Jamaica: Despenaliza el consumo de mariguana

La nueva ley establece que la posesión de pequeñas dosis no es un motivo de arresto, y autoriza el uso con fines religiosos, medicinales, científicos y terapéuticos.

Tras décadas de debate, el consumo de pequeñas cantidades de mariguana con fines medicinales y religiosos es desde hoy legal en Jamaica, un país donde esta planta es venerada por rastafaris, cantada por músicos de reggae y promocionada casi como un producto nacional.

Los cambios legislativos estipulan que ya no será delito consumir mariguana en pequeñas cantidades ni portar un máximo de dos onzas (56 gramos).

Así lo estableció la Cámara de Representantes de Jamaica, al aprobar anoche en último debate una enmienda a la Ley de Drogas Peligrosas de 1948 que despenaliza el consumo de mariguana. A comienzos de mes la iniciativa ya había recibió el visto bueno del Senado. VER  MÁS…

Uruguay: «Alguien tiene que ser el primero» La iniciativa uruguaya sobre el cannabis: ¿un modelo regional? / Sebastián Valdomir

Uruguay avanzó en una propuesta innovadora que se plantea regular el ciclo completo de producción, distribución, comercialización y consumo de cannabis psicoactivo en todo el territorio nacional, creando un mercado legal y controlado por el Estado. Este giro, alentado bajo la presidencia de José Mujica, pese a la reticencia del presidente recientemente electo, Tabaré Vázquez, generó expectativa en el exterior, diversas polémicas en la reciente campaña electoral y numerosos desafíos para aplicar la nueva legislación, que se aleja de la tradicional «guerra contra las drogas». VER MÁS…

América Latina: Política de drogas: obstáculos y próximos pasos / Aram Barra

Quienes proponen una aproximación represiva como eje del combate contra el narcotráfico y de la política de drogas no han logrado demostrar una reducción real en la producción ni en el consumo de sustancias hoy controladas. No obstante, las ideas sedimentadas sobre esta temática aumentan los costos políticos para quienes se proponen modificar el sentido común y las políticas públicas. Los cambios recientes en las legislaciones de Washington y Colorado, en Estados Unidos, así como en Uruguay, muestran otros caminos que es posible seguir, pero también los obstáculos para transitarlos. VER MÁS…

Brasil: ‘O foco da repressão ao tráfico deveria ser no crime violento’, diz especialista em política de drogas / Dandara Tinoco

Para Ilona Szabó, coordenadora da Comissão Global de Política sobre Drogas e Democracia e fundadora do Igarapé, regulamentar cultivo seria um choque para crime organizado

Regulamentar o cultivo de maconha para o uso pessoal “seria um baque para o poder do crime organizado”. A afirmação é de Ilona Szabó, coordenadora da Comissão Global de Política sobre Drogas e Democracia, onde trabalha ao lado de autoridades como o ex-presidente Fernando Henrique Cardoso. Também fundadora do Igarapé, instituto dedicado às agendas de segurança e desenvolvimento, a cientista política comenta casos recentes de prisão de cultivadores classificados como traficantes, caso de André da Cruz Teixeira Leite, o Cert, um dos fundadores da banda de rap Cone Crew Diretoria, preso no fim de semana. Para ela, o foco da repressão ao tráfico deveriam ser crimes violentos. LEIA MAIS…

 

US: Can Washington Still Dictate Drug Policy in the Americas? / Coletta A. Youngers and Adam Schaffer

Washington has succeeded in creating an entrenched drug-war bureaucracy across Latin America. But the momentum in favor of reform is building in unexpected places.

For decades, the U.S. government has imposed its repressive drug-control policies across Latin America and the Caribbean, using diplomatic, political, and economic pressure as needed. Long-simmering resentment to this approach, combined with waning U.S. political influence, has led to a dramatic turning of the tide: Latin American countries are now driving an unprecedented international drug policy debate.

A disconnect between U.S. drug policies at home and abroad has also played a role in motivating the opposition to U.S.-dictated drug policies. While this disconnect is most visible in state-led initiatives to create legal, regulated cannabis markets (now approved in four states and the District of Columbia), the Obama administration has also undertaken two significant domestic initiatives: It has placed greater priority on a public health approach, and has dramatically expanded access to drug treatment through the Affordable Care Act. SEE MORE…

 

Perú: Una nueva oportunidad en seguridad ciudadana

A mediados de julio de 2014 un grupo de ciudadanos preocupados por el incremento de la inseguridad publicamos un pronunciamiento, “Liderazgo y voluntad políticapara la seguridad ciudadana” donde, partiendo de la constatación de un incremento cuantitativo y cualitativo de la actividad delictiva en el Perú, señalábamos que un factor fundamental para explicar ese aumento radicaba en la debilidad y permeabilidad a la corrupción de las instituciones, en particular las encargadas de combatir el delito como la Policía Nacional, Poder Judicial, Ministerio Público e Instituto Nacional Penitenciario.

También advertíamos que el entonces recién nombrado ministro del Interior, además de ser una persona severamente cuestionada por graves denuncias en materia de derechos humanos, tenía un comportamiento errático y carecía de un diagnóstico preciso, de estrategia y rumbo claros, concluyendo que necesitamos instituciones y no salvadores televisivos que las reemplacen. VER MÁS…

Bolivia: Policía, sin personal ni equipos para controlar las seis cárceles / Karen Carrillo

A pesar de que la matanza en la cárcel de El Abra develó la precariedad de los recintos penitenciarios en el departamento, las acciones para mejorar el control de la Policía, el personal de seguridad y la infraestructura son insuficientes

A cinco meses de la matanza en la cárcel de El Abra que reveló la deficiencia en la seguridad carcelaria en el departamento, las acciones inmediatas para optimizar el control que realiza la Policía y mejorar la infraestructura de los recintos penitenciarios son insuficientes.

En un recorrido por los penales de San Antonio, San Sebastián Mujeres, San Sebastián Varones, San Pedro de Sacaba, El Abra y San Pablo de Quillacollo, que cuentan con 2.500 privados de libertad, se evidenció que las necesidades se repiten. La Policía trabaja en condiciones precarias, hacinamiento y sin las herramientas necesarias. VER MÁS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores