Perú: “Lima, ciudad desguarnecida” / Gino Costa

Lima es junto con La Paz, la capital sudamericana más desguarnecida. Siete de cada 10 limeños viven sin vigilancia policial

La inseguridad es el principal problema de Lima, que presenta la sexta victimización por delincuencia más alta entre las capitales del continente y la tercera entre las sudamericanas, después de Quito y La Paz. La extensión del fenómeno delictivo explica la escasa confianza en la policía, una de las más bajas en la región. Alta victimización y baja confianza determinan los elevadísimos niveles de temor.

A pesar de lo anterior, Lima no es una ciudad especialmente violenta. Entre los años 2011 y 2013, su tasa de homicidios fue de solo 4,8 por 100 mil habitantes, que se ubica debajo del promedio nacional y es una de las más bajas entre las capitales del continente. Hay señales, sin embargo, de que la violencia viene creciendo como consecuencia del sicariato y las extorsiones, y del mayor uso de armas de fuego en la comisión de los delitos, que pasó del 5,7% en el 2011 al 7,6% en el 2013. VER MÁS…

Perú: “Ventana de oportunidad” / Gino Costa

La Constitución establece que los municipios brindan servicios de seguridad ciudadana con la cooperación de la policía

Quizá el vacío legal más importante de la política de seguridad está referido a cómo deben interactuar los municipios y la policía en el ámbito local. Se trata de favorecer la cooperación entre dos instituciones que, con frecuencia, duplican esfuerzos y se ignoran olímpicamente. ¿Cómo hacerlo?

La Constitución establece que los municipios brindan servicios de seguridad ciudadana con la cooperación de la policía, de acuerdo a ley. Aunque el texto tiene 22 años de vigencia, todavía esperamos su norma de desarrollo constitucional. La delegación de facultades legislativas es una oportunidad para llenar el vacío. VER MÁS…

El Salvador: Benito Lara: “En materia penitenciaria, encontramos un 327% de hacinamiento, en un año hemos logrado reducirlo a un 295%”/ Yessica Hompanera

El ministro de Seguridad dijo en la Asamblea Legislativa que en su primer año de gestión las cárceles redujeron en un 295% sus condiciones de hacinamiento. El porcentaje, a juzgar por las cifras de población penitenciaria registradas en junio de 2014 y junio de 2015, es un imposible.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, dio esta declaración en el informe de rendición de cuentas que presentó a la Asamblea Legislativa el pasado 18 de junio de 2015, con motivo de su primer año de gestión en esa cartera de Estado. La frase hace alusión a las condiciones de hacinamiento que afectan a más de 30 mil reclusos diseminados en 19 cárceles de El Salvador.

Según la Dirección General de Centro Penales, en junio del 2014 había una población de 27 mil 601 reos en los centros penales del país. Un año más tarde, el número de privados de libertad en las cárceles incrementó a 30 mil 047. En la última semana de junio de 2015 se registraron 122 personas más internadas. Los 19 centros penales tienen una capacidad para albergar 8 mil 100 personas, con lo cual hay una sobrepoblación que triplica la capacidad instalada de las cárceles y provoca hacinamiento, insalubridad, condiciones no aptas para un ser humano. VER MÁS…

Perú: Un 5 de febrero continuo / Carlos Basombrío

La noticia me estremeció. No es la más grave ni la más violenta sobre la delincuencia, pero sí una que revela algo muy profundo. Una combi fue asaltada por individuos armados que les robaron todas sus pertenencias a los pasajeros. Lo novedoso es que ocurrió a plena luz del día, a las tres de la tarde, y en la avenida Arenales, una de las centrales y más transitadas de la ciudad.

Esto me parece indicativo de un cambio que quizá pueda llamarse cultural o actitudinal, por el cual mucha gente que no lo haría en otras circunstancias se atreve a delinquir a partir de la sensación de que ya no hay ley. Y no me refiero a que en ese momento no haya habido un policía en la esquina, sino a algo más profundo y simbólico: no hay autoridad. VER MÁS…

Perú: Ventana de oportunidad” / Gino Costa

La Constitución establece que los municipios brindan servicios de seguridad ciudadana con la cooperación de la policía

Quizá el vacío legal más importante de la política de seguridad está referido a cómo deben interactuar los municipios y la policía en el ámbito local. Se trata de favorecer la cooperación entre dos instituciones que, con frecuencia, duplican esfuerzos y se ignoran olímpicamente. ¿Cómo hacerlo?

La Constitución establece que los municipios brindan servicios de seguridad ciudadana con la cooperación de la policía, de acuerdo a ley. Aunque el texto tiene 22 años de vigencia, todavía esperamos su norma de desarrollo constitucional. La delegación de facultades legislativas es una oportunidad para llenar el vacío.  VER MÁS…

Perú: Comisarías cambiarán su ámbito territorial en dos años

Uno de los problemas que complica la labor de la policía en algunas de las 110 comisarías de Lima es la organización territorial de estas dependencias en los 43 distritos capitalinos. La razón: cada comisaría tiene una jurisdicción, donde operan sus efectivos, que no siempre se enmarca en los límites del distrito donde se ubica.

Así, una sola comisaría puede atender a zonas de dos o más distritos. Por ejemplo, si un delito es cometido en la urbanización Chacarilla (Santiago de Surco), la denuncia deberá ser atendida por la comisaría del mismo nombre pese a que se encuentra en San Borja. Esto, porque su jurisdicción abarca ambos distritos. VER MÁS…

Brazil’s prison system faces ‘profound deterioration’ if youth crime law passes

Brazil’s justice minister has described his country’s violent and overcrowded prison system as “terrible” and warned that it will only get worse if congress votes this week to lower the age of criminal responsibility.

José Eduardo Cardozo ordered the early publication of a justice ministry report on prison overcrowding ahead of a vote on Tuesday over legislation which would reduce the age of criminal responsibility from 18 to 16 for serious offences involving violence.

The new statistics show that Brazil’s prison population has doubled in the last 10 years and now contains more than 220,000 inmates over its capacity. Lowering the age of criminal responibility will add up to 40,000 more inmates to the system, Cardozo said. SEE MORE…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 106 seguidores