Bolivia: Imagen de la Policía /  Editorial La Razón

Para que haya más seguridad, cada uniformado debe ser respetado antes que temido

Los anuncios sobre “la reestructuración” de la Policía no son nuevos. Si se revisan los diarios de la década de los años noventa, fácilmente se hallarán varias noticias como esa. De hecho, hace menos de un mes, el Gobierno informó que 5.147 uniformados saldrán a las calles a brindar seguridad. ¿Se ha sentido esta medida? ¿Qué siente un ciudadano cuando ve a un policía?

Los problemas que debe superar la institución del orden son estructurales, suelen alegar con frecuencia las autoridades policiales, un poco para salir del paso, aunque con muchas razones, casi todas, relacionadas con la falta de recursos adecuados para mejorar el patrullaje en ciudades y carreteras. Pero allí, en el ámbito de la dotación de insumos para la seguridad, las responsabilidades recaen también en las gobernaciones y alcaldías, en el marco de sus competencias autonómicas.  VER MÁS…

Brazil: Stray Bullets Are No Accident / Robert Muggah

Thirty-two bullets. That’s all it took to shatter the lives of just as many innocent men, women and children in metropolitan Rio de Janeiro last month. It is an unspeakable tragedy. The victims consist of toddlers and senior citizens — all of them going about their own business. Most of them are residents of low-income neighborhoods, especially the city’s sprawling north zone.

The blame game is in full swing. The state’s Secretary for Public Security has condemned drug trafficking groups, alluding to a “nation of criminals” with brazen disregard for human life. Meanwhile, human rights activists say that the military police are also to blame. Caught in the crossfire, locals are throwing up their hands in resignation. Yet there is nothing accidental about these incidents — they are indicative of a failure of public policy. SEE MORE…

Perú: Robos al paso y a casas son los delitos más reportados en Lima / Jorge Fallen y Sandra Belaunde

La victimización es más alta en los distritos de la periferia y en el Cercado de Lima

Entender cómo los municipios limeños combaten la delincuencia es un paso para hallar la raíz de la alta percepción de inseguridad en la capital. La insatisfacción ciudadana con respecto a la seguridad y la prevención de la delincuencia en Lima Metropolitana continúa en franco aumento: el 78% está insatisfecho con las políticas de seguridad ciudadana y los métodos de prevención de la delincuencia, según el último informe de percepción sobre la calidad de vida elaborado por la ONG Lima Cómo Vamos.

El descontento con este tema parece superar en importancia a otros problemas que también afectan la ciudad. De acuerdo con la última encuesta de El Comercio, elaborada por Ipsos Perú, un 71% de los entrevistados considera la delincuencia e inseguridad ciudadana como el principal inconveniente que enfrenta Lima Metropolitana, muy por encima de otros como el deficiente sistema de transporte público (53%) o la contaminación ambiental (50%). VER MÁS…

México: Catástrofe policial y memoria / Ernesto López Portillo

Lo sucedido en Iguala a fines del pasado mes de septiembre incluye múltiples tragedias. La policial es una de ellas. Los hechos muestran la manera como la delincuencia organizada utiliza a la policía como brazo armado de exterminio. Apenas hace dos semanas, en este espacio escribí que la tortura es una práctica extendida en el quehacer policial en México. En un país donde el INEGI reporta año tras año que la mayoría de los mexicanos confía poco o nada en su policía más próxima, apenas podemos imaginar el impacto que tiene en la conciencia colectiva atestiguar la persistencia de los mas abominables formatos de criminalidad uniformada. VER MÁS…

Venezuela: Fiscal General: La prevención del delito es un tema de todos, no solo del Estado

Así lo afirmó durante el Encuentro Nacional “Prevención es Seguridad Ciudadana”.

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, expresó que la prevención del delito atañe no solo al Estado sino a todos los venezolanos, por lo que considera que la participación de la comunidad es un factor clave en la lucha contra la inseguridad.

La afirmación la realizó durante el Encuentro Nacional “Prevención es Seguridad Ciudadana” celebrado en la Sala Plenaria Manuel Pérez Guerrero del Complejo Urbanístico Parque Central, Caracas, este martes 9 de septiembre, actividad que cuenta con la participación de expertos en el área y representantes de organizaciones comunitarias.

En su ponencia titulada “Prevención del Delito y Derechos Humanos”, Ortega Díaz invitó a la comunidad a desarrollar métodos preventivos que vayan más allá de las sanciones que se aplican luego de la comisión de delitos. VER MÁS…

Perú: ¿Quién protege a la policía? / Editorial El Comercio

Muchas agresiones a efectivos policiales siguen quedando impunes.

Ángel Vigo Noriega, golpeado por dos sujetos en estado de ebriedad. María del Pilar Luna Better y Katerine Aybar Calle, agredidas física y verbalmente mientras trabajaban. Gustavo Pareja García, atropellado por cumplir con sus labores. La lista podría continuar, pero antes nos preguntamos: ¿qué tienen en común estas personas? Todas ellas son efectivos de la Policía Nacional del Perú que en los últimos meses fueron agredidos mientras cumplían sus funciones.

Lamentablemente este tipo de situaciones son pan de cada día y las cifras son desalentadoras. Hace poco el ministro del Interior, Daniel Urresti, declaró que, desde que asumió la cartera menos de mes y medio atrás, 22 policías fueron agredidos en Lima y Callao y hasta el momento tan solo tres de los agresores están con orden de detención preventiva. La impunidad es la regla. VER MÁS…

Perú: Percepciones y fantasías / Fernando Rospigliosi

Análisis de la seguridad ciudadana en el mensaje a la nación del presidente Humala.

Nuevamente el presidente Ollanta Humala desperdició una oportunidad para proponer una política de seguridad ciudadana que responda a la demanda de lo que sigue siendo la mayor preocupación de los peruanos. Los seis minutos que dedicó al tema los gastó básicamente en cifras fantasiosas sobre los supuestos logros alcanzados y sobre los maravillosos resultados que vendrán a consecuencia de nuevas adquisiciones de patrulleros y helicópteros.

No hubo, por supuesto, ninguna autocrítica sobre el fracaso de estos tres años, en los que los delitos han aumentado y los ciudadanos nos sentimos más inseguros. Por el contrario, una absurda autocomplacencia que no ayuda a que el país recobre la confianza en el Gobierno y las autoridades. El presidente habló con orgullo que la “nueva estrategia viene dando buenos resultados”. Lástima que no nos hayamos enterado ni de la nueva estrategia ni de los buenos resultados.

Las cifras que presenta Ollanta Humala sobre los éxitos de su gobierno son grotescas, ridículas. Por ejemplo, dijo que en el curso del último año, julio del 2013 a julio del 2014, se habían detenido a 160.000 personas “por delitos diversos”. Si se les ha apresado por delitos, son delincuentes que deberían estar procesados en el sistema judicial y eventualmente encarcelados. Solo para ellos se requeriría haber construido unos 80 penales en el último año.VER  MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 94 seguidores