Perú: La seguridad en el barrio (3/4) / Carlos Basombrío Iglesias

“Barrio Seguro es la estrategia más importante y ambiciosa de prevención de la inseguridad que creo, sin falsas modestias, se ha impulsado hasta ahora en América Latina”.
Uno de los aspectos que más preocupa a la ciudadanía dentro de las múltiples tareas que tiene el Ministerio del Interior es cómo enfrentar la delincuencia urbana, que creció exponencialmente en los últimos 15 años.

Como dije en la primera entrega de esta especie de balance o rendición de cuentas, hay distintos niveles de criminalidad que se deben enfrentar con estrategias diferentes y específicas.

Expliqué primero cómo asumimos el enfrentamiento al crimen organizado en las ciudades; en la segunda entrega hablé sobre cómo habíamos concebido la lucha contra las bandas criminales, especialmente marcas y raqueteros, pero también el masivo fenómeno del robo callejero, expresado principalmente en el robo de celulares. VER MÁS…

 

Anuncios

Perú: 17 meses de lucha contra el delito (2/4) / Carlos Basombrío Iglesias

“Como en todos los países de América Latina y para el caso del mundo, en el Perú se repite la constante de que la gente se siente más segura en su barrio (incluso en los que no son tan tranquilos) que en la ciudad como conjunto.”

En la primera entrega di cuenta de los diferentes niveles de delito violento en el ámbito urbano y de cómo cada uno requiere un acercamiento específico. Describí cuál creo que es la estrategia adecuada para enfrentar las organizaciones criminales. Me ocupo, en esta segunda entrega, de lo que llamaría la ciudad violenta.

 

Como en todos los países de América Latina y para el caso del mundo, en el Perú se repite la constante de que la gente se siente más segura en su barrio (incluso en los que no son tan tranquilos) que en la ciudad como conjunto.

Ello tiene explicaciones múltiples, desde la percepción de que la ciudad es hostil e insegura, que se refuerza cotidianamente por los medios de comunicación donde vemos multiplicados los asesinatos, los robos violentos y cualquier otra situación que, cuando las comparamos con nuestro entorno inmediato (el barrio), tienden en la mayoría de los casos a ser más alarmantes y frente a los cuales nos sentimos menos preparados.

La segunda razón es que mucha de la criminalidad en las ciudades ocurre en los lugares de tránsito y encuentro. Para que haya arrebatos de celulares, tiene que haber paraderos muy congestionados o autos atrapados en medio del tráfico. Para que haya marcas tiene que haber bancos o casas de cambio. Para que haya discotecas y bares donde la violencia se exacerba, tiene que haber puntos de encuentro. O sea, la ciudad. Ese inmenso mundo anónimo donde todos desconfiamos de todos. Donde el diferente es casi sinónimo del peligroso. VER MÁS…

El Salvador: “Esto ya se convirtió en un tema personal entre policías, soldados y pandilleros” / Roberto Valencia

Advierte Rodrigo Ávila: “Vamos a tener que flexibilizar las leyes porque, si se identifica fehacientemente a 70,000 pandilleros, sólo quedaría convertir los estadios de fútbol en penales”. Además de diputado por Arena en la Comisión de Seguridad de la Asamblea y aspirante a retener la curul en las legislativas de marzo, Ávila es la persona que más años ha estado al frente de la Policía Nacional Civil: siete, en dos períodos diferentes. Sorprende que alguien como él tome distancia de las soluciones estrictamente represivas para abordar el fenómeno de las pandillas, y más que se atreva a hacerlo en plena campaña electoral.

El Salvador cerró 2017 con una de las tasas de homicidios más altas del mundo, pero el discurso gubernamental es de éxito.
El discurso del gobierno en materia de seguridad es contradictorio desde que llegaron en 2014. Primero culparon a los medios de crear una percepción de inseguridad, luego dijeron que sólo en unos pocos municipios había violencia, otro tiempo se jactaron de que los muertos eran casi todos pandilleros. Y ahora han cambiado a prevención, prevención y prevención, pero eso lo dicen sólo ante los organismos internacionales, mientras en otros foros aseguran que están enfrentando a las pandillas con todo… ¿Qué pasa? Que este gobierno tiene un enfoque totalmente errado. VER MÁS…

 

¿Por qué tener un índice delictivo metropolitano? (Segunda parte) / Rodrigo Elizarrarás

Este gobierno ya tiró la toalla. Para muestra basta mencionar que uno de los pilares de la estrategia de seguridad –el programa de prevención del delito– no se le asignó un solo peso para el próximo año.

Hay varias señales que indican que este gobierno ya tiró la toalla. Al menos en el tema de seguridad todo indica que así es. Lo cierto es que a cuatro años de la brillante estrategia del gobierno federal aún no hay resultados claros que nos hagan pensar que se resolvieron los temas de los que se quejaban al principio del sexenio. Basta mencionar que uno de los pilares de dicha estrategia –el programa de prevención del delito– no se le asignó un solo peso para el próximo año.

Tres años después, la discusión sobre la calidad de las cifras delictivas en México está un tanto entumecida, por no decir muerta. Ya casi nadie comenta sobre la calidad de los datos delictivos y la metodología empleada por el SESNSP, ni sobre algunos otros indicadores que pudieran ser útiles para el análisis de la inseguridad. En general, los análisis mensuales se basan principalmente en las averiguaciones previas de homicidios dolosos y párele de contar. VER MÁS…

Making Cities Safer: Citizen Security Innovations from Latin / Robert Muggah, Ilona Szabó de Carvalho, Nathalie Alvarado, Lina Marmolejo and Ruddy Wang

Magazine-AE20-300x214Cities are where the policy and practice of citizen security are determined. Although national and subnational strategies are essential to scaling-up crime prevention, cities are where they are put into practice. Because of the way they bring opportunities and risks into focus, cities are natural laboratories of policy innovation to prevent and reduce violence. Some of the most remarkable progress in homicide reduction, crime prevention and public safety in recent decades has occurred in large and medium-sized cities, especially in Latin America and the Caribbean.

This report explores the evidence of what works, and what does not, when it comes to promoting citizen security in Latin American and Caribbean cities. While not exhaustive, the report features a range of positive and less positive experiences of 10 municipalities and metropolitan areas across the region. The goal is to highlight the change in approach from hardline law and order approaches to ones that emphasize multi-sector and preventive measures. The structure of the report is straightforward. Each case study includes a broad overview of the context and problem, a description of the intervention and how it was implemented, and some reflections on the outcomes and impacts. SEE MORE…

El Salvador: Un modelo de prevención de la violencia / Ricardo Antonio Ibarra Manzanares

El modelo de Prevención Social de la Violencia, ejecutado por el padre Pepe Morataya, quien ha venido dirigiendo el Polígono Industrial de Don Bosco, ha demostrado ser un gran impulsor de la transformación de los niños y jóvenes de las zonas de alto riesgo que se encuentran sometidas a la influencia de la delincuencia.

El padre Pepe está demostrando a la comunidad internacional que sí es posible transformar a la sociedad salvadoreña, con verdaderos programas encaminados a desarrollar las habilidades de los jóvenes, lo cual se ha podido comprobar con la conformación de la Orquesta Sinfónica Juvenil integrada por más de 150 jóvenes salvadoreños de bajos recursos económicos, que han trascendido las fronteras patrias y como muestra en este caso me refiero a la exitosa presentación artística de estos jóvenes en la ciudad de Washington, Estados Unidos, en donde supieron deleitar a un público selecto con diferentes obras musicales, entre ellas las bellas notas de nuestro Himno Nacional y El Carbonero que despertó la nostalgia de nuestros connacionales que viven en aquella gran nación. VER MÁS…

América Latina: El investigador del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Pablo Sanguinetti

El impacto de la violencia por la delincuencia en Latinoamérica es de hasta el 6 % de su producto interno bruto (PIB), dijo un funcionario de CAF responsable de un estudio sobre prevención del delito en América Latina.

El director de Análisis Económico del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF, Pablo Sanguinetti, presentó en Panamá el reporte “Por una América Latina más segura”.

Sanguinetti explicó que el informe, dedicado a la prevención y control del delito violento, establece que el 24 % de la población de América Latina tiene como principal preocupación a la delincuencia. VER MÁS…