha propuesto que los serenos porten armas no letales. ¿Constituyen la solución?

 

El desborde de la inseguridad obligó la semana pasada a muchos alcaldes de Lima a salir a la palestra y proponer medidas para enfrentarla. Algunos han pedido al Gobierno que declare el estado de emergencia en sus distritos y despliegue a los militares para vigilar y patrullar las calles. El alcalde metropolitano ha propuesto que los serenos porten armas no letales. ¿Constituyen la solución? Ciertamente, no; pues no hay una sola medida que, por sí misma, resuelva los complejos problemas de criminalidad que enfrentamos. VER MÁS…

Perú: ¿Quiénes son delincuentes en el Perú y por qué? Factores de riesgo social y delito en perspectiva comparada en América Latina / Gino Costa y Carlos Romero.

g2Este informe –copublicado por el PNUD y Ciudad Nuestra, con el apoyo de la Defensoría del Pueblo, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)– pretende contribuir a explicar el delito en el país. Este ha experimentado un incremento importante precisamente durante los años en que la economía peruana crecía sin precedentes y las condiciones sociales mejoraban significativamente. Algo similar ha ocurrido en toda América Latina. Es lo que el
PNUD ha definido como la paradoja latinoamericana, que podría resumirse en crecimiento económico, mejora social y aumento de la violencia y el delito. VER MÁS…

El Salvador: La Policía masacró en la finca San Blas / Roberto Valencia, Óscar Martínez y Daniel Valencia Caravantes

La Policía afirmó que durante la madrugada del 26 de marzo sus agentes fueron atacados en una finca de San José Villanueva, y que en el “intercambio de disparos” murieron “ocho sujetos miembros de una estructura criminal”. Esa historia es falsa y los hechos reconstruidos por El Faro revelan indicios de ejecuciones sumarias y montajes en la escena de los homicidios.

Cuando los policías golpearon la puerta de su cuarto había ya siete cadáveres regados en el casco de la finca San Blas. Consuelo, la madre de Dennis, estaba sentada junto a la champa de abajo, a unos 15 metros, rodeada por policías encapuchados y sin poder ver lo que ocurría con su hijo, pero lo escuchaba. Consuelo dijo a los policías que la única persona viva arriba era su hijo.

Las ráfagas habían cesado. Los policías gritaban frente a la puerta colorada del cuarto de Dennis. Él hablaba por teléfono con su tío Chus, el mandador de la finca: “¿Qué hago?”, pidió. Chus le preguntó si eran pandilleros o policías. Dennis contestó que policías, que los había escuchado cuando sacaron de la champa a su mamá, a su padrastro y a sus hermanos pequeños. Chus se envalentonó: “Si es la Policía, no tengás miedo; la Policía te va a respetar. Cuando te digan que abrás la puerta, abrila y tirate al suelo”. VER MÁS…

Perú: Hoy mal, mañana peor / Fernando Rospigliosi

Análisis del discurso presidencial respecto a seguridad ciudadana.

No parece casualidad que el presidente Ollanta Humala relegara para el final de su discurso de Fiestas Patrias el tema que más preocupa a la mayoría de la población, la seguridad ciudadana. Su gobierno ha fracasado clamorosamente durante cuatro años en reducir la delincuencia y, después de escuchar lo que dijo ayer, quedan pocas dudas de que dentro de un año estaremos peor que hoy. Por eso, probablemente colocó en la última parte este espinoso tema, quizá con la esperanza de que muy pocos lo escuchen. VER MÁS…

Perú: Lima: ¿cómo hacerla más segura? / Gino Costa

Para fortalecer la vigilancia y el patrullaje es necesario involucrar en un solo plan, los recursos de la PNP y municipios

La última publicación de Ciudad Nuestra, que lleva como título la pregunta que el título de esta columna formula, propone en más de 30 páginas una hoja de ruta, con recomendaciones de política pública. Lo central de la propuesta es que la respuesta a la inseguridad se construye de abajo hacia arriba, en el escenario local donde viven los ciudadanos, cuya protección frente a la delincuencia es la principal razón de ser de la política de seguridad ciudadana.

La jurisdicción local más próxima al ciudadano es el distrito, desde donde es preciso reconstruir la capacidad estatal tanto de prevenir el delito a través de la vigilancia y el patrullaje, como de perseguirlo a través de la investigación criminal. VER MÁS…

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores